El túnel de Glòries para entrar en Barcelona se abrirá al tráfico el 3 de abril

  • Esta actuación permitirá generar un nuevo espacio para la ciudadanía libre de coches.
  • La Guàrdia Urbana empezará a desviar la circulación a última hora del sábado 2 de abril.
  • La previsión es que a las 08:00 del domingo 3 de abril el túnel de entrada a Barcelona esté completamente operativo.
El túnel de Glòries en sentido Besòs.
El túnel de Glòries en sentido Besòs.
EUROPA PRESS

Tras más de seis años de obras, el túnel de Glòries por fin está a punto para entrar en servicio al completo. El tramo en sentido Llobregat -el de entrada en Barcelona- abrirá al tráfico el 3 de abril, de manera que los vehículos podrán circular por ambos sentidos del túnel después de que el de sentido Besòs se abriera el pasado 6 de noviembre, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado. 

Esta actuación, que se inició en 2014 con la deconstrucción del antiguo anillo vial, permitirá que el tráfico que actualmente circula por el exterior lo haga por los túneles y así generar en la superficie "un nuevo espacio para la ciudadanía libre de coches".

Se prevé que a última hora del sábado 2 de abril la Guardia Urbana inicie los desvíos de tráfico para la implantación de la nueva configuración vial con el objetivo de que el túnel quede completamente operativo en torno a las 8.00 horas del domingo 3 de abril.

La principal afectación a la movilidad será que entre las calles Bilbao y Padilla los vehículos no podrán circular por la Gran Via en superficie y solo se permitirá el paso del tráfico a vecinos, servicios, transporte público y vehículos de emergencia, que tendrán que desplazarse por los laterales, entre el tramo Bilbao-Independència y el de Castillejos-Padilla.

De este modo, la superficie de la plaza de las Glòries quedará completamente libre del tráfico privado y se permitirá el paso a viandantes, bicicletas y transporte público (autobuses y taxi).

Mapa de la apertura del túnel de Glòries en sentido Llobregat.
Mapa de la apertura del túnel de Glòries en sentido Llobregat.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Alternativas de movilidad

Con esta nueva configuración, los vehículos que circulen por el túnel, al salir, tendrán la opción de subir por la calle Padilla (carril derecho) o bien por la calle Marina (carril central) y, en línea recta por la Gran Via, desde el carril izquierdo, solo podrán circular los autobuses.

Antes de entrar al túnel, a la altura de la Rambla de Poblenou, habrá una salida hacia el lateral de la Gran Via exclusiva para los buses y los taxis, y el resto de vehículos que circulen por la C-31 y quieran acceder al lateral de la Gran Via tendrán que usar la salida 207 Bac de Roda/Poblenou.

Asimismo, las modificaciones provocarán la eliminación del actual giro desde el ámbito central de la Gran Via en sentido Llobregat hacia la calle Independència: los vehículos que usaban este itinerario para conectar con la calle Aragó podrán salir por la salida 207 Bac de Roda/Poblenou, continuar por Bac de Roda y después girar hacia Aragó o Mallorca, o bien seguir en la C-31 hacia el interior del túnel y llegar a Aragó a través de Padilla o Marina.

La calle de la Llacuna quedará sin conexión con la Gran Via en sentido Llobregat y solo estará operativo un carril para acceder al lateral mar, en sentido Besòs (vados y servicios); y en el tramo entre la calle Perú y Gran Via, la calle Llacuna se pacificará y se permitirá la circulación solo para uso vecinal y para acceder a la zona de carga y descarga del centro comercial.

Carril Bus

Del mismo modo que el túnel en sentido Besòs, el sentido Llobregat contará también con un nuevo tramo de carril bus que permitirá que los buses que vengan del carril bus de la C31 puedan enlazar con el de la Gran Via, travesando Glòries y llegando hasta el centro de la ciudad con un carril.

Desde la deconstrucción del antiguo anillo vial, ha disminuido los vehículos que circulaban por este ámbito, pasando de los 95.000 diarios (45.000 en sentido Llobregat y 50.000 en sentido Besòs) a los 78.000 vehículos diarios actuales (43.000 en sentido Llobregat y 35.000 en sentido Besòs).

"No es una autopista"

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, ha señalado este viernes que el túnel de Glòries es "una infraestructura indispensable para hacer posible muchas actividades y proyectos" sobre él y que "posibilita que en plaza haya vida". 

También ha recordado que "no es una autopista" y ha destacado que "prioriza el transporte público".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento