Almeida sobre el supuesto espionaje a Ayuso: "No hemos encontrado indicio de que haya sido así"

Almeida: "Me comprometo a hacer todas las averiguaciones necesarias"
Almeida comparece en el Ayuntamiento de Madrid.
EUROPA PRESS
Almeida comparece en el Ayuntamiento de Madrid.
Europa Press

El alcalde de Madrid y portavoz del PP, José Luis Martínez Almeida, ha comparecido de manera excepcional este jueves para negar las informaciones que apuntaban a que la Empresa Municipal de Vivienda había contratado a un detective para espiar al hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

"Se me da traslado de una información que me indigna, que se haya podido producir una reunión entre un detective y un empleado de la Empresa Municipal de Vivienda", ha comenzado Martínez Almeida, que asegura su compromiso desde el primer momento por "hacer todas las averiguaciones necesarias que me permitan comprobar si se ha producido esa reunión, comunicarla y tomar todas las medidas necesarias para actuar contra el responsable". 

El regidor, por tanto, ha aceptado tácitamente las informaciones publicadas por El Confidencial y El Mundo en el día de ayer, si bien ha negado la reunión apuntada tras las indagaciones realizadas por el propio alcalde, según ha mantenido. "De ninguna manera vamos a permitir que haya duda o sospecha sobre las empresas ni el Ayuntamiento de Madrid". El nombre de Ángel Carromero ha sobrevolado en las declaraciones de Martínez Almeida. Según El Confidencial, Carromero, director general de Coordinación del alcalde y una persona muy próxima a Pablo Casado y Teodoro García Egea, sería uno de los máximos implicados y pudo "contactar con detectives privados para sondear la posibilidad" de realizar estos seguimientos. 

"He hablado con Ángel Carromero a lo largo de la tarde de ayer en diversas ocasiones, me ha negado absolutamente que hayan hecho cualquier tipo de gestión tendente a obtener información a Isabel Díaz Ayuso o sus familiares". 

Almeida y Ayuso no han hablado

"No he tenido todavía ocasión de hablar todavía con la presidenta", ha asegurado el alcalde, a pesar de la gravedad de lo publicado. Una información de la que tiene constancia, sostiene, desde el 15 o el 16 de diciembre. Además, ha descartado parte de la rumorología que apunta a una posible filtración del entrono de la presidenta madrileña. "No tengo esa impresión", se ha limitado a manifestar. 

Almeida ha asegurado que el Ayuntamiento inició una investigación en cuanto se tuvieron noticias de la información y que ese proceso ha concluido en que no ha encontrado evidencias de esa "reunión, contrato ni pagó dinero público para obtener informaciones de esta naturaleza". "Tengo que despejar cualquier sombra de duda ante los madrileños", ha asegurado.

En el caso de que se encuentre "alguna irregularidad", ha añadido, se tomarán las medidas necesarias y aseguran que serán cesados los implicados. "En algún momento en que tengamos evidencia de un comportamiento no ejemplar en el Ayuntamiento, esa persona dejará de trabajar para el Ayuntamiento de forma inmediata", ha afirmado.

Almeida comparece en el Ayuntamiento de Madrid. (EP)

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha convocado de urgencia una comparecencia esta mañana a las 13 horas sobre este asunto.

La guerra entre el PP nacional y el PP de Madrid subió este miércoles de tono. Génova salió al paso de las informaciones relativas a que una agencia de detectives podría haber recibido el encargo de investigar a Díaz Ayuso, en una presunta guerra sucia iniciada por Génova. 

El foco estaba en indagar, supuestamente, el entorno familiar de la líder madrileña en el marco de la pugna por liderar el partido a nivel autonómico, una situación que ha recrudecido en los últimos meses los choques entre la propia Ayuso y la dirección nacional. Según los medios citados, el detective afirma que el encargo se lo hizo un cargo del Ayuntamiento de Madrid.

"El Partido Popular desmiente tajantemente las informaciones publicadas en relación a una supuesta investigación sobre los contratos sanitarios adjudicados por la Comunidad de Madrid y tomará las medidas judiciales oportunas ante estas falsedades", expresaron desde el equipo de Pablo Casado.

Intento de acreditar un posible cobro de comisiones

El objetivo de estos presuntos movimientos habría sido intentar acreditar un posible cobro de comisiones por parte del hermano de Ayuso. Según este detective, habría sido a cambio de contratos públicos. Este mismo periódico informa que se habrían desarrollado durante semanas una serie de conversaciones e interrogatorios con varios funcionarios de la Empresa Municipal de Vivienda (EMV), pero no se habrían encontrado pruebas sobre ello.

Además, los que recibieron el encargo habrían recibido el mandato de buscar dos documentos sobre el hermano de la presidenta regional, Tomás Díaz Ayuso: un extracto de la cuenta bancaria personal y también la declaración de proveedores ante la Agencia Tributaria de la empresa Priviet Sportive, S.L, que gestionó una compra de mascarillas durante las primeras olas de la pandemia, por adjudicación de la Comunidad de Madrid.

El objetivo del encargo sería conocer si la empresa adjudicataria habría pagado alguna cantidad al hermano de Díaz Ayuso por haber ejercido como intermediario a la hora de que la empresa 'ganase' este concurso público.

Desde hace semanas diferentes fuentes ya habrían informado de que había una investigación en curso dentro del PP para intentar encontrar algún punto débil de Ayuso con el objetivo de apearla de la carrera por la presidencia del PP.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento