El coste de "fugarse de una gasolinera sin pagar" no es de 156 euros: es un bulo

El bulo de las gasolineras
El bulo de las gasolineras
CAPTURA

A raíz del aumento en los precios del combustible, se ha viralizado en redes sociales un texto que asegura que “la multa para fugarse de la gasolinera sin pagar es de 156€” y que si la pagamos en tres días “es la mitad, 78€”. Nos habéis preguntado por esta cadena a través del servicio de WhatsApp de Maldita.es +34 644 229 319.

Sin embargo, se trata de un bulo. La Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEE) y expertos en derecho penal explican a Maldita.es que marcharse sin pagar de una gasolinera no es sólo una infracción administrativa, sino que está considerado como un delito de estafa, tipificado en el Código Penal. El coste de la multa dependerá de la sentencia que emita el poder judicial.

La multa por "fugarse de la gasolinera sin pagar" no es fija y se contempla como delito de estafa

Las cifras que indica la cadena que circula y que asegura que “la multa para fugarse de la gasolinera sin pagar es de 156,00€” es “incorrecta”, nos explica Josep-María Tamarit Sumalla, catedrático de Derecho Penal en la Universitat Oberta de Catalunya.

“Es un delito de estafa. Si la cuantía de lo defraudado es inferior a 400 euros, lo habitual en la mayor parte de vehículos (aunque puede no ser así en camiones o autobuses) sería un delito leve. Hay sentencias en este sentido”, añade.

"No es una mera infracción administrativa que se castigue con una multa no penal", nos explica el también catedrático de Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Madrid, Manuel Cancio.

De hecho, si hacemos una búsqueda en la página web del Centro de Documentación Judicial (CENDOJ) podemos encontrar sentencias que así lo indican. Por ejemplo, la Audiencia Provincial de Burgos dictó una sentencia el pasado mes de diciembre contra una persona que “abonó solo 3,50 euros pese a que continuó con el repostaje tras el pago de este importe” y se marchó de la estación de servicio "sin abonar los 35,50 euros que adeudaba”.

La persona fue condenada como autora de un delito leve de estafa, tipificado en los artículos 248 y 249 del Código Penal, a “una pena de un mes de multa con una cuota diaria de seis euros con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago”. También se le condenó a indemnizar a la estación de servicio de la que se marchó con 35,50 euros. Por tanto, podemos ver que la suma de estas cantidades es superior a 156 euros, como indica el texto que circula.

Cuando se trata de autosuministro, según Tamarit, “podría sostenerse que es un hurto (artículos 234 y 235 del Código Penal), pero la pena sería la misma”.

Por tanto, en caso de delito leve “la pena sería de multa de entre uno y tres meses, tanto en la estafa como en el hurto”, explica el catedrático en Derecho Penal de la Universitat Oberta de Catalunya. Además, añade que la persona condenada “debería indemnizar al propietario por el perjuicio ocasionado”, tal y como indicaba la anterior sentencia de la Audiencia Provincial de Burgos.

Según los expertos, la condena es superior si se reincide. Si una persona se marcha de una gasolinera sin pagar y ya tiene “tres condenas anteriores, la pena pasa a ser de prisión”, indica Cancio a Maldita.es. Con él coincide Tamarit.

Las cámaras de las estaciones de servicio permiten identificar a las personas que se vayan sin pagar, según la CEEE

“Es la estación de servicio quien solicita la multa en cada caso. Hay veces en las que es posible que la persona se ha despistado y se ha ido sin pagar sin darse cuenta. Ahí se suelen pedir cantidades bajas de multa. Pero si la persona es reincidente, se piden multas más altas”, indican desde la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEE) a Maldita.es.

Añaden que los empleados de las gasolineras están obligados a denunciar cada caso. Además, recuerdan que “las estaciones de servicio cuentan con cámaras de seguridad” que permitirían identificar a los que se vayan sin pagar y que existe “un registro de las personas que se van sin pagar" que comparten "las estaciones de servicio”.

En definitiva, es un bulo que fugarse de una gasolinera sin pagar tenga un coste fijo de 156 euros tal y como indica el texto que circula. Según los expertos en derecho penal se considera un delito leve de estafa, en caso de que el precio del repostaje sea inferior a 400 euros, y la multa dependerá de la sentencia que se dicte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento