Bolaños deja para más adelante la ley de memoria democrática que Calvo tenía previsto aprobar este mismo martes

Bolaños deja para más adelante la ley de memoria democrática que Calvo tenía previsto aprobar este martes
Bolaños deja para más adelante la ley de memoria democrática que Calvo tenía previsto aprobar este martes
RRF

El nuevo ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha decidido posponer la aprobación de la ley de memoria democrática que su antecesora, Carmen Calvo, tenía previsto aprobar ya como anteproyecto en el Consejo de Ministros de este martes, según explican fuentes gubernamentales.

La ya ex vicepresidenta primera llevaba más de un año trabajando en esta norma, que llevó por primera vez al Consejo de Ministros, como anteproyecto, en septiembre de 2020. 

Casi un año después, y tras recibir los informes preceptivos, incluido uno muy crítico del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la previsión era aprobar este martes el proyecto de ley para remitirla ya al Congreso.

Sin embargo, las fuentes consultadas explican que el nuevo ministro considera necesario primero aterrizar en su nueva cartera y estudiarse bien la ley, y no presentarla en el Consejo de Ministros el día después de haber tomado posesión.

Traspaso "amoroso"

El nuevo ministro de la Presidencia ha recibido esta cartera de manos de Calvo con el convencimiento de que lo que está haciendo el Ejecutivo "merece la pena" frente al "ruido y la crispación" de la oposición.

Bolaños ha lanzado este mensaje en su toma de posesión del Ministerio de la Presidencia, un traspaso de carteras que Calvo ha afirmado que era "el más amoroso de la historia de la política española" por la amistad que une a ambos.

Testigos del relevo han sido el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, las tres vicepresidentas (Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera) y siete ministros.

En concreto, los de Asuntos Exteriores, Interior, Hacienda, Sanidad, Industria, Derechos Sociales y Consumo y junto a los que han estado también la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Bolaños ha agradecido la oportunidad de servir a España que le ha dado Sánchez, de quien ha dicho que sabe que "quiere transformar España sin dejar a nadie atrás".

"No se puede pedir" ser ministro

El nuevo ministro de la Presidencia ha bromeado recordando las veces que se ha alegrado de no ser ministro y ha considerado que "estas cosas ni se pueden pedir ni se deben rechazar".

Unas palabras que, frente a la interpretación de que fueran dirigidas al ya exjefe del Gabinete de la Presidencia del Gobierno Iván Redondo, lo ha negado Bolaños de forma tajante en una conversación informal posterior con los periodistas.

El ministro ha asegurado que lo que está haciendo el Gobierno "merece la pena" frente al "ruido, la crispación, las palabras altisonantes y los debates que no llevan a nada".

Ante esa actitud de la oposición, a la que no ha citado explícitamente, ha resaltado que el Ejecutivo ha aprobado medidas como el ingreso mínimo vital, los ertes, la subida del salario mínimo y la gestión de la pandemia con la idea de salvar vidas y no dejar a nadie atrás.

"Somos el Gobierno de la recuperación y es una recuperación que va a ser justa. Vamos a conseguir grandes cifras económicas en los próximos años"

"Ahora somos el Gobierno de la recuperación y es una recuperación que va a ser justa. Vamos a conseguir grandes cifras económicas en los próximos años y vamos a conseguir que vaya sobre todo a los sectores que tienen más dificultades", ha añadido.

Ha considerado un honor asumir Presidencia, ha afirmado que lo hace con enorme responsabilidad y ha confiado en estar a la altura de los ciudadanos.

Elogios mutuos

A Carmen Calvo se ha dirigido para asegurar que, además de "una gran vicepresidenta" es una gran persona.

La ex vicepresidenta primera y exministra de Presidencia ha insistido en su amistad con Bolaños y en que ambos ha pasado muchas horas hablando y teniendo claro "lo que tenían que ser, el pilar sobre el que se sujetara el presidente del Gobierno".

"Félix lo tiene todo. No va a necesitar ni suerte ni nada. Tiene todo el entrenamiento, todo el conocimiento", ha añadido antes de resaltar asimismo su "probadísima" lealtad.

Por eso ha dicho que ella es la ministra que se va más tranquila con el relevo.

Calvo ha asegurado que deja el Gobierno con la sensación de haber cumplido con su deber y con el "agradecimiento infinito" al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, por haberle permitido "un extraordinario aprendizaje político y humano".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento