Los sondeos franceses rebajan las expectativas de Macron y recortan la distancia con Le Pen

Macron y Le Pen votan en la segunda vuelta de las presidenciales francesas.
Macron y Le Pen votan en la segunda vuelta de las presidenciales francesas de 2017.
AGENCIAS

Francia celebra este domingo 10 de abril la primera vuelta de sus elecciones presidenciales. Esta carrera hacia el Palacio del Elíseo ha coincidido con la guerra en Ucrania y la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea, que le corresponde a Francia este primer semestre de 2022. Ambos factores han marcado la agenda internacional del candidato a la reelección Emmanuel Macron, que si bien al principio de la campaña salía fortalecido en las encuestas de intención de voto, a dos días de los comicios, los estudios demoscópicos han rebajado sus expectativas y le han acercado a la líder del partido ultraderechista Agrupación Nacional, Marine Le Pen, que partió de una gran diferencia y ahora casi empata e incluso supera, según algunos sondeos, al actual presidente. 

Lo que parece que es casi seguro es que ambos candidatos serán quienes se vean las caras en la segunda vuelta, prevista para el domingo 24 de abril. Lejos quedan las opciones del único líder de la izquierda con opciones iniciales al segundo turno, el insumiso Jean-Luc Mélenchon, que cuenta con entre el 14% y el 18% de intención de voto, y también las de la presidenta de la región parisina, la conservadora Valérie Pécrese o el polemista ultraderechisa Éric Zemmour.

Sin embargo, si bien al inicio de la campaña Macron y Le Pen llegaron a contar con 13 puntos porcentuales de diferencia en intención de votos y las encuestan daban como favorito y claro vencedor al actual presidente y candidato de La República en Marcha, ahora las gráficas llegan incluso a tocarse, según algunas encuestas, y la diferencia entre ambos líderes se sitúa a entre cuatro y cinco puntos porcentuales.

En datos, si a 9 de marzo Macron contaba con el 30% de intención de voto y Le Pen con el 17%, a 7 de abril, estos guarismos son del 28 y 24 por ciento, respectivamente.

Según interpreta la corresponsal en Bruselas de Radio Francia Internacional y France24, Esther Herrera, el liderazgo que exhibió Macron como mediador en el conflicto en Ucrania, negociando incluso con el presidente ruso, Vladímir Putin, "le ha podido empujar en las encuestas" de hace un mes, "pero mucha gente ha podido sentir que está más preocupado por Ucrania que por el electorado. Algunas encuestas reflejan que Macron no había estado suficientemente activo en la campaña y quizá esto ha dificultado que mucha gente se movilice y se ha encallado en las encuestas". 

Por su parte, Le Pen "está empujando mucho" en los sondeos: "a dos días de las elecciones la diferencia es mucho más ajustada de lo que era hace solo un mes". Para Herrera, este cambio muestra que "el electorado de la extrema derecha es muy fiel y esto nos lo demuestra que las relaciones de Le Pen con Putin y el Kremlin, incluido la financiación de su partido, no la han castigado". La corresponsal apunta otro aspecto: "Estamos viendo muy claramente ya las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania, que están afectando a los bolsillos de la gente. Esta semana, el precio de la luz alcanzó en Francia los 3.000 euros/MWh, cifra nunca vista en España, porque tienen el parque de centrales nucleares paralizado. Aquí es donde Le Pen está actuando, diciendo que 'esto no va a ocurrir conmigo, yo lucho por la economía de las personas que más lo necesitan'". 

Con todo, Herrara augura que ambos pasarán a la segunda vuelta en una votación que se prevé "muy ajustada". Pero "quedan dos días aún y con las encuestas hay que ser cautelosos porque no sería la primera vez que nos dan una sorpresa", concluye.

Los diferentes institutos demoscópicos han señalado desde hace más de una semana una rebaja de las expectativas para Macron y un aumento de las de Le Pen. Así por ejemplo, la encuesta realizada por Way-Kéa Partners con 1838 personas y publicada este jueves en Les Echos daba al presidente un 26% de las intenciones de voto, cuando hace dos semanas estaba en el 30%, mientras que a la líder ultraderechista le atribuía un 22%, dos puntos más que hace una semana.

Según otra encuesta realizada por Ipsos, también este jueves, con 981 personas y publicada en Le Parisien y France Info, el 26,5% de los votantes depositaría la papeleta de Macron, mientras que el 23% lo haría con la de Le Pen.

Otro de los estudios publicados esta semana, también el jueves, realizado por Odoxa con 1595 personas para los medios L'Obs y Mascaret, daba el 28% de los votos a Macron y 24%, a Le Pen (el porcentaje más alto augurado para la ultraderechista hasta la fecha).

El resto del pastel se los reparten los candidatos que no tienen opciones de pasar a la segunda vuelta, según los sondeos recogidos por el diario francés Le Monde, que dan entre un 14 y un 18% a Mélenchon, entre un 7 y un 10% para Zemmour y Pécresse, entre un 4 y un 7% para el ecologista Yannick Jadot y entre un 2,1 y un 4% para el comunista Fabien Roussel.

Segunda vuelta

De cara a la segunda jornada decisiva, los sondeos los presentan más cerca que nunca, aunque hasta ahora siempre con ventaja para Macron. Según los datos recopilados por Politico, Macron obtendría el 53% de los votos el 24 de abril y Le Pen el 47%. En 2017, el presidente obtuvo el 66,1% de los votos y Le Pen, el 33.9%. Este año, otra gran preocupación es la abstención: se calcula que un 30% del electorado no acudirá a las urnas.

Tal y como apunta un reciente artículo publicado por varios investigadores del Centro de Investigación de Relaciones Internacionales de Barcelona (CIDOB), "el presidente Emmanuel Macron se juega su continuidad con la abstención como principal reto". "Será el momento de confirmar la reedición del duelo entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen, de cara a la segunda vuelta... Sin embargo, la ventaja de Macron es engañosa. La capacidad de movilización del presidente es hoy inferior a la de cinco años atrás, como también lo es el peso del voto útil para frenar a la extrema derecha".

Según otro estudio demoscópico realizado por Ifop, en una eventual segunda vuelta entre estos dos candidatos, el presidente saliente conseguiría el 52% de los votos, mientras Le Pen se quedaría con un 48%.

Por otro lado, la encuesta de opinión realizada por Odoxa este jueves daba un 55% de los votos a Macron en la segunda vuelta, mientras que Le Pen se quedaría con el 45% de las papeletas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento