Dina Bousselham exonera ante el juez a Pablo Iglesias de cualquier responsabilidad en el robo de su móvil

  • La Policía informó al juez de que ha sido imposible determinar quién destruyó la tarjeta de memoria.
  • Figuran como imputados el comisario jubilado José Manuel Villarejo y los que fueran director y subdirector de 'Interviú', Alberto Pozas y Luis Rendueles.
Montaje de Dina Bousselham y Pablo Iglesias.
Montaje de Dina Bousselham y Pablo Iglesias.
EFE

La exasesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham, declaró este martes como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón y exoneró de cualquier responsabilidad en el robo de su móvil y la posterior destrucción de la tarjeta de memoria del dispositivo al que fuera entonces su jefe y líder de Podemos.

Bousselham aseguró al magistrado que no tiene nada que reprochar a Iglesias, e insistió en que lo importante de este caso es el robo del terminal mientras estaba en un centro comercial en 2015.

Fuentes jurídicas explicaron que la exasesora cerró cualquier posibilidad de seguir investigando a Iglesias por estos hechos. Dos meses después del robo, la tarjeta SD del teléfono acabó en la redacción de la revista 'Interviú', cuyo director acabó citando a Pablo Iglesias para devolvérsela en enero de 2016. Sin embargo, el líder de Podemos no se la devolvió a Bousselham hasta varios meses después completamente destruida.

No obstante, el contenido de esa tarjeta fue publicado parcialmente por otros medios de comunicación justo antes de unas elecciones generales en las que Iglesias se presentaba como candidato, provocando un menoscabo de su imagen pública.

Esta instrucción está tocando a su fin, después de que los especialistas de la Policía informaran al juez de que les ha sido imposible determinar quién destruyó la tarjeta de memoria o la identidad de la última persona que accedió a su contenido.

De hecho, la declaración de Bousselham, de su pareja de entones, Ricardo Sa Ferreira, y del exdirector adjunto operativo (DAO) de la Policía, Eugenio Pino, que también estaban citados este martes, es la recta final de esta investigación en la que sólo figuran como imputados el comisario jubilado José Manuel Villarejo y los que fueran director y subdirector de 'Interviú', Alberto Pozas y Luis Rendueles.

En los registros realizados por la Policía en el domicilio de Villarejo se hallaron archivos de memoria que contenían datos de la tarjeta SD, que les fueron entregados por los dos periodistas al comisario.

Pero el juez también investigó a lo largo de la instrucción el papel de Iglesias, al que trató de imputar mientras era vicepresidente del Gobierno, razón por la cual elevó exposición razonada al Tribunal Supremo para que lo investigara por daños informáticos, revelación de secretos y denuncia falsa. El alto tribunal lo rechazó y le devolvió el caso.

Según fuentes presentes en la declaración, Bousselham insistió en que no tiene nada que perdonar a Iglesias, al tiempo que dijo que se siente perjudicada por la actuación de las tres personas que continúan imputadas.

Tanto Rendueles como Pozas defienden que entregaron el USB a Villarejo en su calidad de comisario para que se incorporara a la investigación que sobre Podemos se estaba realizado por la Audiencia Nacional, pero en su declaración de este martes el comisario Pino negó que Villarejo le entregara ese dispositivo de memoria, aunque no pudo descartar que estuviera en marcha alguna investigación sobre Podemos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento