Uniqlo, uno de los últimos grandes del consumo que seguía en Rusia, cierra: "La continuidad del negocio no es posible"

Tienda Uniqlo
Tienda de Uniqlo
UNIQLO

La multinacional japonesa Fast Retailing, propietaria de la cadena textil Uniqlo, ha decidido suspender temporalmente sus operaciones en Rusia al considerar que la continuidad del negocio no es posible, sumándose así al éxodo de empresas internacionales tras la invasión de Ucrania.

"La continuidad de nuestro negocio en Rusia no es posible debido a una serie de dificultades. Por este motivo, hemos decidido suspender temporalmente nuestras operaciones", ha anunciado la compañía.

En este sentido, Fast Retailing se ha posicionado "firmemente en contra de cualquier acto de hostilidad", condenando todas las formas de agresión que violan los derechos humanos y amenazan la existencia pacífica de las personas.

"La misión de nuestra compañía es ofrecer ropa esencial y asequible pensada para todos", ha indicado la empresa, subrayando su responsabilidad de ofrecer estos productos de primera necesidad a todo el mundo, incluyendo a todos aquellos afectados por conflictos, desastres naturales y otras tragedias.

La firma marca un giro de 180 grados a pocos días que justificara su presencia en Rusia, aduciendo que los ciudadanos de ese país también tenían derecho " a vivir como nosotros".

Uniqlo se desmarcaba del éxodo de las grandes firmas con motivo de la guerra de Ucrania. H&m, Mango, Zara y otras grandes cadenas, así como Coca Cola, McDonald's y otros gigantes, habían venido anunciando su salida de Rusia.

"Como parte de nuestra misión también hemos ofrecido ropa de primera necesidad a nuestros consumidores en Rusia. No obstante, recientemente hemos tenido que hacer frente a una serie de dificultades, incluyendo la agravación del conflicto y retos logísticos que nos han llevado a suspender temporalmente nuestras operaciones", ha explicado la multinacional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento