Sánchez pide "responsabilidad" para seguir vacunándose y llevando mascarilla "en los próximos meses"

En medio de la nueva ola de la pandemia que asola parte de Europa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este lunes "responsabilidad" a la población española, para que siga vacunándose y llevando la mascarilla "en los próximos meses".
En medio de la nueva ola de la pandemia que asola parte de Europa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este lunes "responsabilidad" a la población española, para que siga vacunándose y llevando la mascarilla "en los próximos meses".
En medio de la nueva ola de la pandemia que asola parte de Europa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este lunes "responsabilidad" a la población española, para que siga vacunándose y llevando la mascarilla "en los próximos meses".
Atlas

En medio de la nueva ola de la pandemia que asola parte de Europa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este lunes "responsabilidad" a la población española, para que siga vacunándose y llevando la mascarilla "en los próximos meses".

"La experiencia nos ha mostrado que se puede combatir al virus con una herramienta fundamental, la responsabilidad. Por responsabilidad nos hemos vacunado, nos ponemos la mascarilla y sabemos cuál es la receta. Me gustaría pedir a todos los compatriotas que sigamos en esa dirección en los próximos meses", ha dicho Sánchez durante un acto en Moncloa relacionado con la donación internacional de vacunas.

Este lunes no ha habido ningún nuevo compromiso para trasferir sueros a países de rentas medias y bajas -además a los 50 millones ya comprometidos de los que 30 ya han sido entregados-, pero sí ha adelantado un acuerdo por el que España comercializará a bajo precio en estos países un test serológico desarrollado por el CSIC.

Ha sido más claro el mensaje nacional, para pedir a los ciudadanos que sigan acudiendo a vacunarse y llevando mascarilla durante un tiempo todavía, las dos únicas "herramientas" que Sánchez ha citado para luchar contra la Covid. En su discurso, no ha mencionado restricciones como las que cayeron hace semanas como límites a los aforos o a los horarios y que algunas comunidades no descartan en recuperar si continúan creciendo los contagios. Tampoco ha dicho nada de otro elemento que cada vez más comunidades ven como la manera de contenerlos, la exigencia del 'pasaporte Covid', para asegurar que solo acceden a los espacios públicos las personas que están vacunadas.

Con su discurso de este lunes, Sánchez ha dejado claro que para el Gobierno la contención de la sexta ola pasa por la vacunación, tanto de las personas que aún no tienen pauta completa como de aquellas que ya han sido llamadas para recibir una tercera dosis.

En este sentido, ha recordado que a los mayores de 70 años y a las personas con sistemas inmunitarios debilitados por enfermedad les seguirán las personas de 60 a 69 años y los profesionales sanitarios y no sociosanitarios, y ha adelantado que se ampliarán aún más la población a la que se administrará una tercera dosis. "Seguiremos tomando las medidas que sean necesarias para mantener los niveles de seguridad que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir", ha dicho hablando sobre dosis adicionales.

Test del CSIC a "precio asequible"

Estos mensajes a la población española en plena nueva ola de la Covid en Europa se han colado en un acto con el lema "Vacunación solidaria. Cumpliendo compromisos" que ha congregado este lunes en Moncloa -en persona o por vídeo- a representantes de la industria farmacéutica, al director general de la OMS, Tedros Adhanom; al consejero delegado de la iniciativa de consejero delegado de la alianza de vacunación Gavi, Seth Berkley, a la comisaria europea de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen, además de los ministros de Asuntos Exteriores y Sanidad, José Manuel Albares y Carolina Darias, y la directora de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), María Jesús Lamas. También ha intervenido el presidente de AstraZéneca España, Ric Suárez, la marca de los sueros que más ha donado España o ha vendido a otros países, y que ha adelantado "conversaciones" con el Gobierno para que disponga del tratamiento de anticuerpos monoclonales que está desarrollando y que espera que esté listo "en breve".

Además, Sánchez ha anunciado un acuerdo para hacer llegar test serológicos desarrollados por la CSIC a países en desarrollo y que se han estado utilizando hasta ahora en la UE y en México. Se hará a través del programa "Medicine Patent Pool de la OMS y no es una donación, sino una venta a "precio asequible", ha dicho Sánchez.

"Estas pruebas tienen una fiabilidad cercada a 100% en la detección del virus" y permiten saber "si los anticuerpo vienen de la vacuna o son consecuencia de haber estado en contacto con el virus", ha explicado el presidente.

Mediante sendos vídeos, los representantes de la OMS, de Gavi y de la Comisión Europea han felicitado a España y a su Gobierno por la campaña de vacunación y por su compromiso en la donación de vacunas a los países en desarrollo. España ha comprometido enviar 50 millones a otros países para el primer trimestre del año que viene, de los que ya ha entregado 30 millones, de forma bilateral o a través de la OMS, primero a América Latina y ahora ya también a África.

Pero también han advertido de que mientras que el mundo rico se inmuniza frente a la Covid, las vacunas no han llegado más que a una parte muy reducida del resto. Según Adhanom, solo el 0,3% de la población de los países en desarrollo está vacunada frene al 80% de los ciudadanos de los países del G-20. Esta desigualdad, que Sánchez ha calificado de "sangrante", pone muy en duda que puedan alcanzar los objetivos de vacunación mundial que fijó la OMS y que, a pesar de todo, hoy han mencionado prácticamente todos los intervinientes: vacunar al 40% de la población mundial a final de año y al 70% en la primera mitad de 2022.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento