Quién es quién en la trama de espionaje a Isabel Díaz Ayuso

Esta trama ha salpicado a varias figuras importantes del Partido Popular.
Esta trama ha salpicado a varias figuras importantes del Partido Popular.
Carlos G. Kindelán
Esta trama ha salpicado a varias figuras importantes del Partido Popular.
Esta trama ha salpicado a varias figuras importantes del Partido Popular.
ATLAS

Solo tres días después de que el Partido Popular fuese la fuerza más votada en las elecciones autonómicas de Castilla y León, estallaba una bomba que afectaba a la dirección nacional del partido y a una de sus figuras más importantes, Isabel Díaz Ayuso.

En la noche del miércoles se supo que altos cargos del Partido Popular, cercanos a la dirección nacional, habían contactado con detectives para encargar una investigación contra la presidenta de la Comunidad de Madrid. Más concretamente se centraban en su hermano, Tomás Díaz Ayuso, y en saber si habría cobrado una comisión por un contrato concedido por el gobierno regional para la adquisición de mascarillas. Esta trama ha salpicado de un modo u otro a varias figuras importantes del Partido Popular:

Isabel Díaz Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se convirtió en una figura importante para el Partido Popular durante el primer año de pandemia. En mayo de 2021, en unas elecciones adelantadas, se consolidó obteniendo un gran resultado. Desde entonces, las discusiones sobre el futuro liderazgo del partido la tenían como protagonista.

Precisamente, en los momentos en que su figura crecía, habría tenido lugar el contrato que ha desatado esta crisis en el partido. El entorno de la dirección nacional habría puesto su atención sobre un contrato de 1,5 millones de euros para la compra de mascarillas que la Comunidad de Madrid adjudicó a Priviet Sport, empresa de la que es administrador único un amigo del pueblo de la familia Ayuso. La cuestión a investigar era si Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presidenta, habría recibido una comisión vinculada a esa adjudicación.

Isabel Díaz Ayuso ha acusado este jueves a la dirección nacional de su partido, en concreto "al entorno de Pablo Casado", de urdir una trama de espionaje contra ella para desprestigiarla. "No podía imaginar que la dirección de mi partido pudiera ser tan cruel", ha afirmado. También ha retado a la dirección a que pruebe que ella esté vinculada con algo irregular: "Espero que la dirección nacional pruebe que yo obligué a hacer ningún contrato con nadie. Que prueben que ha habido tráfico de influencias. Que prueben que ha habido un solo contrato irregular. Que prueben que yo no soy honrada".

La presidenta ha defendido la legalidad del proceso de adjudicación y de la relación comercial de su hermano con la empresa beneficiaria. "Lleva trabajando como comercial en el sector sanitario 26 años, mucho antes de que yo entrara en política, pero nunca le he ayudado para conseguir absolutamente nada en su vida laboral". En diciembre de 2021, le llegó la información de que había un detective intentando conseguir información sobre ella, pero no habría denunciado "porque por encima de todo" le importan "Madrid y España".

Pablo Casado

El presidente del Partido Popular y líder de la oposición, Pablo Casado, es el gran señalado por esta trama de espionaje. Fue elegido presidente de su partido en 2018 por encima de la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría gracias a una segunda vuelta de las primarias en las que consiguió el apoyo de el resto de candidatos derrotados. 

Unos meses más tarde de esas primarias, Vox apareció en el panorama nacional con casi 400.000 votos y 12 diputados en Andalucía. De cara a las elecciones de 2019, se eligió a Isabel Díaz Ayuso como candidata, pero no fue hasta transcurrido el primer año de pandemia cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid se consolidó como líder en la derecha y como un posible problema para las aspiraciones de Casado.

En este contexto de rivalidad se enmarca la reciente polémica. Aparte de por las informaciones periodísticas, Casado ha sido señalado por la propia Ayuso al afirmar que ha sido su entorno el que ha urdido la trama. Según la propia Ayuso, se enteró de la relación entre su hermano y Priviet Sport a través del propio Casado: "Me contestó que tenía conocimiento de esta operación y que pensaba que era ilegal. Me dijo que el dossier se lo habían filtrado desde La Moncloa"

Teodoro García Egea ha explicado que el septiembre pasado el partido recibió la información y fue en ese mismo mes cuando Casado se reunió con Ayuso para comunicarle la situación "desde la absoluta confianza en la honorabilidad de las personas" y "haciendo partícipe en todo momento a la presidenta de la Comunidad de Madrid". Durante el jueves, Casado no se ha pronunciado sobre el tema.

Tomás Díaz Ayuso

Tomás Díaz Ayuso, de 47 años, es hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y es el objetivo de la investigación que ha hecho estallar la polémica. Es diplomado en Gestión Comercial y Marketing por parte de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y trabaja como responsable de ventas y desarrollo en una empresa especializada en la fabricación e instalación de luces LEDS, Artesolar Iluminación S.L. 

También se sabe que ha tenido puestos de responsabilidad en varias empresas como jefe de ventas o director comercial y, desde 2012, es administrador único de la empresa SISMEDICA S.L. y apoderado de Gala Médica S.L., una empresa que se dedica a la venta al pormenor de productos médicos.

El hermano de la presidenta estaba siendo investigado por el propio PP debido a su vinculación a la adjudicación en abril de 2020 a Priviet Sportive S.L. para la adquisición de mascarillas FFP2 y FFP3. El administrador de esta empresa, Daniel Alcázar Barranco, reside en Sotillo de la Adrada (Ávila), un municipio donde los Ayuso veranean desde hace décadas. Desde Génova aseguran tener constancia de que Tomás Díaz Ayuso habría recibido una comisión de 280.000 euros por participar en la operación, pero no tendrían la prueba que les permita llevar el caso a la Fiscalía.

La presidenta madrileña ha defendido la legalidad del contrato -que habría sido fiscalizado por la Intervención General de la Comunidad- y también de la participación de su hermano en el proceso, la cual ha reconocido.

Ángel Carromero

Ángel Carromero era, hasta este jueves, asesor del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. Desde el primer momento, ha sido uno de los señalados como responsable de orquestar la investigación contra Isabel Díaz Ayuso y, por ello, ha dimitido. Según argumenta, lo ha hecho para "no comprometer al Ayuntamiento de Madrid" en las investigaciones, aunque ha negado haber realizado "ninguna" de las acciones que se le atribuyen.

Su carrera política empezó como secretario de Nuevas Generaciones del PP y comenzó a ser conocido mediáticamente en 2012, cuando estuvo involucrado en el accidente de tráfico en el que fallecieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Las informaciones sobre la trama de espionaje lo sitúan como uno de los principales instigadores y ejecutor de las investigaciones -se señala que tenía "hilo directo" con Casado y Egea-. Entre otras actuaciones, habrían sido Carromero y su entorno quienes intentaron contactar con detectives privados para encargarles la investigación.

José Luis Martínez Almeida

El actual alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, fue el candidato al ayuntamiento de la capital a la par que Ayuso lo era para la comunidad. Desde entonces mantuvieron buena sintonía, aunque en los últimos tiempos se habría debilitado su relación por el liderazgo del PP de Madrid. 

Almeida ha comparecido este jueves para negar las informaciones que vinculaban a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) de Madrid con la contratación de un detective para la investigación del hermano de Ayuso. En diciembre, cuando la propia Ayuso se enteró, se lo comunicó a Almeida. En ese momento el Ayuntamiento ya habría empezado a investigar la posible implicación de un trabajador municipal en la contratación de un detective, pero no se halló ninguna prueba. El propio presidente de la EMVS, a petición de Almeida, fue quien lo investigó reuniéndose con el detective y con el empleado que supuestamente habría intentado la contratación.

El alcalde se ha mostrado indignado, y ha asegurado que, si se hubiesen demostrado las sospechas, se hubieran tomado "todas las medidas oportunas para que este tipo de hechos no se produzcan".  Ayuso dice creerse las palabras de Almeida y ha asegurado que "los dos no hemos hecho otra cosa que trabajar juntos desde las dos administraciones".

Teodoro García Egea

El secretario general y número 2 del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha sido el encargado de dar la cara por parte de la dirección del PP nacional. Una vez Ayuso ya se había pronunciado sobre el tema y había calificado como cruel a la dirección de su partido, Egea ha salido al paso diciendo que las acusaciones de la presidenta son "gravísimas, casi delictivas" y asegurando que se le abriría un "expediente informativo".

Egea ha explicado que el partido recibió la información en septiembre y, posteriormente, habrían sabido que también estaba en manos de la oposición y algunos medios de comunicación. Aunque se le planteó la cuestión en ese mismo momento, Egea dice que Ayuso lleva desde octubre sin aportar explicaciones al partido por las adjudicaciones a su entorno.

Ha desmentido también la contratación de una agencia de detectives y la elaboración de un dossier sobre Ayuso y ha defendido que desde la dirección nacional "lo único que se ha hecho ha sido apoyarla en sus momentos de mayor dificultad y soledad".

Ana Dávila-Ponce de León

Ana Dávila-Ponce de León es diputada del Partido Popular en la Asamblea de Madrid. En los primeros meses de la pandemia, como viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad, fue uno de los altos cargos señalados por los protocolos de exclusión establecidos por la consejería de sanidad para la derivación hospitalaria de miles de personas mayores en residencias. 

En el caso de la adjudicación, fue Dávila la que, junto al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, firmó los documentos del contrato con Priviet Sportive. En octubre de 2020, fue cesada como viceconsejera y fue sustituida por Juan Jorge González Armengol.

Rafael Catalá y Alberto Ruiz Gallardón

Los ex ministros de Justicia, Rafael Catalá y Alberto Ruiz Gallardón, han sido señalados también como protagonistas en esta trama pese a estar más alejados de la primera línea política. 

Rafael Catalá habría avisado a Díaz Ayuso de que dirigentes del partido habían contactado a detectives para investigar a su hermano. En ese momento, la presidenta madrileña se puso en contacto con Alberto Ruiz-Gallardón para que le confirmara si la información era real. Gallardón, a su vez, se puso en contacto con Almeida, quien negó que se estuviese produciendo ninguna investigación a Ayuso. Por su parte, Catalá ha negado que diera ese aviso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento