Marta, mujer trans: "Me da miedo que alguna compañera muera por el desabastecimiento de hormonas"

Marta María Corrales, mujer trans.
Marta María Corrales, mujer trans.
CEDIDA

"¿Alguien se ha preguntado qué supone el desabastecimiento de hormonas para las mujeres trans?". La pregunta que Marta María Corrales plantea tiene una dura respuesta: "Malestar, cambios de humor, ansiedad, depresión, pérdida de cabello, mareos, bajones de azúcar, de tensión, taquicardias...". Este es el riesgo en el que ella y muchas otras mujeres viven desde marzo, cuando dejaron de encontrar en las farmacias los medicamentos indispensables en su proceso de transición. 

Sanidad ha reconocido retrasos en el abastecimiento de esos fármacos pero ha eludido cualquier responsabilidad. El departamento de Carolina Darias los achaca a inconvenientes "logísticos" y pone a los laboratorios -al alemán Bayern en concreto- como causantes del problema. Esto sin embargo no es la primera vez que ocurre. Desde que Marta comenzó la terapia hormonal en julio de 2012 se ha visto en esta situación en otras dos ocasiones, en 2016 y en 2018. "Te das cuenta de que es una cuestión que depende de las concesiones de las farmacéuticas con el ministerio. Los contratos vencen cada dos o tres años, tienen que renegociarlos, y hasta que no se suscriben los nuevos no hay suministro. Juegan con la vida de las personas. Para ellos somos números", lamenta al otro lado del teléfono durante una conversación con 20minutos.

La alternativa al Progyluton y al Climen que las Unidades de Identidad de Género están ofreciendo a estas personas se denomina Lenzetto, pero su efecto no está siendo el mismo. "Es un spray que te echas en el brazo tres veces al día. Lo absorbe la piel pero no es tan efectivo como las pastillas. A los dos meses estamos viendo en las analíticas que tenemos los niveles de estrógenos bajísimos", relata y agrega a que a esa menor efectividad se suma que también hay pocas existencias. Ella ha estado mes y medio sin tomar nada hasta que ha podido hacerse con un nuevo bote.

Esta mujer vive en Andalucía, concretamente en Almería, pero conoce casos en el resto del país. "En Madrid, en Barcelona... están mucho peor. En ciudades más pequeñas somos menos. Podemos acercarnos a municipios en los que a lo mejor encuentras alguna caja pero ya ni eso. Yo me he recorrido los pueblos de la Alpujarra y no hay", relata.

Desde que Marta no tiene su tratamiento habitual ha sufrido dos descensos del nivel de glucosa en sangre que han provocado su desvanecimiento. "Ambos me dieron en el trabajo y trabajo en un hospital. Gracias a eso me pudieron atender a tiempo y no acabé ingresada", relata y sabe que ha tenido suerte porque episodios como esos pueden tener un dramático desenlace. "Mi mayor temor es que alguna compañera muera por la falta de hormonas o por alguna complicación que le pueda dar derivada de ello. Puede pasar", afirma.  

También plantea otra preocupación y es que "alguna chica que esté empezando vea que retrocede, que le empieza a crecer el vello, que la repartición de grasa se le vuelve hacia atrás y que psicológicamente no pueda con ello y se suicide". "Las hormonas lo revolucionan todo. Te dan subidones y bajones constantes que no puedes controlar. Todo eso te lo regula una pastilla que no encuentras", continúa. "A quienes nos hemos sometido a una reasignación de sexo pueden restablecernos a través de fórmulas magistrales dentro del hospital pero en el caso de quienes no se han hecho esa reasignación, el cuerpo les vuelve hacia atrás", explica. Esa fórmula magistral precisamente podría ser preparada en las farmacias "pero los endocrinos no las recetan". "Al ministerio y a las consejerías de Sanidad les sale más caro", dice esta almeriense.

Para evitar que esta situación continúe esta mujer trans se ha propuesto alzar la voz, decir ¡basta ya!, y ha lanzado una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org en la que exige el reabastecimiento de hormonas femeninas en España. Afirma haber mandado un e-mail al Ministerio de Sanidad pero de momento no ha tenido respuesta. También ha interpelado a través de las redes sociales a la ministra de Igualdad, Irene Montero, a Unidas Podemos o a Izquierda Unida, sin haber recibido ninguna interacción y en referencia a la ley trans aprobada este martes en el Consejo de Ministros les envía un mensaje: "¿De qué me sirve cuando por otro lado no tenemos medicación?".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento