El Gobierno pide explicaciones al PP por el supuesto espionaje interno a Ayuso: "Lleva la corrupción en la sangre"

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, conversan durante un breve encuentro en Fitur.
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, conversan durante un breve encuentro en Fitur.
EUROPA PRESS
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, conversan durante un breve encuentro en Fitur.

El Gobierno exige al PP una explicación sobre el supuesto espionaje al entorno familiar de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Muchos representantes políticos han reconocido no sentir ningún asombro por la noticia que se hacía pública el miércoles por la noche y que vaticinaba el inicio de una cruda guerra política entre el líder del PP, Pablo Casado, y la dirigente madrileña. Ahora, distintos ministros del Ejecutivo de Pedro Sánchez piden que los principales protagonistas de este entramado al que asemejan con el 'caso Kitchen' esclarezcan los hechos -que unos niegan y otros denuncian- mientras aseguran que "no es bueno para la democracia" ni para el propio Casado. 

"¿Por qué no la denunció?", ha preguntado este jueves el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, en declaraciones a los medios. Según ha dicho, no entiende por qué Pablo Casado no acudió primero a la justicia antes de, supuestamente, acudir a la "corrupción" para espiar al hermano de la presidenta madrileña, del que se sospechaban presuntas irregularidades en un contrato por el cual la Comunidad de Madrid otorgó 1,5 millones de euros para la compra de mascarillas. "Es una noticia muy triste que el PP de Casado siga siendo el mismo de siempre", ha lamentado.

"Lamento que el PP se encuentre en estas circunstancias, porque además no es bueno para la democracia", ha expresado la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, confiando también en que el PP sea capaz de "afrontar esta situación" dando una respuesta "determinante y ejemplarizante". Pero tampoco ella ha mostrado estupefacción alguna ante la noticia, pues recuerda que "no es la primera vez que ocurre", ya que "en estos momentos se están juzgando casos similares en la 'operación Kitchen'".

De "inadmisible" ha tildado el asunto la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lamentando que "en mitad de una pandemia" haya un partido de la oposición "en un juego de espías". "Espero que den las explicaciones necesarias para no producir dudas ni incertidumbre", ha exigido, igual que los demás miembros del Gobierno que se han pronunciado al respecto.

Más prudente se ha mostrado el ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien ha exigido asimismo una clarificación rápida de este asunto "tan turbio", sin descartar incluso que "entre la Justicia". El titular de Consumo ha sido cauto a la hora de abordar el presunto espionaje dentro de las esferas del PP y considera que se debe esperar a tener más información para poder abordar esta polémica de forma "más adecuada".

Por otra parte, el portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, ha cuestionado el hecho de que Casado no denunciara ante la Fiscalía, y, desde los pasillos del Congreso ha apuntado que demuestra que lo hizo por "ocultarlo" y reservarse esa información para "coaccionar" o "chantajear" a Díaz-Ayuso. Además, ha aprovechado para hacer un paralelismo entre este asunto y el 'caso Kitchen', en el que supuestamente la cúpula del PP espió al extesorero Luis Bárcenas. "Casado ha montado su propia Kitchen'", espetó Sicilia. 

Para los socialistas, son unas noticias "muy graves" que ponen de manifiesto que el PP "de Casado" sigue con las mismas prácticas corruptas que el PP "de Rajoy" y "de Aznar", afirmó Sicilia, quien se atrevió a apuntar a que se ha organizado esta "nueva guerra interna" para "hacer daño a un rival político", en este caso Ayuso, "que podría reemplazar a Casado". 

No se olvidan tampoco de Ayuso, y de la posible responsabilidad que hubiese tenido en el supuesto caso de que las sospechas del PP de "irregularidades" en el contrato de su hermano, sean verídicas. "Si sus propios compañeros sospechan, Ayuso tiene que salir de inmediato para dar explicaciones", exigió el portavoz socialista, pidiendo a la presidenta madrileñas que rinda cuentas sobre ese contrato "sospechoso". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento