Los bombardeos rusos se ceban con las zonas residenciales en Ucrania pese a las negociaciones entre ambos bandos

Movimiento de refugiados por la guerra.
Movimiento de refugiados por la guerra.
Carlos Gámez
Movimiento de refugiados por la guerra.
La policía ucraniana examina el lugar de la explosión en el distrito de Obolon, en Kiev.
Atlas

Tanto en Kiev, como en la región de Sumy y en la vecina Járkov, el silbido y posterior estruendo de los proyectiles impactando contra edificios residenciales se ha convertido en el sonido de fondo de una guerra que cumple ya veinte días. Al tiempo, este martes se llevará a cabo la quinta ronda de negociación entre rusos y ucranianos, que desde este lunes se realizarán diariamente pese a no alcanzar todavía ningún acuerdo sustancial.

El Ejército ruso ha vuelto a atacar esta madrugada algunos barrios residenciales de la capital de Kiev, mientras las tropas avanzan lentamente para cercar por completo la ciudad y donde las autoridades ucranianas han impuesto desde este martes a las 20.00 hora local un nuevo toque de queda que finalizará el próximo día 17.

Según la agencia ucraniana Ukrinform, que publicó una fotografía de un edificio residencial en llamas, esta noche se escucharon al menos 4 explosiones en Kiev por culpa de un ataque aéreo ruso. Antes, según el canal Ucrania 24, se habían escuchado varias explosiones en los barrios del oeste de la ciudad. Además, otro edificio residencial privado de dos plantas en el distrito de Osokorki ha estallado en llamas tras el impacto de un misil. La onda expansiva de varias explosiones en los alrededores de Kiev ha dañado también la fachada del edificio de la estación 'Lukianovskaya'.

Gráfico: movimiento de refugiados por la guerra en Ucrania.
Gráfico: movimiento de refugiados por la guerra en Ucrania.
Carlos Gámez

Además, el Ejército ruso ha bombardeado en las últimas horas un complejo industrial en la zona de Shostka, en la región de Sumy y lo han dejado prácticamente inoperativo, según informó el jefe de la Administración Militar Regional, Dmytro Zhyvytskyi, en su cuenta de Telegram.

No muy lejos de Sumy, en la vecina Járkov, se ha producido también un gran incendio tras sufrir un bombardeo esta noche una zona cerca al Mercado Central de la ciudad. El presidente de la provincia ucraniana de Jarkov, Oleg Sinegubov, ha subrayado, por otro lado, que el Ejército ruso sigue atacando áreas residenciales en Chuguev, Izium o Dergachi.

En el marco de estos ataques, en Járkov un automóvil de voluntarios de la organización Help Army fue atacado en el Parque Gorky en la tarde del 14 de marzo, dando como resultado un hombre de 26 años muerto y una mujer gravemente herida.

Las alarmas han vuelto a sonar a primera hora de este martes poco antes de registrarse un incendio en un edificio residencial en Kiev. (Europa Press)

Estos ataques llegan un día después de un bombardeo contra la ciudad de Donetsk, al este del país y controlada por fuerzas prorrusas que han autorproclamado la independencia. Las autoridades locales han asegurado que se han producido al menos 23 civiles murieron y 28 resultaron heridos tras el bombardeo del Ejército ucraniano con un cohete 'Tochka' con bombas de racimo. En respuesta, las autoridades ucranianas han negado estas acusaciones y han asegurado que se trata de un misil ruso.

También este lunes se produjo un ataque a una torre de televisión en el norte de Ucrania y las autoridades ucranianas han elevado los muertos a 19 y nueve heridos.

Además, en el sur del país, las barricadas rodean ya las calles del centro de Odesa y las tiendas permanecen cerradas ante una previsible invasión rusa que se lleva alertando en los últimos días. Expertos militares apuntaban a que el estancamiento en el asedio de Mariúpol había frenado el avance hacia Odesa, pero en los últimos días se están produciendo combates en las ciudades cercanas. Estos enclaves juegan un papel fundamental en la invasión por su papel estratégico, sus puertos y porque significaría cerrar el acceso al mar del Gobierno ucraniano.

En medio de toda esta situación en el terreno, las delegaciones de Rusia y Ucrania se han vuelto a emplazar telemáticamente por segundo día consecutivo para negociar el fin del conflicto. Pese a que por el momento las posiciones de ambos bandos no parecen ceder, en los últimos días se han lanzado mensajes optimistas. Ambas delegaciones reconocen "progresos" y la intención de Ucrania es que se reúnan Zelenski y Putin lo antes posible. 

Quienes sí han accedido a reunirse presencialmente con Zelenski son los primeros ministros de Polonia, República Checa y Eslovenia, que ya se encuentran en Ucrania viajando a Kiev, donde también se verán con el primer ministro de Ucrania, Denys Shmyhal.

"Es como la plaga de las langostas, tenemos por cada ucraniano diez rusos"

El propio Zelenski aseguró este lunes que "el Ejército ruso ha perdido más en Ucrania que en dos sangrientas guerras de años en Chechenia". El mandatario precisó que las fuerzas de su país están "infligiendo pérdidas devastadoras" al Ejército ruso y apunta a más de 13.500 militares rusos fallecidos en combate. Estas cifras no han sido por el momento confirmadas por más fuentes.

Así mismo, el presidente ucraniano ha reconocido también este martes, en una videoconferencia con Boris Johnson y algunos lideres europeos, que "está siendo una guerra muy dura" y que "hay muchísimos ocupantes": "Es como la plaga de las langostas, tenemos por cada ucraniano diez rusos. Uno a diez, esa es la tasa que tenemos ahora mismo incluso de tanques. Por eso les pedimos ayuda y espero que entiendan el objetivo y que protegernos a nosotros es protegerlos a ustedes y a su seguridad".

En las ultimas horas Estados Unidos había alertado de una posible ayuda militar de China a Rusia, lo que podría llevar a un incremento de las tensiones y sanciones al gigante asiático. No obstante, el embajador de China en Ucrania, Fan Xiangong, ha asegurado este martes que el gigante asiático "nunca atacará" el país y ha reafirmado la "relación estratégica" entre las partes, especialmente a nivel político y económico. En el mismo sentido se ha manifestado el ministro de exteriores de China, Wang Yi, en una conversación con su homologo español, José Manuel Albares, al que aseguró que su país "no es parte de la crisis" y no quiere "verse afectado por las sanciones".

Mientras tanto, los bombardeos continúan frente a un avance terrestre que se ha ralentizado, aunque no frenado por completo. Naciones Unidas ha cifrado en al menos 636 civiles los fallecidos (entre ellos 46 niños), más de 1.125 heridos y tres millones de refugiados desde el comienzo del conflicto el pasado 24 de febrero.

Redactor '20minutos'

Redactor de Internacional, Exteriores y Defensa. Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster en Múndo Árabe e Islámico por la Universidad de Barcelona. En 20minutos desde diciembre de 2020. Escribo sobre conflictos armados, derechos humanos y geopolítica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento