Vox da por rotas las relaciones con el PP y advierte de que no le apoyará en ayuntamientos ni comunidades

El vicepresidente primero de Acción Política y eurodiputado de Vox, Jorge Buxadé, en rueda de prensa
El vicepresidente primero de Acción Política y eurodiputado de Vox, Jorge Buxadé, en rueda de prensa
OSCAR DEL POZO
El vicepresidente primero de Acción Política y eurodiputado de Vox, Jorge Buxadé, en rueda de prensa
OSCAR DEL POZO

La declaración en la Asamblea Ceutí como persona "non grata" a Santiago Abascal ha hecho saltar por los aires las relaciones entre PP y Vox después de que el presidente y líder popular en la ciudad autónoma se abstuviera en la votación. Su voto fue determinante para que saliera adelante la propuesta del Movimiento por la Dignidad y la Ciudanía (MDyC) y tendrá consecuencias, según ha advertido la formación de Abascal, en el resto de ayuntamientos y asambleas autonómicas si no hay una rectificación de los populares.

Vox, según ha afirmado su portavoz Jorge Buixadé, considera que el PP decidió el viernes con su voto -que emitió "conscientemente"- romper las relaciones con el partido de Abascal y ha extendido el divorcio entre ambas formaciones a nivel nacional al considerar que desde Génova apoyan la decisión del PP ceutí por no desautorizar al presidente. 

"Fue una decisión responsable porque no estoy a favor de los cordones sanitarios, pero aquí el cordón sanitario lo ha establecido Vox, no es una cuestión de izquierdas ni de derechas", ha justificado esta mañana el presidente de Ceuta y del PP de la ciudad autónoma, Juan Jesús Vivas, en declaraciones a la Cope. Unas palabras que han aumentado el nivel de crispación en Vox.

"Consideramos que el PP, con su abstención, y con las declaraciones de Vivas ha roto relaciones con Vox, tomamos nota y damos las relaciones rotas", ha señalado Buxadé en rueda de prensa. El también vicepresidente del Comité de Acción Política de Vox ha instado al PP a que reconsidere su "errónea" decisión y desautorice "de algún modo" a su presidente de Ceuta o, de lo contrario, "no va a poder seguir reclamando ayuda a Vox para sus propuestas en ayuntamientos o asambleas autonómicas". 

Aunque no ha especificado cómo tiene que reparar ese daño que ha elevado a los cuatro millones de españoles que votaron a Vox y a los ceutíes que colocaron al partido como la fuerza más votada en esa ciudad, sí que consideran que la rectificación debe venir de la mano de Génova y no le sirven las palabras de Andrea Levy. La presidenta del Comité de Derechos y Garantías del PP aseguró que "estas reglas del juego no son del PP, siempre vamos a estar en contra de declarar 'personas non gratas', de los señalamientos y de cordones sanitarios", pero no representa, a juicio de Vox, a la dirección nacional.

Lejos de rectificar, el portavoz nacional del PP y alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, ha apoyado las palabras del presidente ceutí y ha reiterado que no participarán "en esa estrategia de señalamiento y hostigamiento" de la izquierda, y por eso se abstuvieron, pero "desde luego las declaraciones que ha hecho Vox tampoco invitan al sosiego que se necesita en un momento tan convulso como el de Ceuta".

"Cooperador necesario" en la estrategia de "deshumanización"

El dirigente de Vox ha acusado al PP de "cooperador necesario" en la estrategia de "deshumanización" y "demonización" de su partido con esta decisión contra Abascal y de haber puesto "en el foco de la violencia" a sus afiliados, simpatizantes y cargos.

La iniciativa partió del Movimiento por la Dignidad y la Ciudanía (MDyC), que cuenta con dos diputados en la Asamblea ceutí, por los incidentes ocurridos el pasado 24 de mayo cuando el líder de Vox visitó la ciudad pocos días después de la entrada irregular de miles de marroquíes. Salió adelante con el apoyo del PSOE (7 diputados), Caballas (1), mientras que el PP (9 diputados) se abstuvo y presentó una enmienda para condenar sólo las declaraciones del líder de Vox, que no prosperó, y votaron en contra los cuatro diputados del partido de Abascal.

Este movimiento se produjo en un momento en que el partido de Abascal vuelve a plantear una moción de censura contra Pedro Sánchez y anima al PP a que sea quien lo presente como principal partido de la oposición. No obstante, Buxadé no ha querido precisar si altera la estrategia con dicha moción y terminará presentándola Vox y se ha limitado a contestar que "el PP tiene el tejado lleno de pelotas" y que debe ir pensando en "aligerarlo" si no se quiere quedar "con todas las pelotas del barrio". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento