Cuba sigue sin dar cifras de detenidos y denuncia un complot de EE UU ante exlíderes latinoamericanos de izquierdas

Un hombre camina frente a un mural de Ernesto 'Che' Guevara en La Habana (Cuba).
Un hombre camina frente a un mural de Ernesto 'Che' Guevara en La Habana (Cuba), este jueves.
ERNESTO MASTRASCUSA / EFE

El número de detenidos en las protestas del pasado domingo en Cuba sigue sin esclarecerse, mientras el Gobierno adopta las primeras medidas de urgencia para afrontar la severa crisis que movilizaron a miles de ciudadanos a manifestarse en las calles.

Aunque autoridades del Gobierno han confirmado que hay personas arrestadas por su participación en las protestas y disturbios que se sucedieron en distintos puntos de la geografía cubana el domingo y en menor grado el lunes, aún no han precisado cifras sobre el número de personas privadas de liberdad.

Algunas organizaciones internacionales y activistas han hecho públicos listados en las redes sociales que cuantifican por centenares a los detenidos a partir de los sucesos de los últimos días en la isla, donde no se han reportado nuevos incidentes pero se mantiene una visible presencia policial en los espacios públicos.

Miles de personas salieron a las calles el domingo -y en menor medida el lunes- en varias localidades cubanas para manifestarse contra la escasez de alimentos y medicinas, los cortes de electricidad y las polémicas tiendas en divisas surgidas en medio de la grave crisis económica y sanitaria que atraviesa el país.

"Operación" de Washington

Este jueves, el canciller (ministro de Exteriores) de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció que las protestas del pasado domingo en la isla se generaron a partir de una operación "político-mediática" desde Estados Unidos, durante un intercambio virtual con políticos y diplomáticos latinoamericanos afines.

Los expresidentes de Bolivia, Evo Morales; de Brasil, Dilma Rousseff; y de Colombia, Ernesto Samper; así como la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcenas, entre otros, participaron en la teleconferencia con el canciller cubano.

El jefe de la diplomacia de La Habana aseguró a sus interlocutores que en Cuba "no se ha producido ningún estallido social, esperado por EE UU" y que tampoco "el pueblo se sumó al llamado a una huelga general en el país", según refirió una nota de la Cancillería de la isla.

Además agradeció las expresiones de apoyo a su país, así como el rechazo a la política de embargo económico y comercial que mantiene el Gobierno de EE UU hacia Cuba.

La izquierda latinoamericana cierra filas

El expresidente boliviano Evo Morales (2006-2019) consideró que "cualquier otro país se hubiera rendido" frente a las sanciones del embargo que aplica Washington e instó al presidente estadounidense, Joe Biden, a escuchar las voces que piden el levantamiento de esa medida.

Asimismo, la exmandataria brasileña Dilma Rousseff (2011-2016) trasladó un mensaje de apoyo a Cuba y a su Gobierno y condenó el "bloqueo" (en referencia al embargo de EE UU) contra el pueblo cubano.

Por su parte el exgobernante de Colombia, Ernesto Samper, (1994-1998) reflexionó sobre el reciente paro nacional que sacudió su país y se saldó con más de 70 muertos y 400 personas desaparecidas.

En ese sentido, Samper dijo que los mismos actores de la derecha colombiana que pidieron entonces que los protagonistas de este paro fueran reprimidos ahora demandan que no se haga frente a los manifestantes violentos en Cuba, donde consideró que se ha ejecutado una "intervención digital".

Desde México, el subsecretario de Relaciones Exteriores, Maximiliano Reyes, reiteró el apoyo del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y recordó las comunicaciones que en los últimos días han tenido funcionarios mexicanos y cubanos.

Sin redes sociales

Mientras tanto, en el país la rutina diaria sigue su curso, las personas acuden al trabajo, continúan realizando colas durante largas horas en las tiendas para comprar alimentos y siguen esperando que se restablezca internet en sus teléfonos móviles.

Este jueves la mayoría de las redes sociales y plataformas de mensajería permanecían bloqueadas en el servicio de datos móviles en Cuba, cuatro días después de las inéditas manifestaciones del domingo

Solo es posible hasta hora acceder a la red en los parques públicos que ofrecen conexión inalámbrica wifi o a través de los servicios Nauta-Hogar y ADSL en los domicilios, un servicio que aún no pueden permitirse muchos cubanos debido a su alto coste.

Los expertos, y también numerosos cubanos de a pie, creen que las autoridades han cortado internet para evitar que las redes ayuden a que se produzca una repetición de los incidentes que en algunos lugares llegaron a ser violentos al enfrentarse manifestantes y partidarios del Gobierno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento