Guía básica para usar la mascarilla este sábado: distancia mínima, uso en playas, piscinas, taxis... y las posibles multas

Guía de uso de la mascarilla
Guía de uso de la mascarilla
Henar de Pedro
Este 26 de junio ya nos podremos despedir de la mascarilla, pero con condiciones. 
Henar de Pedro

Más de un año después la mascarilla dejará de ser obligatoria en la calle. Este 26 de junio ya nos podremos despedir de ella, pero con condiciones. Habrá situaciones en las que sea necesario ponérsela, como en espacios cerrados o en aglomeraciones. De todos modos, las condiciones se suavizan muchísimo respecto a mayo de 2020, cuando se hicieron obligatorias en plena primera ola de una pandemia que, poco a poco, va llegando a su fin.

"Las mascarillas dejan paso de nuevo a la sonrisa. Nuestra sonrisa volverá a nuestras calle, con distancia de seguridad, pero son sonrisas visibles para todos nosotros", señaló la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha recordado que hay que llevar siempre una mascarilla "con nosotros aunque no esté puesta" para cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad, y que incumplir su uso en los espacios que recoge el Real Decreto sigue sujeto a sanción según recoge el artículo 31 de la Ley.

¿Se debe multar a las personas que no lleven una mascarilla encima?

En conclusión, las preguntas son: qué se puede hacer, cuándo y en qué momento será necesario llevar la mascarilla puesta. Estas son las claves del asunto:

En espacios abiertos y con distancia

Fundamentalmente, tienen que darse dos condiciones para poder prescindir de la mascarilla: estar en espacios abiertos y mantener una distancia mínima de metro y medio. Además, a la hora de ir en grupo se podrá prescindir de ella siempre y cuando se vaya con convivientes. Se mantiene un elemento. Se permitirá que no se use mascarilla a las personas que acrediten algún tipo de afección respiratoria o de enfermedad incompatible con su uso.

¿Qué pasa con los espacios cerrados?

Sí o sí habrá que llevar mascarilla en los espacios cerrados, incluido por ejemplo el transporte público y aunque se pueda mantener la distancia interpersonal. En ese sentido, Sanidad insiste en la necesidad de llevar la mascarilla siempre con nosotros para recurrir a ella cuando se den las condiciones que la hagan necesaria. 

Hay una excepción en las residencias de mayores: en ellos se podrá ir sin mascarilla en espacios comunes cerrados si más del 80% de los residentes tienen la pauta completa de la vacuna, algo que se dará en la mayoría de los casos viendo el nivel de vacunación que hay ahora mismo en España. Sucederá lo mismo en los centros de trabajo de los profesionales esenciales.

¿Y en las playas, piscinas y conciertos?

En general las líneas a seguir son las mismas que a nivel global: distancia y aire libre. Es decir, en el caso de los conciertos se podrá prescindir de las mascarillas si se asiste a ellos sentados y manteniendo el metro y medio de distancia interpersonal. Si son con el público de pie habrá que ponerse la mascarilla.

Guía de uso de la mascarilla
Guía de uso de la mascarilla
Henar de Pedro

Por otro lado, en playas, piscinas y parques se podrá no usar la mascarilla siempre y cuando se mantenga la distancia y, por supuesto, a la hora del baño. En grupo, si se va con convivientes tampoco será necesaria, pero sí habrá que recurrir a ella cuando no se vive con nuestros acompañantes. Esto es aplicable también a la práctica de deportes de equipo.

¿Cuáles son las multas por no cumplir?

El uso de la mascarilla será mucho más laxo a partir de este sábado, y en la libertad de cada uno está seguir llevándola o usarla solo en casos exigibles. Pero cuidado: si no se atiende a las normas aprobadas por Sanidad, habrá multas. Como hasta ahora, las sanciones por no llevar mascarilla cuando se necesaria ascenderán hasta los 100 euros.

Diferencias entre comunidades autónomas

Aunque en general la medida se ha acogido de buen grado, las comunidades autónomas muestran diferencias entre ellas. Andalucía tiene la incidencia acumulada más alta y por eso recomienda su uso, mientras que la Comunidad de Madrid ha criticado que el Gobierno no haya buscado el consenso a la hora de aprobar las nuevas medidas. Otras, como es el caso de Cataluña, quieren reservarse la posibilidad de volver a imponer la obligatoriedad de la mascarilla si la pandemia vuelve a repuntar.

"Estamos ante una medida prudente, que se va a producir de manera progresiva y gradual, liberándonos de llevarla en aquellos espacios al aire libre que la trasmisión es casi inexistente. Es un medida que nos pone en las mismas condiciones de los países de nuestro entorno que están llevando a cabo la medida de flexibilización de su uso obligatorio; y es una medida que nos acerca a la normalidad, con prudencia y que además nos da alergia colectiva", explicó Darias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento