Antonio Muñoz asume la Alcaldía de Sevilla con el reto de culminar la transformación de la ciudad en 2029

Antonio Muñoz, con el bastón de mando como nuevo alcalde de la ciudad a 03 de enero del 2022 en  el Ayuntamiento de Sevilla (Andalucía)
Joaquin Corchero / Europa Press
03/1/2022
Antonio Muñoz, con el bastón de mando como nuevo alcalde de Sevilla  
Joaquin Corchero / Europa Press

"Asumo con mucho entusiasmo, responsabilidad, compromiso, orgullo y ambición el reto de recoger el testigo y liderar este gran proyecto de ciudad; con altura de miras y sin complejos; con luces largas y con muchísima ilusión". El socialista Antonio Muñoz se erigió este lunes como nuevo alcalde de Sevilla en un Pleno extraordinario de investidura que convirtió el Salón Colón del Ayuntamiento en un hervidero de personalidades.

Tres ministras –la de Hacienda, María Jesús Montero; la de Justicia, Pilar Llop; y la de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto–; el secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán; los exalcaldes Juan Espadas y Alfredo Sánchez Monteseirín; el vicepresidente de la Junta, Juan Marín; el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra y miembros de la Iglesia, la cultura y el Ejército fueron algunos de los que arroparon al regidor en un acto en el que Muñoz esbozó lo que serán las líneas maestras del año y medio de legislatura que resta hasta las elecciones de 2023, aunque con la vista puesta en el futuro.

Y es que el alcalde se ha marcado un plazo muy concreto para culminar la transformación de la ciudad: 2029, coincidiendo con el centenario de la Exposición Iberoamericana de 1929 y con el límite del Plan Estratégico Sevilla 2030. Hasta entonces, varios serán los proyectos clave a ejecutar, entre los que Muñoz destacó el desarrollo de Sevilla hacia el sur con el distrito portuario y la transformación de Reina Mercedes y la avenida de Las Razas; y la reurbanización de Altadis. Para lograrlo, anunció, va a proponer la creación de un Consorcio junto al Gobierno central y la Junta, así como la celebración de una Cumbre Iberoamericana y que Sevilla sea la sede del Museo de América.

Los ejes de su proyecto

Bajo dos "ideas fuerza", la gestión y la reivindicación, y desde el "diálogo y el consenso", Muñoz explicó que el equipo de Gobierno –cuya remodelación anunciará a lo largo de esta semana– trabajará en torno a cuatro ejes. El primero pasa por convertir a Sevilla en una ciudad que "funcione", con la creación de un nuevo modelo de coordinación para las actuaciones en los barrios que mejore los servicios públicos, y el impulso definitivo a la transformación digital del Ayuntamiento.

La segunda prioridad es hacer de la capital hispalense una ciudad «inclusiva», donde se reduzcan las "desigualdades" de los barrios con necesidades de transformación social –Polígono Sur, Tres Barrios Amate, Torreblanca, El Cerezo, La Plata-Padre Pío-Palmete, Polígono Norte y El Vacie– y "sin el más mínimo indicio de machismo o de trato discriminatorio por razón de sexo". Y añadió: "Quiero hacer de Sevilla una ciudad feminista, inclusiva y referente del respeto a la diversidad". 

La sostenibilidad es el tercer eje sobre el que trabajará Muñoz para hacer que Sevilla sea una ciudad que "respire", con barrios "más verdes y amables", para lo que es necesario, dijo, el gran anillo metropolitano, más pulmones verdes y reducir el uso del vehículo privado, además de concretar los grandes proyectos de movilidad que están sobre la mesa, como la ampliación del tranvía, la línea 3 de metro, SE-40 o la conexión con el aeropuerto.

Por último, Muñoz apuntó a la recuperación económica y laboral con la implantación de un nuevo modelo económico, donde la innovación sea protagonista, trasladando al resto de áreas municipales el "éxito" cosechado en su gestión del turismo.

"La admiración que siento por esta ciudad me lleva a quererla con todos sus matices y con todas sus aristas (...) Sevilla es mi ciudad elegida, y es además mi ciudad maestra, es mi ciudad familia, es mi ciudad escuela, es mi ciudad patria", aseguró emocionado. Y agradeció a su antecesor, Juan Espadas, la confianza que depositó en él. "Cuando hace exactamente diez años le dije que sí, le di las gracias por embarcarme en la que sería una colosal aventura, pero entonces no sabía hasta qué punto habría de llegar mi gratitud".

Ferraz muestra su apoyo de cara a las elecciones

Tanto la intervención inicial de Muñoz en el Pleno como su discurso posterior a la investidura dejaron patente que su desembarco en la Alcaldía no será provisional como mera sustitución de Juan Espadas hasta que vuelvan a celebrarse elecciones. El exregidor ya manifestó el día que compareció para anunciar su renuncia que su intención era que Muñoz fuera el candidato del PSOE en los comicios de 2023. "Esa es la decisión política que estamos tomando para que se llegue hasta el final. No concibo otra opción", dijo entonces Espadas.

Y este lunes lo ratificó el secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, presente en el acto de investidura, quien trasladó el "apoyo total" de la dirección federal del partido a Muñoz como nuevo alcalde de Sevilla "para el presente y para el futuro". El número tres del PSOE se mostró convencido de que, "sin duda", Muñoz "va a ser un magnífico alcalde" y va a contar con "tiempo por delante para demostrar" la gran labor que ya ha hecho como concejal de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura. En la misma línea se pronunció la ministra de Hacienda, quien definió a Muñoz como "una persona que es conocedora del día a día del detalle y también de los grandes proyectos estratégicos de la ciudad, que va a tomar las riendas y va a seguir colocando a Sevilla en el lugar que le corresponde".

Incluso el propio Muñoz confirmó a los medios al término del Pleno extraordinario que su proyecto de Gobierno es "ambicioso" y "va más allá de mayo de 2023", por lo que "no cabe otra opción" en relación con su candidatura en las próximas elecciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento