Moreno se enfrenta a su primera marea blanca por la salida de 8.000 sanitarios de refuerzo Covid

Una mujer fotografía la protesta de los profesionales sanitarios en el Virgen del Rocío.
Una mujer fotografía la protesta de los profesionales sanitarios en el Virgen del Rocío.
EP

"Las mareas van y vuelven", advirtió hace menos de un mes en sede parlamentaria la portavoz del PSOE-A, Ángeles Férriz, al presidente de la Junta, Juanma Moreno, en relación con las movilizaciones sanitarias. Y este mismo jueves, el movimiento comenzó a despertar de nuevo en las ocho provincias andaluzas a cuenta de los 8.000 profesionales a los que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no va a renovar el contrato el próximo 31 de octubre. Más de un millar de personas, según los organizadores, se concentraron a las puertas de varios centros sanitarios de la comunidad, convocados por CC OO, UGT y CSIF, para exigir a la Junta que renueve al 100% de los refuerzos que se contrataron para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

En concreto, de los 20.000 sanitarios que se incorporaron para luchar contra la Covid-19, 12.000 serán renovados a finales de mes, entre ellos, el 100% de los médicos (1.109) y el 66% de los enfermeros (5.415), lo que supondrá, defiende la Junta, que la sanidad pública andaluza contará a partir del 1 de noviembre con 6.433 profesionales más que antes de la irrupción de la pandemia. A estos, además, se sumarán 10.073 contrataciones de interinidad, lo que en la práctica, explica la Consejería de Salud, supondrá que "la gran mayoría" de los trabajadores que ahora no se renuevan "se estabilicen como interinos".

Este argumento, en cambio, no convence a los sindicatos, que ya han anunciado más movilizaciones para el 28 de octubre y el 4 de noviembre "si no se produce una rectificación de la Administración sanitaria". Desde CC OO lamentaron que "se ponga en la calle a 8.000 profesionales que lo han dado todo en la pandemia" y recordaron que la crisis sanitaria "no se ha erradicado y puede ser necesaria la contratación masiva en fechas cercanas". Además, denunciaron que las "partidas para la sanidad privada en forma de concierto no paran de aumentar continuamente, lo que está provocando una privatización encubierta de nuestra sanidad pública".

El sindicato CSIF reclamó una "apuesta firme por la sanidad pública de calidad", ya que esta "acumulaba un déficit de personal enorme antes de la pandemia", razón por la que "no se puede permitir prescindir ahora de 8.000" trabajadores. "Ni uno más de los necesarios, pero ni uno menos de los imprescindibles", concluyó la organización.

Por su parte, UGT señaló que a partir del próximo mes "habrá 3.200 enfermeros menos trabajando en todos los servicios de nuestros hospitales" y "quien diga que eso no tiene repercusión asistencial está mintiendo deliberadamente". Para el sindicato, "se han cargado la Atención Primaria y ahora se van a cargar la hospitalaria", porque "Juanma Moreno ha pasado de aplaudir a dar patadas en el culo al personal de instituciones sanitarias".

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en la inauguración del monumento en homenaje a los sanitarios.
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en la inauguración del monumento en homenaje a los sanitarios.
JUNTA

Un "volumen óptimo"

Precisamente este jueves, unas horas después de las movilizaciones, el presidente de la Junta inauguró en Sevilla la escultura en homenaje a los sanitarios y trabajadores esenciales de la pandemia, donde agradeció la "vocación, humanidad, profesionalidad y cercanía" de los sanitarios, que "ha sido fundamental" durante la crisis. 

El popular incidió en que desde su Gobierno "vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para mitigar la pandemia y que ese dique de contención que es la sanidad pública esté lo más reforzada posible". Y añadió: "Vamos a llegar hasta donde podamos, pero evidentemente varitas mágicas no hay, ni tenemos una máquina que fabrique dinero. Tenemos recursos limitados y con ellos intentamos llegar al máximo posible".

Por su parte, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, que acudió a un acto en el hospital Virgen del Rocío a la misma hora en la que se producía la protesta, aseguró que "dimensionar la Atención Primaria manteniendo el 100% de los contratos Covid que había más el aumento de un 20% es más que suficiente para garantizar la calidad asistencial". En este sentido, se mostró convencido de que se ha hecho "una gestión eficiente de los recursos personales contratados" por la pandemia y "un volumen de un 60% [de renovaciones] creemos que es óptimo". Además, manifestó que "ojalá el presupuesto fuera infinito para poder contratar a todos" e incidió en que la prioridad ahora es "potenciar la Atención Primaria".

Desde la Junta, además, insisten en que muchos de los contratos que se realizaron sirvieron para cubrir servicios que ahora, al reducirse la incidencia del virus, ya no son necesarios, como los 5.000 analistas clínicos o parte del personal contratado para los vacunódromos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento