Cambray retrocede en el segundo día de huelga educativa: los centros podrán mantener el currículum el próximo curso

El conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, durante su comparecencia en la sede del Departamento.
El conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, durante su comparecencia en la sede del Departamento.
María Belmez / ACN

El conseller de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, ha anunciado este miércoles, en el segundo día de huelga educativa en Cataluña, que las escuelas e institutos que así lo prefieran podrán no aplicar el nuevo currículum escolar el próximo curso. Tras la protesta masiva de este martes, el conseller ha descartado dimitir como pedían los manifestantes y ha asegurado que se siente "con toda la fuerza para seguir avanzando".

En rueda de prensa en la sede del Departamento de Educación, convocada tras cancelar la inauguración prevista en el Saló de l'Ensenyament por la protesta de los docentes, que han irrumpido en el pabellón, el conseller ha asegurado que los cambios en el currículum son "impuestos por el despliegue de la LOMLOE" estatal. Sin embargo, ha dicho que "entiende" las dificultades que puede suponer su implantación el próximo curso, por lo que, por una parte, permitirá que los centros puedan aplazar la aplicación del nuevo currículum y, por otra, posibilitará que aquéllos "que quieran ir avanzando en este cambio puedan hacerlo con cobertura del Departamento de Educación".

Cambray también ha explicado que han recibido más de 500 aportaciones en el proceso participativo del borrador del nuevo currículum y que, con ellas, "mejorarán" el documento y lo presentarán "a partir de la semana que viene" en los centros educativos.

USTEC considera "insuficiente" el anuncio

El sindicato de profesores USTEC ha considerado este miércoles que el anuncio del conseller es "insuficiente" y ha criticado que el aplazamiento de la aplicación del nuevo currículum fuera "innegociable" el martes y ahora se haya concedido, algo que han calificado de "increíble". Respecto al resto de reivindicaciones, han pedido una "respuesta firme" y han anunciado resistencia: "Si el conseller es inmovilista, nosotras también lo seremos".

En su intervención, Cambray ha dicho que el seguimiento de la huelga "muestra el cansancio de los docentes" y ha insistido en que hará "todos los gestos que hagan falta". También ha repetido que está abierto al diálogo con los sindicatos, a quienes ha pedido que vuelvan a las mesas de negociación.

Respecto a las reivindicaciones de los sindicatos, el conseller ha defendido que, durante los 10 meses que lleva en el cargo, han "comenzado a revertir algunos de estos recortes y a dar respuesta a alguna de estas demandas". En este sentido, ha señalado cuatro: que han "iniciado el camino de reducir las ratios"; que, de cara al próximo curso, habrá más recursos para los alumnos vulnerables; que los docentes dejarán de hacer sustituciones de menos de media jornada y que "con las convocatorias que se han hecho", el porcentaje de interinidad, que era de un 34% en 2018, pasará a ser de un 10% en 2024.

Mantiene el nuevo calendario

Por otra parte, el conseller ha apuntado que no habrá ningún cambio en el calendario escolar del curso 2022-2023, que avanza su inicio una semana, al 5 de septiembre. Sobre este hecho, ha añadido que el sistema "está preparado para hacerlo", aunque sí ha abierto la puerta a hablar sobre cómo se acaba desplegando y sobre qué mejoras se pueden añadir.

Por último, Cambray ha esperado poder anunciar en breve la retirada de las mascarillas en las aulas. De cara al próximo curso escolar, ha esperado que pueda ser "con la máxima normalidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento