La punta de la crecida del Ebro supera todos los episodios de mayor riesgo, pero se descarta la inundación de Pina

La Unidad de Drones de los bomberos de Zaragoza capta la crecida del Ebro
Crecida del Ebro
Europa Press

La crecida del Ebro ha superado todas las cotas anteriores aguas abajo de Zaragoza, pero se ha podido evitar la inundación de Pina de Ebro, donde se esperaba lo peor. "Estamos a punto de dejar atrás el último momento de riesgo", ha asegurado el presidente aragonés, Javier Lambán.

Con la llegada de la riada a la Ribera Baja, el presidente de Aragón ha explicado que el trabajo del Ejecutivo autonómico y la Confederación Hidrográfica del Ebro  en materia de limpieza preventiva del río Ebro ha dado sus frutos.

Mientras, la crecida extraordinaria del Ebro a su paso por Zaragoza ha obligado a desalojar a unas 200 personas de viviendas ubicadas principalmente en los barrios rurales, además de 300 cabezas de ganado y 250 perros de centros caninos situados en zonas inundadas por el agua. 

Además, el desbordamiento del río ha afectado a la huerta zaragozana y ha anegado en total 3.000 hectáreas de cultivo.

Este es el balance de daños que ha dejado la avenida extraordinaria del río, cuya punta ha pasado este martes por la tarde por la capital aragonesa, con un caudal de 2.100 metros cúbicos por segundo y 5,5 metros de altura. Pasadas las 12.30 horas de este miércoles lleva unos aportes de 1.861 metros cúbicos por segundo y una altura de 5,01 metros.

Durante las horas más críticas, el operativo de emergencias ha controlado la situación y no se han producido afecciones importantes a la ciudad debido a la antelación con la que se han adoptado las medidas por parte del Ayuntamiento, que activó el plan municipal de emergencias el pasado viernes en previsión de lo que podría ocurrir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento