Un marco legal y cultural "permisivo", el fenómeno okupa, el clima... ¿Por qué España es el paraíso de la marihuana?

Agentes de los Mossos d'Esquadra desmantelan una plantación exterior de marihuana.
Agentes de los Mossos d'Esquadra desmantelan una plantación exterior de marihuana.
MOSSOS D'ESQUADRA
España se ha convertido en los últimos años en un paraíso para la producción y exportación de la marihuana a nivel internacional. Mafias de toda Europa y China se instalan aquí para construir sus imperios. Pero, ¿Qué les lleva a venir a nuestro país?
Wochit

España se ha convertido en los últimos años en un paraíso para la producción y exportación de la marihuana a nivel internacional. Mafias de toda Europa y China se instalan aquí para construir sus imperios. Pero, ¿Qué les lleva a venir a nuestro país? 

La llegada de grupos criminales relacionados con la marihuana comenzó hace aproximadamente 15 años y, aunque ya se ha extendido por todo el país, el primer destino fue Cataluña por su buena situación geográfica. Ahora, este es uno de los principales focos junto con la Costa del Sol.

España, la fábrica europea de la marihuana
España, la fábrica europea de la marihuana
Carlos G. Kindelán

Relación calidad-precio

La principal razón por la que eligen España es la económica, ya que el gramo de marihuana vale unos 6€, tres veces menos que la media europea. Este precio tan barato hace que narcotraficantes de toda Europa lleguen inicialmente para comprar aquí la droga y venderla en sus países. No obstante, estas personas terminan haciendo contactos y amigos del "mundillo", y terminan animándose a ir un paso más allá y a tener sus propias plantaciones

Los traficantes llegan a España para comprar cannabis y revenderlo, pero acaban quedándose y produciéndolo aquí

Es aquí cuando los grupos empiezan a crecer. Fabrican mucho más, compran propiedades, y van cogiendo cada vez más fuerza. De hecho, en España el negocio de la marihuana llega a ser tan extenso que incluso existen personas que se dedican a facilitar la vida a estas mafias. Es la figura del ‘franquiciante’: una persona nacional, que ocupa o alquila una nave, monta -o defrauda- el sistema eléctrico y planta la marihuana. Una vez han crecido las plantas, se dirige a las organizaciones extranjeras y les vende la nave. Y repite el mismo proceso una y otra vez.

Otro motivo que atrae a las mafias es el fenómeno okupa, que “solamente sucede en España”, según apunta el inspector Ramón Chacón, jefe de la División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos d’Esquadra, en una entrevista con este diario.

Okupar naves y pinchar la luz y el agua permite producir marihuana a un precio contra el que nadie puede competir

“Existe la okupación social y, por otro lado, la okupación para traficar y plantar en naves vacías donde pinchan la luz y el agua. Así, la energía sale gratis y tampoco pagan alquiler, y por eso pueden fabricar la marihuana a un precio contra el que nadie puede competir, porque otros países son más duros con este asunto”.

La instalacion electrica de una plantación de marihuana descubierta por los Mossos d'Esquadra.
La instalacion electrica de una plantación de marihuana descubierta por los Mossos d'Esquadra.
MOSSOS D'ESQUADRA

Un país permisivo

La cuarta razón que hace de España un buen lugar para dedicarse a la marihuana es el marco legal que tenemos, que al ser más laxo facilita que la población normalice y conozca más esta droga. 

Por ejemplo, España fue de los primeros países que despenalizó la compra y la tenencia de semillas de cannabis. Tampoco está penalizado el consumo en casa: cualquier persona puede consumir drogas en su domicilio, o cultivar cannabis para el autoconsumo. Gracias a ello, comenzaron a abrir los llamados ‘Grow Shops’, que son tiendas especializadas -legales- donde se vende material para auto cultivar.

Esto permite que la gente tenga conocimiento de la marihuana, mientras que en el resto de Europa no existe esta cultura. De hecho, a nivel de sociedad no se ve con tan malos ojos su consumo, e incluso existe una parte de la población que aboga por la legalización. 

Con todo, al final España resulta ser un país donde existen más personas de lo habitual conocedoras de las técnicas necesarias para cultivar una marihuana de calidad, algo que no se encuentra en otros lugares.

En España existe una ley y cultura que favorece que la población normalice y conozca cómo producir esta droga

Buen clima 

El último motivo es la geografía. Cuando comenzaron a llegar a España, las mafias cultivaban la marihuana en plantaciones ‘outdoor’ -exteriores-, por lo que necesitaban un clima favorable para que las plantas pudieran florecer, y nuestro país cumplía con los requisitos en este sentido. 

Al principio, las plantaciones exteriores eran más comunes, y España tiene un clima favorable para que florezcan

No obstante, a día de hoy es más común plantar el cannabis ’indoor’, es decir, en espacios interiores como naves o casas, donde las plantas pueden recibir luz todo el día. Este tipo de plantación es más rentable que la anterior, ya que se pueden hacer hasta cuatro o cinco cosechas al año, mientras que en el exterior las plantan solamente florecen una vez al año.

Todo esto hace de España el destino por excelencia para las mafias de la marihuana. Aquí tienen la oportunidad de producir una gran cantidad de droga, que además resulta ser de muy buena calidad, y a un precio muy barato. Un producto contra el que es imposible competir desde otros países. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento