La ceniza empeora la calidad del aire en el sur y el oeste de La Palma desde hoy y obliga a desalojar a científicos y vecinos

Volcán de La Palma en erupción el 4 de octubre de 2021.
Volcán de La Palma en erupción el 4 de octubre de 2021.
RTVC (CAPTURA)
Volcán de La Palma en erupción el 4 de octubre de 2021.
ATLAS

Las cenizas del volcán activo de La Palma empeorarán desde este lunes 4 de octubre y el martes 5 la calidad del aire en el sur y oeste de la isla, según ha informado el portavoz de la Agencia Estatal de Metorología (Aemet) Rubén del Campo. 

La Aemet advierte de que las cenizas originarias de la erupción del volcán de La Palma se irán moviendo hacia el sur y el oeste de la isla, empeorando la calidad del aire en esas zonas por la existencia del material particulado, que se notará en mayor grado en las zonas más próximas al volcán activo. Ello se debe a que los vientos alisios soplarán con intensidad, según Del Campo.

Según el Departamento de Seguridad Nacional, dependiente del Ministerio de la Presidencia del Gobierno, la ceniza afecta principalmente a la vertiente sur de La Palma y no se descarta que partículas más finas de ceniza puedan alcanzar la isla de El Hierro. 

"Ante la merma en la calidad del aire en zonas próximas a la colada se decidió el desalojo del personal científico y de emergencias, así como de los vecinos que fueron a recoger enseres de sus viviendas. Las calidades del aire en zonas no evacuadas cercanas a la emisión del volcán se encuentran dentro de los niveles de normalidad", reza su informe relativo a la erupción volcánica en La Palma de este lunes por la mañana.

Además, técnicos del Instituto Geológico y Minero de España tuvieron este domingo que abortar los trabajos de reconocimiento que estaban llevando a cabo en la montaña de la Laguna con un dron debido a un aviso de peligro por gases.

Por su parte, el presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha declarado en TVE que tras el derrumbe parcial del cono del volcán no están previstas de momento nuevas evacuaciones o confinamientos preventivos, pero ha asegurado que "estamos preparados" para llevarlas a cabo si es necesario. "Si la lava sigue expulsando la cantidad que hemos visto esta noche, serán más los daños", ha advertido.

El domingo se emitieron 16.000 toneladas de dióxido de azufre (SO2), según el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), una cantidad que podría ser incluso mayor debido a las limitaciones que tienen las medidas realizadas con sensores ópticos remotos tipo miniDOAS en posición móvil terrestre (con la instrumentación montada en un vehículo en movimiento), explica el Involcan en redes sociales. 

Según el director de Involcán, David Calvo, ha explicado que las 16.000 toneladas de dióxido de azufre es un "valor muy alto" que indica que "hay un aporte importante de magma desde el interior de la isla", lo cual se une a la falta de ventilación. "Hay que estar muy pendiente de la evolución del viento", ha explicado. 

El interés de monitorizar el dióxido de azufre responde a que la emisión de este parámetro geoquímico está "estrechamente" relacionada con la tasa de emisión de magma de este tipo de sistemas volcánicos, añade el Involcan. Si se observa una tendencia descendente de este parámetro geoquímico durante el proceso eruptivo será una señal "inequívoca" de que la erupción se acerca a su fina. Sin embargo, este lunes Calvo ha considerado que "a corto plazo no parece que la situación vaya a cambiar porque los datos de dióxido de azufre emanados indican que hay gran aporte magmático".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento