Ciudadanos celebra sus 15 años con Rivera ausente y afronta dos semanas clave para relanzar su proyecto liberal

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas.
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas.
EFE/ Mariscal

Ciudadanos se enfrenta a dos fines de semana de calado a nivel interno, tanto en lo político como en lo emocional. Este sábado, la formación naranja celebra el 15º aniversario de su nacimiento en un acto en Barcelona, lugar de origen del partido, y el próximo fin de semana tendrá lugar en Madrid su Convención Nacional, en la que el la formación pretende reflotarse tras la delicada situación que vive, en caída libre y, de momento, sin freno.

Sin embargo, pocas caras de aquel lejano congreso fundacional de 2006 estarán presentes en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba), donde se celebra a partir de las 11.30 horas este aniversario. El filósofo Francesc de Carreras, con quien Inés Arrimadas compartió coloquio el pasado jueves en el madrileño Club Siglo XXI, será uno de los pocos nombres que firmaron el manifiesto fundacional que fue el origen de Ciudadanos que acudirá. Tampoco irá el que fuera su presidente durante 13 años, Albert Rivera, que también ha declinado la invitación para asistir a la convención.

El acto de aniversario consistirá en una mesa redonda en la que participarán el líder de Ciudadanos en Cataluña, Carlos Carrizosa; la secretaria general, Marina Bravo; el vicesecretario general, Edmundo Bal y el eurodiputado Jordi Cañas. Carrizosa será el encargado de dar el discurso de bienvenida mientras que el cierre correrá a cargo de de la actual presidenta del partido, Inés Arrimadas.

El peor momento desde su nacimiento

Fue precisamente un 9 de julio de 2006 cuando Ciudadanos celebró su congreso nacional como socialdemócrata, aunque posteriormente fue redefinido de centro, liberal y progresista. Ese mismo año entró por primera vez como partido en el Parlament de Cataluña con Albert Rivera al frente del grupo parlamentario, y desde entonces fue creciendo con fuerza hasta convertirse en el primer partido constitucionalista en ganar las elecciones en Cataluña y una alternativa liberal al bipartidismo. 

Tocó techo en las elecciones generales de abril de 2019 logrando 57 diputados, su máximo histórico y con capacidad de gobernar junto al PSOE de Pedro Sánchez, con quien sumaba mayoría. Sin embargo, el desacuerdo entre ambos líderes desembocó en una repetición electoral que se llevó por delante a la formación naranja, que solo siete meses después, en noviembre, consiguió 10 diputados.

Fue Arrimadas quien tomó las riendas del partido tras la dimisión de Rivera y, con ella al frente, Ciudadanos se ha seguido desintegrando poco a poco. "Yo, cuando asumo la presidencia, sé que el partido está en una situación mala", reconocía Arrimadas el pasado viernes en una entrevista en Telemadrid.

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos.
Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos.
Inés Arrimadas - Twitter

Bajo su mandato, la formación naranja pasó el pasado mes de febrero de ser el primer partido de la oposición en Cataluña con 36 escaños a mantener un reducido grupo parlamentario de seis diputados. Desde entonces, solo ha ido encadenando catástrofes: la moción de censura que promovió en Murcia y que resultó fallida se saldó no solo con Ciudadanos fuera del Gobierno, en el que llevaba dos años en coalición con el PP, sino con el partido autonómico en descomposición.

Posteriormente y ante la amenaza de una moción también en Madrid, la presidenta Isabel Díaz Ayuso, que gobernaba también con Ciudadanos, decidió adelantarse y convocó unas elecciones autonómicas que acabaron con la formación naranja fuera del ejecutivo autonómico y de la Asamblea por primera vez desde su salto a nivel nacional.

Esta semana, Ciudadanos ha perdido el único Ayuntamiento que ostentaba en Andalucía, el de Granada, donde gobernaba pese a tener solo cuatro ediles junto al PP. Tras un divorcio forzado por los populares, el consistorio ha pasado a manos socialistas y los dos concejales de Ciudadanos han sido expulsados por el partido por romper la disciplina de voto.

La convención, un punto de inflexión

Con este panorama, una semana después de su aniversario el partido celebrará su convención nacional, los días 17 y 18 de julio, con la que pretende relanzar el proyecto liberal para armar su alternativa, cuyos ejes serán la ciencia y la innovación, que serán los temas que arranquen la cita, que se celebrará en el Palacio de los Duques de Pastrana, en el céntrico Paseo de la Habana de Madrid.

"No va a ser en absoluto un encuentro asambleario"

Ciencia y Agenda verde será la primera de las cinco ponencias que ofrecerá el partido, una elección nada casual. "Queremos ser el partido de la ciencia", afirmaba este viernes Arrimadas en una entrevista en Telemadrid. El partido, aparte de los ejes en los que siempre ha girado, el europeísmo y el centro liberal, que también tendrán sus grupos de trabajo y ponencias propias, quiere dar prioridad al medio ambiente, el cambio climático y la transición ecológica.

Pese a la mala situación del partido, en la convención no se debatirá una posible integración o fusión con el Partido Popular, ya que ese tipo de asuntos solo se pueden tratar en una Asamblea General, y este evento será estrictamente político, tal y como explicó en los últimos días el vicesecretario general Daniel Pérez. "No va a ser en absoluto un encuentro asambleario donde se puedan tratar cuestiones de tipo orgánico porque no es el foro". Según explicó en rueda de prensa, los debates girarán en torno a "las propuestas liberales, el futuro de Europa y las sugerencias ideas de los militantes".

El gran ausente de esos dos actos será Albert Rivera. Pese a tener varias invitaciones por parte de los miembros de la dirección, el exlíder naranja se ha excusado justificando que quiere mantenerse fuera de la primera línea política. "Si vamos a hacer una convención de contenido político lo lógico es que el señor Rivera siga en su práctica profesional y nosotros nos dediquemos a la política", sentenció el pasado miércoles el vicesecretario general Edmundo Bal. "Está siendo coherente", ha reiterado Arrimadas estos días. "Cuando se fue dijo que se iba al sector privado, que no iba a estar en primera línea política y está viendo todo el mundo que es así".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento