La mitad de los españoles altera sus vacaciones por la Covid: menos gasto, menos viajes al extranjero y más coche

La playa de la Malvarrosa, abarrotada durante el segundo fin de semana de junio.
La playa de la Malvarrosa, abarrotada durante el segundo fin de semana de junio.
KAI FORSTERLING / EFE

La llegada este lunes del solsticio estival supone el pistoletazo de salida oficial la temporada turística de verano, una campaña que todavía se prevé que esté muy condicionada por la pandemia. A la incertidumbre sobre las llegadas de turistas extranjeros -que son quienes más gasto realizan tradicionalmente- hay que añadir también las dudas con el viajero doméstico, en quien están puestas gran parte de las esperanzas en el sector.

Y es que una parte importante de los españoles que viajaba habitualmente en sus vacaciones de verano antes de la pandemia tampoco lo hará este año. Quienes sí lo harán gastarán menos, viajarán muy poco al extranjero y adaptarán sus planes al contexto pandémico.

En concreto, tres de cada diez turistas nacionales se quedará en casa este verano, principalmente por motivos económicos y de salud pública. Así se desprende del informe Hábitos y comportamientos del turista nacional que ha hecho público este lunes el Observatorio Nacional de Turismo Emisor (Observatur), una iniciativa promovida por varias empresas del sector.

La mitad de los españoles que se desplaza habitualmente en el periodo de descanso estival reconoce que haría un viaje distinto al que ha programado si no hubiera pandemia. De ellos, un 12% afirma que habría elegido otras vacaciones con total seguridad y un 38% sostiene que probablemente habría preferido otro destino o tipo de viaje si no hubiera virus.

Prueba de ello es que la demanda de vacaciones al extranjero sigue a niveles muy inferiores a los anteriores a la pandemia. Mientras que en 2019 el 63% de los encuestados se planteaba viajar fuera de España, dos años después solo el 24% ha elegido un destino internacional. Además, las salidas más allá de las fronteras quedan restringidas a Europa y las previsiones de viajes al resto de continentes "son muy minoritarias o inexistentes", según Observatur.

Los turistas españoles se decantan masivamente por destinos nacionales: un 77% optará exclusivamente por viajar por España mientras que otro 12% incluirá el país en un itinerario junto a otros destinos internacionales. La tendencia hacia un turismo más doméstico ha disparado los desplazamientos en el coche particular en detrimento del avión. El 79% de los encuestados manifiesta que hará alguno de sus viajes en su vehículo particular y solo el 26% elegirá el avión como medio de transporte. Estas cifras quedan muy lejos del escenario de 2019, cuando un 51% de los turistas nacionales optó por el coche y el 39% por el avión.

Un 21% menos de gasto por turista

Una de las razones fundamentales por las que los encuestados se quedarán en casa son los motivos económicos. Un 40% de quienes no viajarán sostiene que ha tomado la decisión por razones de esta índole, de ellos un 28% porque ha perdido ingresos y un 12% para ahorrar "por miedo a la situación económica futura". El otro gran motivo que desincentiva los viajes es el temor a la pandemia, razón que aducen un 23% de los turistas que se quedarán en casa para no desplazarse.

Además, quienes finalmente sí se animarán a salir estas vacaciones lo harán con un presupuesto más ajustado de lo normal. Observatur estima que el gasto medio ascenderá a 566 euros por persona, 29 euros menos que en 2020 y un 21% menos que en 2019, cuando el presupuesto fue de 719 euros.

Por todo ello, las agencias de viaje ven casi imposible que la recuperación económica llegue a producirse este año. El 79,5% de los empresarios consultados opina que la vuelta a la normalidad económica se demorará al menos un año y uno de cada cinco asegura que llevará más de dos. Además, el 90,4% de las agencias de viaje estiman que en 2021 no se recuperarán los niveles de facturación de 2019.

Vacaciones de sol y playa

Las vacaciones de sol y playa han sido tradicionalmente la opción mayoritaria entre los españoles, pero la pandemia ha provocado que aumente la proporción de viajeros que optan por destinos costeros. Según Observatur, el 46% de los encuestados asegura que elegirá un destino de sol y playa, frente al 32% que lo hizo en 2019. La segunda opción preferida son los viajes familiares con niños (18%), seguida por el turismo de relax y bienestar (17%).

En cambio, los viajes culturales son el tipo de vacaciones que más se ha resentido por la Covid, pasando de la segunda a la cuarta opción preferida. En 2019 representaban el 26% de los destinos elegidos por los encuestados, mientras que en 2021 apenas llegan al 8%.

En la alteración de estas tendencias influye el cambio de criterio a la hora de decidir el destino que ha impuesto la pandemia. No en vano uno de cada cuatro españoles ha elegido un destino "no masificado" para pasar sus vacaciones, el motivo más argüido por los encuestados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento