Los civiles dejan Ucrania por el primer corredor humanitario pactado pese a los nuevos bombardeos de las tropas rusas

Refugiados de Mariupol cruzan la frontera entre Ucrania y Rusia en el cruce fronterizo Veselo-Voznesenka en la región de Rostov, Rusia, el 7 de marzo de 2022.
Refugiados de Mariupol cruzan la frontera entre Ucrania y Rusia en el cruce fronterizo Veselo-Voznesenka en la región de Rostov, Rusia, el 7 de marzo de 2022.
EFE
Civiles ucranianos suben a un autobús para huir de Kiev.
EUROPA PRESS

El dialogo bilateral de este lunes entre Rusia y Ucrania no satisfizo ninguna de las exigencias de ambos bandos, y los acercamientos en el ámbito humanitario también parecían bloqueados hasta este martes. Pero finalmente, en las últimas horas se alcanzó un acuerdo para la salida de civiles de la ciudad de Sumy, en lo que podría ser el primer alto el fuego en esa zona del país.

Según la viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, ya ha comenzado la evacuación de civiles en un trayecto en dirección al oeste del país que va desde Sumy y pasará por Lojvitsa, Lubny, Poltava y Golubivka: "Se acordó un alto el fuego a lo largo de la ruta a partir de las 09.00 hora local (8h en España)", indicó la viceprimera ministra en un videomensaje, para añadir que el corredor estará abierto hasta las 21.00 hora local (20h en España).

Pese al optimismo de este primer corredor, las autoridades ucranianas reconocieron que "no se ha acordado ninguna otra ruta", y recalcaron que la apertura del corredor para Sumy ha sido notificada por el Ministerio de Defensa de Rusia al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), y que existen "pruebas documentales" sobre esta decisión, por lo que Ucrania decidió aceptarla.

A la primera columna de convoyes humanitarios le seguirán los civiles que opten por tomar su propio automóvil para abandonar la ciudad. Además, se pretende evacuar también a estudiantes extranjeros a la localidad de Poltava, en particular jóvenes de la India y China, según la agencia UNIAN. Además de este corredor, el Servicio Estatal de Emergencias del país informó de la evacuación de la población civil de Irpin, en la región de Kiev, donde unos 3.000 civiles han recibido asistencia.

La ONU contabiliza 1.335 civiles muertos o heridos desde que comenzó la guerra. De ellos, 474 personas han muerto (29 niños) y 861 han resultado heridas (44 menores)

Esto llega pocas horas después de que el bando ucraniano acusara en la ONU a Rusia de romper el acuerdo alcanzado para facilitar la evacuación de civiles de varias ciudades. Rusia había propuesto durante la mañana de este martes la apertura durante cinco horas de corredores humanitarios y había asegurado que "silenciará" su artillería. No obstante, el destino de estas vías volvía a generar incredulidad en el bando ucraniano, al tener todos los corredores abiertos por Moscú destino a Bielorrusia o la Federación Rusa.

Ucrania ha acusado este martes a Rusia de que sus bombardeos sobre Sumy causaron 21 muertos, entre ellos dos niños en zonas residenciales. La Fiscalía ucraniana lo investigará por presunto "crimen de guerra", ya que las zonas civiles están protegidas por el Derecho Internacional. Precisamente este martes la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos aseguraba que 1.335 civiles han resultado muertos o heridos desde que comenzó la guerra. De ellos, 474 personas han muerto (29 niños) y 861 han resultado heridas (44 menores).

Un soldado ucraniano protege a una niña que huye de la ciudad de Irpín. ATLAS

El embajador ucraniano ante Naciones Unidas, Sergiy Kyslytsya, aseguró este lunes ante el Consejo de Seguridad haber recibido una notificación desde Kiev asegurando que Moscú había dado marcha atrás a sus compromisos. "Llamo a los rusos a retractarse y volver a lo previamente acordado para permitir a ciudadanos ucranianos y extranjeros ir a Europa", señaló el diplomático, que acusó al Gobierno ruso de "cínico".

Ucrania asegura que las tropas rusas han "bombardeado depósitos con autobuses de evacuación cerca de Mariópol; volaron el ferrocarril cerca de Irpin en la región de Kiev para evitar la evacuación por tren y destruyeron el puente en el camino a Volnovaja. Todas las mencionadas eran las rutas principales para evacuar a los civiles".

Por su parte, Rusia respondió acusando este lunes ante el Consejo de Seguridad de la ONU a los "radicales ucranianos y neonazis" de tomar como rehenes a los civiles en varias ciudades de Ucrania y de utilizarles como "escudos humanos". "El peligro para los civiles en Ucrania no es el Ejército ruso, que no bombardea la infraestructura civil, sino los radicales ucranianos y los neonazis que han tomado como rehenes a la población de varias ciudades".

Además, Rusia afirmó que "la parte ucraniana se niega enérgicamente a cooperar con respecto a la evacuación de civiles". "Para nosotros está claro que el régimen de Kiev trata de impedir la salida de civiles y ciudadanos extranjeros a Rusia de todas las formas posibles, por temor a que, una vez liberada, la gente le diga a todo el mundo la verdad sobre los actos de los radicales ucranianos", ha subrayado en referencia a la negativa de Ucrania de aceptar corredores humanitarios con destino a Rusia.

Mientras tanto, la ONG Human Rights Watch (HRW) ha pedido "restablecer urgentemente" el suministro de agua y electricidad para los cerca de 200.000 civiles de la ciudad costera de Mariúpol y ha alertado de que las partes no están cumpliendo sus obligaciones legales internacionales para abordar de forma "urgente" la crisis humanitaria. El investigador de crisis y conflictos de HRW, Jonathan Pedneault, ha alertado de que "los civiles de Mariúpol llevan seis días atrapados en una pesadilla reseca y gélida, sin electricidad, viviendo bajo la amenaza constante de los bombardeos rusos".

El número de refugiados ucranianos que han salido de su país supera ya los dos millones, según ACNUR, que advierte de que este número va a seguir aumentando y se espera que pueda llegar a cerca de cinco millones.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, apareció anoche por primera vez en su despacho, desde donde grabó un vídeo para demostrar de nuevo que se encuentra en Kiev para dirigir, "sin miedo a nadie", la defensa del país.

Se ralentiza el avance ruso

Rusia continua su ofensiva militar en el norte, sur y este de Ucrania, pero el ritmo del avance se ha ralentizado, según el Mando General de las Fuerzas Armadas ucranianas, que se refirió especialmente a la defensa de Chernígov (norte) en dirección de Seversky, de Kiev en las afueras, Sumy (noreste) y a los suburbios de Mykolaiv.

Además, en otras áreas, se desarrolla un "operativo de estabilización" y en las provincias de Járkov (este), Sumy, Chernígov y Kiev se han producido robos, violencia contra los residentes locales, incautaciones de viviendas y uso de hangares agrícolas para estacionar equipos militares, denuncian las autoridades ucranianas.

En los territorios de las regiones de Jersóny Mykolaiv, ya ocupados por los rusos, se han reportado unidades de "lucha psicológica", que realizan tareas de propaganda en la población local.

Al sur del país continúa los combates para conseguir aislar a Ucrania del mar Negro. En la región de Mykolaiv, donde está ahora el frente sur del Ejército ruso para dirigirse a Odesa, se desataron 11 incendios después de un bombardeo, ocho de los cuales en una zona residencial.

Según fuentes ucranianas, ocho personas tuvieron que ser evacuadas en los incendios y los rescatistas sacaron de los escombros a cinco, que fueron trasladadas a hospitales cercanos. Como consecuencia del bombardeo, cuatro civiles murieron.

Rusia amenaza con cortar el gas a Europa

Mientras tanto, las sanciones siguen llegando y Rusia ya responde donde más puede afectar a Europa: la energía. El vice primer ministro ruso Alexander Novak advirtió este lunes de que su país podría dejar de suministrar gas natural a través del gasoducto Nord Stream 1, aunque asegura que no se ha tomado aún ninguna decisión sobre el gasoducto, que funciona "a plena capacidad".

En cuanto al posible embargo de petróleo ruso que barajan Washington y sus aliados, Novak subrayó que esta medida tendría "consecuencias catastróficas para el mercado mundial", donde el barril se paga ya a más de 300 dólares.

Además, seguró que Rusia tiene opciones para redirigir el petróleo. "Si queréis rechazar los suministros energéticos de Rusia, podéis hacer lo que queráis. Estamos preparados. Sabemos adónde podemos redirigir este volumen. La única cuestión es quién se beneficia de esto y por qué es necesario", ha afirmado.

Al mismo tiempo, la Comisión Europea presentará este martes su última propuesta para hacer frente al alza de los precios de la energía. En una reunión que tendrá lugar en Estrasburgo, el Ejecutivo comunitario adoptará las medidas para reducir la dependencia de Europa del gas ruso lo más rápido posible, diversificando el suministro a través de los gasoductos que conectan Europa con otros proveedores así como a través de barcos metaneros.

Los comisarios decidirán si los Veintisiete realizarán compras conjuntas de gas, así como si desarrollarán sistemas de almacenamiento estratégico de forma coordinada y compartida, considerando que en la actualidad Rusia es principal proveedora de gas natural licuado al mercado comunitario y copa cerca del 50% del suministro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento