Ayuso niega irregularidades en contratos de la Comunidad: "Les animo a que traigan una sola prueba"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
EFE
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díay Ayuso, interviene en la Asamblea.
ATLAS

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha vuelto a negar este jueves cualquier irregularidad en contratos públicos de la Administración regional y que haya adjudicado "nada a nadie", en referencia a un contrato  de 1,5 millones que fue concedido a un amigo de ella y de su hermano en 2020 y que habría desencadenado un supuesto espionaje en el seno del PP. Lo ha hecho en la sesión de control al Gobierno en la Asamblea regional, donde todos los grupos de la oposición, salvo Vox, han pedido explicaciones a la líder del Ejecutivo sobre estas informaciones.

"Les animo a que traigan una sola prueba de que yo tengo algo que ver con cualquiera de las cosas que se están hablando", ha señalado la presidenta madrileña al portavoz del PSOE, Juan Lobato, que ha anunciado que van a pedir la comparecencia de la líder del Ejecutivo en la Asamblea y también que van a acudir a la Fiscalía para que investigue los hechos. 

"No he adjudicado nada a nadie", ha insistido después Díaz Ayuso, en la respuesta a la jefa de la oposición y portavoz de Más Madrid, Mónica García. "Van contra lo más importante que tiene una persona: su familia", ha aseverado, en referencia a que el contrato de 1,5 millones de euros por compra de mascarillas que habría desencadenado el supuesto espionaje. La presidenta ha asegurado que poner el foco bajo su familia entre "unos y otros", porque la supuesta involucración de su hermano en contratos de la Comunidad fue mencionada por la oposición meses atrás, es consecuencia de haber conseguido una amplia mayoría parlamentaria el 4-M. "Como no han podido ir contra mí, no han podido acabar conmigo por más que lo intenten y me están haciendo pagar tener ahora 65 escaños", ha opinado.

La presidenta ha insistido en negar cualquier irregularidad o trato de favor, asegurando que en la primavera de 2020 se dejó "la vida" gestionando las peores semanas de la pandemia. "No he dedicado ni un solo minuto a beneficiar a absolutamente nadie", ha dicho, para remarcar: "Si no lo tuviera tan claro, si no supiera que estoy haciendo las cosas con cabeza, corazón y honradez no lo diría con tanta claridad porque sería fácil de demostrar".

El contrato en el centro de la polémica fue concedido a un amigo de la presidenta y de su hermano en la primavera de 2020. Las supuestas investigaciones internas habrían puesto el foco sobre el papel de Tomás Díaz Ayuso en esta adjudicación de la Comunidad pues le situarían como mediador.

A primera hora de este jueves, el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado que no se ha investigado a Díaz Ayuso desde el Ayuntamiento de Madrid. El Consistorio es uno de los elementos de esta polémica porque las informaciones publicadas este miércoles por 'El Confidencial' y 'El Mundo' apuntan que el supuesto espionaje se encargó desde la empresa municipal de la vivienda. Martínez-Almeida ha asegurado que en cuanto tuvo conocimiento de este particular se hicieron en el seno del Ayuntamiento una serie de averiguaciones para comprobar si este extremo era cierto.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante su comparecencia. (EP)

En la sesión de control al Gobierno en la Asamblea, la presidenta madrileña ha pasado muy por encima de este asunto, a pesar de que la oposición le ha requerido información al respecto. Se espera que Díaz Ayuso dé explicaciones detalladas de este asunto a las 13.00 horas, ya que ha convocado a la prensa para ofrecer una comparecencia urgente. 

El presidenta regional ya ha recibido el respaldo de su grupo parlamentario en la Asamblea en la figura de su portavoz, Alfonso Serrano. A preguntas de los periodistas ha indicado que le "consta" la veracidad de la supuesta investigación interna a Díaz Ayuso y ha alertado de que es una cuestión "grave". 

La líder del Ejecutivo, ha opinado Serrano, ha actuado en esta cuestión "con lealtad" y "responsabilidad". La valoración diametralmente opuesta se ha hecho desde la oposición. "Se están usando las instituciones de los madrileños para la peor política con espionajes internos", ha opinado Carolina Alonso, portavoz de Unidas Podemos, que ha comparado al PP con "la mafia siciliana".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento