Felipe VI y Aragonès cruzan solo un breve saludo pero el presidente catalán ni recibe al rey ni participa en la cena

El Rey Felipe VI (2i), conversa con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (d),
El Rey Felipe VI conversando con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès
EFE/ Francisco Gómez
Breve encuentro entre Pere Aragonès y el rey en el Círculo de Economía.

El Rey y el presidente del Govern, Pere Aragonès, se han saludado este miércoles durante una reunión informal con empresarios en el marco de la reunión anual del Cercle d'Economia, en el Hotel W de Barcelona.

El jefe del Ejecutivo catalán no ha participado en la recepción del Rey cuando el monarca ha llegado al hotel, pero minutos más tarde Aragonès ha salido a la terraza donde estaba Felipe VI junto a empresarios y otras personalidades políticas y han coincidido.

Aragonès, junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el Rey, la vicepresidenta de Asuntos Económicos del Gobierno, Nadia Calviño, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, han mantenido una conversación grupal durante más de dos minutos.

Este gesto entre el Rey y Aragonès supone un acercamiento entre la Casa Real y la Generalitat, que había roto relaciones con Zarzuela tras el discurso de Felipe VI el 3 de octubre de 2017, dos días después del 1-O.

Aragonès da un vuelco a la política de relación institucional de la Generalitat con respecto a su predecesor, Quim Torra, que había decidido que el Govern no participaría en actos a los que asistiera el monarca.

El gesto de acercamiento institucional se enmarca dentro de la estrategia de Generalitat y Gobierno de rebajar tensiones y que tendrá su próximo capítulo en la reunión de Aragonès con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para la que éste quiere tener aprobados los indultos a los impulsores del 1-O encarcelados.

El Govern decidió el martes cambiar el criterio de los últimos años y acudir a cualquier acto que considerara importante aunque esté el Rey, porque considera que la agenda del Govern no debe estar "condicionada" por la del monarca. 

No en la recepción, pero sí se han saludado

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no han participado este miércoles por la tarde en la recepción del Rey a su llegada a la Reunión Anual del Cercle d'Economia, en el Hotel W de Barcelona.

Felipe VI ha llegado al hotel para presidir la cena inaugural del Cercle, pero al principio ha participado en un encuentro informal con empresarios y personalidades políticas, aunque ni Aragonès ni Colau, que habían intervenido en la Reunión del Cercle d'Economia, han salido a recibirle.

Quien sí le esperaba a su llegada era el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, y el presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus.

Después se ha saludado con el líder del PP, Pablo Casado; el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa; el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, y la presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín.

También lo han recibido el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Pere Navarro; el presidente de Aena, Maurici Lucena; la presidenta ejecutiva de Banco Santander, Ana Botín; el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete; el presidente de la Ceoe, Antonio Garamendi; el presidente del Grupo Godó, Javier Godó; el presidente de Fira de Barcelona, Pau Relat; el expresidente de CaixaBank Jordi Gual, el abogado Miquel Roca, y empresarios y representantes de la República de Corea.

Minutos más tarde, el monarca ha recibido al presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, con quien ha mantenido una breve charla a través de una traductora. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento