¿Por qué Icíar, hija de Emilio Aragón, ha abandonado Name the Brand, la firma que fundó junto a María Pombo?

La 'influencer' María Pombo.
La 'influencer' María Pombo.
Sergio R Moreno / Gtres

Por si alguien tiene alguna duda, la marca sigue su curso. Pero parece que una de las capitanas le ha dejado el timón único a María Pombo, bajándose del barco apenas un año y medio después del nacimiento de su empresa. Icíar Aragón ha decidido desligarse de Name the Brand y los fans de ambas influencers ahora quieren conocer los motivos, de los cuales ha informado Vanitatis.

Name the Brand nacía en noviembre de 2019, bautizada por los fans de la esposa de Pablo Castellanos a través de una encuesta en sus redes (en apenas unas horas se registraron casi 50.000 votos) e irrumpiendo en el mercado con una enorme fuerza y empuje gracias a toda la proyección que tienen ambos nombres: el de María Pombo -y sus hermanas, que también ayudaron en la promoción- para llegar a sus dos millones de seguidores, y el de la hija de Emilio Aragón con un gran olfato empresarial para la moda y las tendencias.

Nadie podía dudar de que ahí había un porvenir provechoso cuando, tras la primera colección que sacaron, que constaba apenas de 16 prendas, las ventas superaron sus propios estudios de mercado y se convertía en un éxito instantáneo. El tándem era, pues, perfecto. Idílico. Y de repente...

"Sí, ya hace mucho que me salí del proyecto", ha confirmado al citado medio la primogénita (nació en 1985, sacándole tres años a su hermana Macarena y una década al pequeño, Ignacio) del afamado cómico, productor y presentador televisivo, confirmando unos rumores que habían barruntado su salida desde hace varios meses.

Explica que nada tiene que ver su abandono con los problemas personales que arrastra con la más mediática de las Pombo, uno de los motivos que cada vez había cogido más fuerza incluso entre su círculo cercano. El portal explica que, desde que se atenuaran las restricciones tras la pandemia del coronavirus, se han sucedido una serie de desavenencias.

Un adiós que se veía venir

Las primeras pesquisas que hacían sospechar a los seguidores de la firma de que su andadura tenía los días contados y se iba a esfumar de un momento a otro es que desde hacía varios meses no sacaban ninguna prenda nueva al mercado, una ausencia de lanzamientos que comenzaron las habladurías, las cuales no hicieron sino aumentar tras el bautizo de Martín.

A la celebración por el sacramento del primogénito de María Pombo y Pablo Castellanos, que nació uno de los últimos días del año pasado, no asistió Ichi, como la llaman sus allegados, a pesar de que multitud de amigos de la pareja sí que se personaron, incluidas otras personas que sí están asociadas de una u otra forma a la firma Name the Brand.

Sin embargo, el momento cumbre de este cisma público ha ocurrido la semana pasada. Tras varios meses de espera, por fin la marca sacaba a la luz su más que esperada colección para el verano, una temporada estival en el que quienes son influencers y empresarias suelen hacer, nunca mejor dicho, su agosto. Y ahí, ya sí, ni rastro de Ichi Aragón.

La hija del que fuera ídolo de un país con Médico de familia no ha intervenido ni en el proceso creativo ni en la promoción en redes ni, por supuesto, en el lanzamiento in situ de las prendas, una recepción para la línea veraniega en la que María Pombo aprovechó para darle la bienvenida y promocionarla rodeada de gran parte de su equipo (en el que, por cierto, sí está la novia de Ignacio Aragón, Bea Gimeno). La ausencia de Ichi fue, por supuesto, notabilísima.

Y sin embargo...

A pesar de todo ello, Icíar ha confirmado al susodicho medio que no han sido sus problemas personales con María Pombo las razones para marcharse, sino algo mucho más natural y fácil de entender: quería pasar más tiempo con sus tres hijos. "Entre la pandemia y los niños y todos los trabajos que tenía en ese momento era demasiado, así que decidí dejarlo para estar más tiempo con los enanos", ha confesado.

Básicamente, Icíar Aragón piensa en centrarse en otras de sus empresas. Sobre todo, aquella con la que revolucionó los hornos de las panaderías con su marca Madreamiga, en la que su pasión por amasar y hacer pan de la que dejó constancia en la pandemia se han puesto al servicio de lo más instagrameable que hay actualmente: no por nada sus croissants no dejan de recibir pedidos y en Navidades arrasaron con sus roscones de Reyes.

Así que por ese lado no le va a faltar solvencia, dado que tiene experiencia suficiente para levantar un negocio (con el colchón que supone ser la hija de Emilio Aragón) tras haberse formado en Nueva York después de salir de la universidad tras estudiar en la ESIC Business & Marketing School.

Tras ello, además, no solo ha montado varias empresas, sino algunas de ellas muy rentables, como la agencia de comunicación y publicidad Crepes & Texas, donde ha trabajado codo con codo con su marido, Hugo Rodríguez, conocido en Madrid por ser copropietario de las pizzerías Grosso Napoletano, que acaban de abrir su primer local en Barcelona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento