Una testigo de un exorcismo practicado por el obispo de Solsona: "Él decía que había que luchar contra el demonio"

Testigo de varios exorcismos realizados por representantes de la Iglesia católica.
Testigo de varios exorcismos realizados por representantes de la Iglesia católica.
ATRESMEDIA

La historia del obispo de Solsona que ha renunciado a su cargo por amor sigue dando de qué hablar. Xavier Novell tenía la misión dentro de su diócesis de combatir al demonio a través de la práctica de exorcismos. Además este siervo de la Iglesia católica se ha dado a conocer al mundo porque se ha enamorado, nada más y nada menos, que de una escritora de novela erótica satánica, lo que no ha gustado nada a sus superiores que, incluso, apuntan a que podría estar poseído

Este lunes, el programa Espejo público ha entrevistado a una testigo de los exorcismos realizados por el exobispo que ha narrado los detalles del trabajo de un exorcista. Teresa Porqueras es filóloga y periodista especializada en exorcismos y satanismo y sus labores de investigación hicieron que conociera a Xavier Novell. La periodista pudo conocer de cerca como el exobispo realizaba los exorcismos bajo el mandato del ministerio de exorcismos. 

La periodista ha comentado en directo que la decisión de Xavier ha sorprendido a muchos, incluso a ella misma, ya que según ha explicado era una persona muy comprometida con su misión dentro de la Iglesia. "Él decía que la diócesis estaba totalmente infectada, llegó a reunir a varios equipos que él lideraba, tenía a varios sacerdotes que trabajaban para él y realizaban constantemente exorcismos", ha explicado Teresa Porqueras. 

"Yo que he tenido la oportunidad de tener varias conversaciones con él y las personas que lo hemos tratado nos sorprende este giro tan radical, porque él estaba muy comprometido con su diócesis, con la Iglesia, con el ministerio del exorcismo. Él decía que había que luchar contra el demonio y eso lo tenía clarísimo, por eso este giro radical no se llega entender", ha añadido la entrevistada. 

Estas prácticas se suelen hacer a puerta cerrada, además, según ha explicad Porqueras, Xavier era muy cauto con la presencia de testigos durante los exorcismos y, sobre todo, si se trataba de periodistas. La invitada ha explicado en directo que pudo colarse en uno de los exorcismos realizados por el obispo de Solsona y que le dio una buena reprimenda cuando se enteró que era periodista, "es una persona muy severa y no quiere polemizar sobre estos temas", ha añadido. 

La filóloga pudo asistir a uno de los exorcismos que se realizaron en un pequeño cuarto del palacio episcopal de Solsona. Según ha explicado, se trata de una especie de santuario del que emanaba un fuerte olor a incienso, en el centro de la habitación había especie de camilla de hospital donde estaba sentada la persona que supuestamente estaba poseída mientras dos mujeres la retenían por las extremidades. En total había cuatro personas que realizaban el rito, una una persona que se dedicaba exclusivamente a orar y el sacerdote eran las figuras clave. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento