¿Una Asamblea de Madrid más reducida? Por qué ahora, con qué apoyos cuenta y quién se beneficia de quitar 45 diputados

La Asamblea de Madrid aprobará este jueves la bajada del IRPF en el tramo autonómico propuesta por el Gobierno de Ayuso
Imagen de archivo de un pleno en la Asamblea de Madrid. 
20M EP

El PP y Vox registraron este martes una proposición no de ley para modificar el Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid. La iniciativa conjunta de los socios de investidura, que ya han aprobado juntos los presupuestos autonómicos para 2022 o la rebaja de medio punto del IRPF, tiene un solo objetivo: la reducción del número de escaños de la Asamblea regional.

No es un proyecto nuevo. Desde junio de 2021 es un tema recurrente. De hecho, se puede decir que con este pacto echó a andar la legislatura, ya que el compromiso de ambos partidos para adelgazar la Cámara de Vallecas propició la formación de la Mesa y la posterior elección de Isabel Díaz Ayuso como presidenta autonómica.

PP y Vox defienden un parlamento autonómico de menor tamaño al actual, el mayor de España con 136 diputados, porque el hemiciclo no ha dejado de crecer en los últimos años. Mientras, partidos de izquierda como Más Madrid o Unidas Podemos ven en esta iniciativa un intento de socavar la acción de la oposición. El PSOE se abre a dialogar con los impulsores de la propuesta... siempre que la reducción de la Asamblea no sea el único aspecto que se contemple en esta reforma del Estatuto de Autonomía. 

El entendimiento entre las formaciones políticas con representación en la Cámara es indispensable para que la modificación salga adelante. Estas son algunas de las claves de la iniciativa que se impulsó este martes. 

¿Es la primera reducción que se propone?

No. De hecho, en 2018, siendo presidenta autonómica Cristina Cifuentes, se llegó a lanzar una iniciativa de reforma del Estatuto para eliminar aforamientos y reducir diputados en la Asamblea, entre otras cuestiones. Desde entonces, el tema vuelve a la primera plana de la actualidad política madrileña con diferente intensidad. 

¿Qué defienden sus impulsores?

PP y Vox quieren cambiar el sistema de configuración de la Asamblea que aparece en el Estatuto de Autonomía. Esta ley prescribe que la Cámara tendrá un escaño por cada 50.000 habitantes o fracción superior a 25.000. Esta fórmula ha hecho que el parlamento regional no haya dejado de crecer en los últimos años. De las elecciones de 2019 a las de 2021 ganó cuatro escaños, al pasar de 132 a 136, una cifra que le convirtió en el hemiciclo más grande de España, tras superar al Parlament de Cataluña (135 diputados). 

La iniciativa que defienden los populares y el partido de Santiago Abascal defiende desvincular el tamaño de la Asamblea de la población fijando la cifra de escaños en el Estatuto. El número por el que se ha optado es 91 diputados, un tamaño que ya se superó en la I Legislatura (1983-1987), ya que en la segunda ya hubo 108 escaños. 

Vox defiende que si la proposición de ley que han presentado esta semana se convierte en realidad, el ahorro para las arcas públicas de la Comunidad ascendería a 2,5 millones de euros. 

¿Cuál es la postura de los detractores?

"Les sobra la democracia, los diputados y el parlamentarismo", dijo Mónica García, portavoz de Más Madrid, tras conocer la propuesta. "Es un acuerdo oscuro y unilateral encaminado a recortar la democracia", opinó Carolina Alonso, de Unidas Podemos. Ambas formaciones se han posicionado en contra de la iniciativa. 

Además, en la formación morada consideran que esta iniciativa va encaminada a entorpecer la labor de fiscalización al Gobierno en la Asamblea. "En una Asamblea con 91 diputados la oposición tendría, a lo sumo 45 diputados, sea cual sea su composición y en el mejor de los casos", afirmó Jacinto Morano, diputado regional de Unidas Podemos, quien rechaza la tesis del ahorro de costes políticos como leitmotiv de la iniciativa. 

¿Qué plazos se manejan?

La líder de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, expresó este martes su deseo de que las próximas elecciones autonómicas, que se celebrarán en mayo de 2023, se desarrollaran acorde con un nuevo Estatuto de Autonomía que estableciera que el tamaño de la Asamblea es de 91 diputados. 

Para que eso suceda, PP y Vox tendrán que emplearse a fondo para conseguir los 'síes' suficientes para configurar la mayoría cualificada que exige la reforma, que es de dos tercios de los 136 diputados. 

La toma en consideración de la proposición de ley en el pleno se espera para abril. Previsiblemente se aprobará, por lo que se iniciarán los trámites parlamentarios de constitución de una ponencia, presentación de enmiendas... Para completar todos ellos, los impulsores de la reforma no tienen demasiado tiempo, al menos parlamentariamente hablando. El tiempo del que disponen para trabajar es el que resta de este periodo de sesiones, que llega hasta julio; el periodo completo que va de septiembre a diciembre de 2022 y solo una parte del que empezará en febrero de 2023, dado que la Cámara dejará de trabajar unas semanas antes de mayo de 2023 por la convocatoria electoral. 

Además, la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid, si llega a ser aprobada por la Asamblea, tendría que remitirse al Congreso de los Diputados, ya que adopta la forma jurídica de ley orgánica, que se aprueba por las Cortes Generales. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento