Sevilla aprueba una nueva regulación de viviendas turísticas para equipararlas al resto de alojamientos hoteleros

Personas paseando por Sevilla.
Personas paseando por Sevilla.
María José López

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido en sesión ordinaria, ha aprobado este jueves provisionalmente la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana para cambiar la calificación de las viviendas con fines turísticos, regulándolas, al igual que el resto de alojamientos para turistas, como servicio terciario de hospedaje y no como de uso residencial como hasta ahora.

En la práctica, tal variación supone que estas viviendas se asimilan a hoteles, hostales, pensiones y apartamentos turísticos y, por tanto, tendrán idénticas condiciones, requisitos para su implantación en la ciudad y ubicaciones autorizadas dentro de un edificio de viviendas.

"Cubrimos así un vacío legal, al igual que están haciendo otras ciudades ante el incremento exponencial de las viviendas turísticas y tras la participación previa de asociaciones de vecinos, de hoteles y de viviendas turísticas", ha defendido ante el pleno el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz (PSOE).

Se trata de una regulación "equilibrada que corrige la competencia desleal" con respecto al resto de los alojamientos turísticos reglados y se avanza, además, en la "sostenibilidad del modelo turístico de Sevilla, propiciando una convivencia armónica entre los residentes y turistas y, en consecuencia, atendiendo al interés general de la ciudad", ha añadido Muñoz.

Primera regulación

El Ayuntamiento regula así y ordena por vez primera esta actividad de las viviendas turísticas, en los límites marcados por sus competencias y tras un amplio periodo de consultas, pues hasta el momento carecía de una regulación específica a pesar del crecimiento que ha experimentado en los últimos años como consecuencia del auge del sector del turismo en la ciudad.

La normativa, asimismo, surge de los acuerdos presupuestarios firmados con Podemos, y tras reuniones con distintas entidades vecinales, la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia, las entidades más representativas del sector de las viviendas turísticas, la Junta Municipal del Distrito Triana y grupos políticos de la Corporación. Se han tenido en cuenta, asimismo, las medidas al respecto adoptadas en otros destinos urbanos.

En cambio, durante el trámite de exposición pública se presentó un total de 16 alegaciones, suscritas por la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA); Apartsur; Airbnb Marketing; Familia Ramos Lasanta 1CB y Familia Ramos Lasanta 2CB. Dichas alegaciones han sido desestimadas tras sendos informes del Servicio de Planeamiento y Desarrollo Urbanístico.

Con esta regulación se pretende, por un lado, evitar los efectos negativos de la expansión de las viviendas con fines turísticos, como el aumento de los alquileres turísticos en detrimento del residencial, que ha podido generar el desplazamiento de vecinos de ciertas zonas históricas. Por otro lado, de que los diferentes modos de alojamiento compitan en igualdad de condiciones y exigencias en cuanto a su implantación, frente a la carencia de regulación concreta que tenían hasta ahora las viviendas turísticas y, en consecuencia, la competencia desleal existente.

Por último, la norma tiene como fin avanzar hacia un turismo más sostenible y propiciar la convivencia entre los turistas y residentes, conforme al nuevo modelo turístico de la ciudad de Sevilla. Según el texto de modificación del PGOU elaborado por Urbanismo, que no tiene efectos retroactivos, la utilización de una vivienda con fines turísticos en Sevilla estará sujeta a las condiciones para usos terciarios establecidas en el PGOU.

Así, como en el caso de otros tipos de alojamiento turístico, una vivienda turística implica implantar un servicio terciario de hospedaje, teniendo que cumplir los mismos requisitos y condiciones que la normativa exige para estos establecimientos.

Como consecuencia de esta precisión, es necesario modificar distintos artículos de las Normas Urbanísticas del PGOU para sustituir el término "hotelero" por el de "hospedaje", por ser este un concepto más amplio que incluye todas las modalidades de alojamiento turístico reconocidas. Asimismo, se define el uso de "hospedaje", que se equipara al "servicio de alojamiento turístico" definido en la legislación autonómica. En suma, se cambian todos los artículos en los que se hace referencia al uso hotelero, a fin de sustituirlo por el de hospedaje.

Sin efecto retroactivo

Esta modificación del PGOU ya fue aprobada inicialmente por el pleno del Ayuntamiento de febrero del pasado año, tras lo cual la propuesta fue expuesta públicamente. A lo largo de este periodo, se han resuelto las alegaciones presentadas y sometido el documento al procedimiento de Evaluación de Impacto en la Salud, con informe favorable emitido por la Consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía.

Una vez esta regulación entre en vigor tras su aprobación definitiva, no tendrá efectos retroactivos, de modo que las nuevas condiciones que se aprueben no afectarán a la oferta actual de viviendas que ya funcionan como alojamientos turísticos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento