Ikea, H&M y ahora Mango... Los gigantes del consumo europeo cierran sus tiendas en Rusia ante la invasión de Ucrania

Tienda de Mango en Barcelona.
Tienda de Mango en Barcelona.
MANGO - Archivo

"Mango ha tomado la decisión de cesar temporalmente sus operaciones en Rusia, cerrando sus tiendas propias y su plataforma online propia y paralizando el envío de nueva mercancía hacia el país". Así lo ha anunciado este jueves la firma de textil española a través de un comunicado, en el que también expresa que ha "tratado de proteger la operativa en el país hasta el último momento", pero que la situación del país no garantiza ni la seguridad ni la llegada de suministros ante las sanciones internacionales.

De este modo, la multinacional sigue la estela de otros gigantes del consumo como H&M, que también han bajado la persiana en este país, Volvo, que deja de vender coches a Rusia, o Ikea, que hizo extensible este jueves la retira de su negocio a Bielorrusia. Según dijo la cadena sueca de muebles y objetos para el hogar, "(la guerra) está resultando en alteraciones serias en la cadena de suministro y en las condiciones para comerciar".

La cadena sueca de muebles y objetos para el hogar IKEA anunció este jueves la suspensión temporal de sus actividades en Rusia y Bielorrusia por la guerra en Ucrania. Al conocer la noticia, cientos de ciudadanos han acudido a realizar sus últimas compras antes del cierre a las tiendas IKEA de Moscú.

"Cobertura y apoyo" a sus casi 1.000 empleados

La cadena textil de origen catalán, que dispone de 120 tiendas en Rusia, también ha aclarado que la decisión no afectará a sus 65, que podrán continuar operando y distribuyendo sus prendas en función de su disponibilidad actual de existencias.

Sobre sus empleados, a saber 800 en Rusia y 116 en Ucrania, confiesa en la nota seguir "con tristeza y preocupación" la evolución de la situación geopolítica en el país báltico. Y apunta, en ese sentido, que está en contacto "constante" con sus trabajadores en Ucrania y que les "garantizará la cobertura y apoyo durante los próximos meses".

Así, Mango aclara que "se pone a disposición de sus trabajadores en Rusia, así como de franquiciados y otros socios, con el fin de velar por sus necesidades".

Por otro lado, la compañía también anuncia que ha puesto en funcionamiento diferentes organismo con el objetivo de "donar ropa en respuesta a la crisis de refugiados. Un material que la compañía podría hacer llegar donde fuera necesario", asegura.

En números, Mango ingresó 1.842 millones de euros en 2020 y está presente en 110 países, si bien no ha detallado qué parte de la facturación global aporta Rusia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento