Interior traslada al detenido por el asesinato del niño de Lardero a otra prisión por su seguridad

PP y Cs exigen que Marlaska y el director de Prisiones expliquen el tercer grado para el asesino del niño de Lardero
Francisco Javier Almeida, presunto asesino del niño de Lardero, tras su detención.
20M EP

El presunto asesino del niño de nueve años en Lardero (La Rioja), Francisco Javier Almeida, será trasladado de forma inminente desde la cárcel de Logroño, donde ingresó el pasado domingo, a otra prisión por su propia seguridad, según han indicado fuentes penitenciarias a El Mundo

Según estas fuentes, Almeida, que presuntamente se llevó al pequeño Álex del parque en el que jugaba y lo estranguló en su casa, podría ser trasladado al centro penitenciario de Torredondo, en Segovia, al tratarse de un espacio más pequeño y con mayor facilidad para controlar a los internos, lo que puede ayudar a evitar conflictos provocados por el delito del que se le acusa. 

Estas fuentes han confirmado a El Mundo que Almeida fue recibido en la cárcel riojana entre insultos y gritos y que causó "un gran revuelo" entre los presos. Con este traslado, se prevé evitar que se produzcan enfrentamientos con otros presos condenados por hechos similares. También pretenden, así, "alejarle del foco mediático".

Francisco Javier Almeida estaba en libertad condicional desde abril de 2020 tras ser condenado por el asesinato y agresión sexual a una joven agente inmobiliaria en Logroño en 1998. El 17 de agosto de 2023 se extinguía la condena, de 20 y 10 años por los delitos cometidos. Con anterioridad, en 1993, fue condenado a siete años de prisión por otro delito de agresión sexual.

El asesinato de Álex

Los hechos ocurrieron cuando el niño de nueve años, Álex, jugaba en un parque de Lardero disfrazado de "la niña del exorcista" por Halloween y, según los datos iniciales de la investigación, el detenido se lo llevó con engaños, tras lo que dio la alarma una niña.

El padre de una de las dos menores a las que el hombre había intentado días atrás llevarse a su casa subió, según los testigos, a la casa de Almeida, situada en las inmediaciones del parque, y, cuando le abrieron la puerta, le vio con el niño en brazos y dijo que se había "desmayado".

Posteriormente, Guardia Civil y Policía Local de Lardero se dirigieron hacia el lugar y, a los pocos minutos, la patrulla de Guardia Civil de Villamediana dio aviso y pidió una ambulancia "al encontrar al menor en estado muy grave e inconsciente junto a un varón" en el interior de un portal de la localidad.

Una vez que llegó la ambulancia al lugar intentaron reanimar al menor sin conseguirlo y falleciendo en el lugar de los hechos. Tras conocer el suceso, numerosos vecinos de la localidad acudieron a las inmediaciones de dicho barrio de Lardero en donde era patente la tensión que iba creciendo cada minuto y, cuando presuntamente el coche de Policía salió del lugar de los hechos con el detenido dentro, se oyeron numerosos insultos y gritos contra el presunto asesino.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento