Valle de los Caídos, reconocimiento a las víctimas, multas de 150.000 euros... claves del proyecto de Ley de Memoria democrática que ha aplazado el Gobierno

<p>Un operario retira una placa franquista de una fachada de Barcelona. </p>
Un operario retira una placa franquista de una fachada de Barcelona.
AJUNTAMENT DE BARCELONA

El Gobierno ha aplazado la aprobación en Consejo de Ministros del proyecto de Ley de Memoria Democrática, previsto inicialmente para este martes, después del relevo de Carmen Calvo, quien había impulsado esta iniciativa, al frente del Ministerio de la Presidencia. Fuentes del Ejecutivo consideran conveniente ese aplazamiento para que el nuevo titular de Presidencia, Félix Bolaños, conozca todos sus detalles.

¿Qué contiene la Ley de Memoria Democrática?

Se trata de una norma que profundiza en el camino que ya abrió la Ley de Memoria Histórica aprobada por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2007. El texto se agrupa en cinco títulos y tiene más de 60 artículos, estructurados en torno al protagonismo y la reparación integral de las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura, así como a las políticas de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

¿Cuál es su objetivo?

El objeto de esta ley es el reconocimiento de los que padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicas, de conciencia o creencia religiosa, de orientación e identidad sexual, durante el período comprendido entre el golpe de Estado de 1936, la Guerra Civil y la Dictadura franquista hasta la promulgación de la Constitución Española de 1978. Se trata de promover su reparación moral y recuperar su memoria e incluye el repudio y condena del golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y la posterior dictadura. A su vez, la norma adopta medidas destinadas a suprimir elementos de división entre la ciudadanía y promover lazos de unión en torno a los valores, principios y derechos constitucionales.

¿Hay cambios respecto al anteproyecto de ley?

La norma ha sido modificada con respecto a la fórmula que contemplaba el anteproyecto de ley que el Consejo de Ministros aprobó en septiembre de 2020. Ahora, el proyecto de ley recoge las sugerencias del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en un informe no vinculante aprobado el 7 de junio.

El CGPJ advertía en su informe, entre otros, que perseguir la apología del franquismo "sin el requisito adicional del menosprecio o humillación a las víctimas" podía entrar en contradicción con la libertad de expresión, del mismo modo que prohibir manifestaciones o concentraciones de este sesgo ideológico podía chocar con la doctrina del Tribunal Constitucional sobre el derecho de reunión. 

Esta sugerencia de incorporar la necesidad de humillación a las víctimas para que la apología del franquismo sea algo más que libertad ideológica no convence ni las asociaciones de memoria histórica ni a partidos de izquierda como Unidas Podemos o ERC. 

¿Qué dice sobre las víctimas?

En el proyecto se hace un reconocimiento expreso de las víctimas y exiliados de la Guerra Civil y la dictadura y su protección. Sobre este aspecto, el Poder Judicial también alertó de que podía suponer una tutela "asimétrica" respecto a la dignidad de otras víctimas de otros hechos sucedidos en el mismo período histórico.

Sobre el derecho a la verdad de las víctimas, se asume que la búsqueda de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Dictadura corresponderá a la Administración General del Estado, sin perjuicio de las competencias de otras administraciones públicas relacionadas con dicha actividad, reforzando la colaboración entre las mismas. Incluye medidas como el impulso al mapa de fosas, el protocolo de exhumaciones y régimen de autorizaciones. Asimismo, se crea el Banco Nacional de ADN de Víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura.

¿Qué novedad contempla en el aspecto judicial?

El texto prevé la creación de una Fiscalía de Sala de Memoria Democrática en el Tribunal Supremo que investigará violaciones de los derechos humanos desde el golpe de estado, la guerra civil y la dictadura, hasta la aprobación de la Constitución, en 1978. Tendrá las funciones de impulso de los procesos de búsqueda de las víctimas de los hechos investigados, en coordinación con los órganos de las distintas administraciones con competencias sobre esta materia.

¿Cómo afectará en el ámbito educativo?

Sí. La norma recoge también acciones en el plano educativo actualizándolos contenidos curriculares para ESO y Bachillerato. En este momento, la Segunda República, la Guerra Civil o el franquismo se incluyen en la asignatura de Historia.

¿Cómo afecta al Valle de los Caídos?

En el texto se regulan los Lugares de Memoria Democrática con una función conmemorativa y didáctica. En cuanto al Valle de los Caídos, se enfatiza su resignificación con una finalidad pedagógica y se reconoce el derecho de los familiares a recuperar los restos de sus ascendientes. 

Las criptas adyacentes a la Basílica y los enterramientos tienen el carácter de cementerio civil y solo podrán albergar restos de personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil -casi 30.000-. Asimismo, se procederá a reubicar cualquier resto mortal que ocupe un lugar preeminente en el recinto -es el caso de José Antonio Primo de Rivera, fusilado en 1936-. En ningún lugar del recinto podrán llevarse a cabo actos de naturaleza política ni exaltadores de la Guerra Civil, de sus protagonistas o de la Dictadura.

¿incluye un régimen de sanciones?

Sí. Otra novedad de la ley es que por primera vez se establece un régimen sancionador con multas de hasta 150.000 euros para las infracciones más graves, como la destrucción de fosas o el menoscabo de lugares de memoria democrática.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento