El volcán de La Palma entra en fase efusiva con dos bocas principales: preocupa el río de lava de tipo hawaiano

Segunda boca del volcán de Cumbre Vieja.
Segunda boca del volcán de Cumbre Vieja.
EFE
El volcán de Cumbre Vieja ha vuelto a la actividad, tras el parón temporal del lunes, "más imponente y más intenso que ninguno de los días anteriores". Así lo ha destacado el portavoz de Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán), David Calvo, en una entrevista con la radio pública canaria.
EFE

El volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, tras la pausa de varias horas del pasado lunes, ha recuperado su actividad y lo ha hecho de forma "más imponente y más intensa" que ningún otro día, según los científicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). La lava sale ahora por dos bocas diferentes, una dentro del cono volcánico y otra en el exterior, y preocupa sobre todo esta última por su fluidez.

Es precisamente el centro emisor localizado en el flanco norte, fuera del cráter, el que más preocupa a los expertos: ha comenzado a emitir lava más fluida, de características 'hawaianas', y esta característica hace que circule más deprisa. Además, se desplaza sobre coladas existentes, lo que también permite que su avance sea más rápido, según explican los expertos.

"Desde ayer, hay una nueva colada en el flanco norte de emisión. Esta circula sobre coladas existentes y avanza más. Ha alcanzado el centro de Todoque a una distancia de la costa de unos dos kilómetros, no en línea recta, sino según el trazado mas probable", ha explicado la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco. 

Así, en estos momentos predomina la fase hawaiana o efusiva, en la que el volcán solo emite lava, en un contexto en el que, ha recalcado Blanco, es normal que se alternen periodos de incremento y descenso de la actividad eruptiva. También ha advertido de que se pueden volver a producir explosiones bruscas.

"El volcán es claramente de origen fisural y con un carácter marcadamente estromboliano. Otra cosa es que, en determinados momentos y como hemos venido observando en los últimos dos días, tengamos lavas fluidas procedentes de centros emisores por debajo del volcán, que provienen de capas inferiores. Por lo tanto, son más calientes y salen muy fluidas, que las asemejan a las hawaianas", explica el director técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende.

Más abajo, en su camino hacia el mar, la lava ha entrado en una zona de plataneras, donde ha quemado plástico de los invernaderos y y fertilizantes -que son explosivos-, lo que ha provocado una nube tóxica en la zona de exclusión sin llegar a afectar a ninguna persona. 

En las cercanías de la costa, la colada de lava sigue a un kilómetro del mar, ralentizada en su frente por la montaña de Todoque, y los expertos no son capaces de prever si la lava llegará al mar y cuándo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento