¿Estás en el mercado libre o en el regulado? Diferencias y cómo puede afectar a tu factura de la luz

El precio de la luz bate otro récord histórico y se desboca hasta los 172,78 euros/MWh este miércoles
Nuevo récord en el precio medio de la electricidad.
20M EP

Este miércoles ha vuelto a superarse el récord en el precio de la luz al alcanzar los 172,78 euros/MWh y todo apunta a que este jueves será aún más elevado y se situará en torno a los 188 euros/MWh. Ante estas constantes subidas, multitud de consumidores se preguntan cuál es la mejor opción para pagar menos en la factura de la luz: estar en el mercado regulado con la tarifa PVPC o en el mercado libre. 

¿Cuáles son las diferencias? ¿Y las ventajas de cada alternativa? El primer paso para interpretar correctamente el recibo de la electricidad es saber en qué mercado estás. Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) es la tarifa regulada en función de la oferta y de la demanda del mercado eléctrico cada día, mientras que las tarifas de mercado libre se contratan individualmente con cada comercializadora, que será la que determine el precio concreto por energía consumida.

¿En qué consiste estar en el mercado regulado?

La tarifa en el mercado regulado "cambia cada día y cada hora" en función del 'pool' eléctrico, explican desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Asimismo, este precio varía "en función de la estación del año" y existen periodos con una tendencia en alza, como el que estamos viviendo estos últimos meses, y periodos a la baja.

"Cada consumidor, en función de cuándo consume más o menos, tendrá su propio precio personalizado, y todas esas fluctuaciones hacen que, con esta tarifa PVPC, sea muy difícil establecer de antemano lo que se pagará por la luz", añaden en la OCU. 

Según detallan desde Selectra, esta tarifa se caracteriza por "ofrecer un precio del kWh para cada hora, dando un total de 24 precios diarios" y desde el pasado mes de junio cuenta con discriminación horaria en tres periodos. Cabe destacar que es solo se puede solicitar el Bono Social si se está adherido al mercado regulado y se trata de una tarifa disponible únicamente para hogares con una potencia igual o inferior a 10 kW.

No existen descuentos o promociones, como sí ocurre con las tarifas del mercado libre, pero se puede contratar una tarifa con precio fijo. Además, estar en el mercado regulado implica que no tienes permanencia.

¿En qué se diferencia del mercado libre?

Por su parte, los consumidores en el mercado libre pueden contratar tarifas con las compañías eléctricas que ofrecen sus propias ofertas y precios. "El usuario podrá elegir entre una gran variedad de tarifas, como las de precio estable, con discriminación horaria, cuotas fijas, tarifas planas y otro tipo de ofertas personalizadas", detallan los especialistas de Selectra. 

En este sentido, las compañías sí pueden aplicar descuentos o promociones y añadir servicios adicionales, como mantenimientos o seguros. Estas tarifas son compatibles con las de discriminación horaria, pero puede que exista permanencia en algunas empresas durante el primer año. Además, se pueden aplicar con cualquier potencia contratada.

¿Cuál es más conveniente?

¿Son más económicas o más caras? Esto depende de diversos factores. En el mercado regulado "se observan tendencias que dependerán de la demanda energética", entre otros factores, indican en Selectra. Por eso durante los meses de invierno o verano es más elevado el precio, por el uso de calefacción o aire acondicionado.

Las tarifas en el mercado libre ofrecen en este sentido una mayor estabilidad, aunque el precio puede ser más caro en determinados momentos del año. En el contexto actual de escalada en el precio de la luz en el mercado regulado, muchos consumidores están optando por pasarse al mercado libre, sobre todo por la diferencia de precios en los tramos horarios. En cualquier caso, se debe analizar el consumo real y la potencia contratada para comprobar cuál es la alternativa idónea.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento