Sánchez llama a la generosidad y a evitar "posturas maximalistas" para superar el "conflicto" catalán: "No podemos fallar"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este lunes en un acto en la patronal Foment del Treball, en Barcelona.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este lunes en un acto en la patronal Foment del Treball, en Barcelona.
ACN

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llamó este lunes a "ser generosos y responsables" para "dejar atrás un escenario de conflicto" en Cataluña y pasar página sobre el "balance de dolor, pobreza y estancamiento" de los últimos años. En un acto organizado por la patronal Foment del Treball en Barcelona, Sánchez coincidió por primera vez con el president de la Generalitat, Pere Aragonès, a quien se refirió como "estimado Pere" y que afirmó que hay una "oportunidad" para abrir un nuevo escenario. El tono de ambos fue conciliador.

Sus palabras llegaron, además, pocos minutos después de que se conociera una carta del líder de ERC, Oriol Junqueras, remitida a La Sexta y Ara, donde apoya los indultos que el Gobierno prevé conceder a los líderes independentistas como una vía para "aliviar el conflicto" y sugiere que la senda unilateral hacia la independencia de Cataluña ya no es "viable ni deseable". El dirigente republicano defiende que la amnistía es la mejor solución, pero que "cualquier gesto en la línea de la desjudicialización del conflicto, ayuda".

En su intervención, Sánchez aseguró que "es el momento ineludible" de encontrar "una solución" y pidió dejar a un lado la "dialéctica estéril de los unos y los otros" para buscar "juntos" un "nuevo nosotros". "Cambiemos las amenazas por propuestas (...) y no busquemos justificaciones o revanchas, sino soluciones". En la línea de las últimas semanas, el presidente siguió allanando el terreno para la concesión de la medida de gracia y expresó su apuesta por "el largo plazo" por encima de "la pequeñez de los intereses partidistas o de los cálculos electorales".

"Y no habrá mayor beneficio para la ciudadanía catalana y española –prosiguió Sánchez– que dejar atrás un escenario de crisis, de conflicto, de enfrentamiento". Por eso reclamó "valentía" a "todas y todos", tanto "en Cataluña" como "en España", y advirtió de que "no van a ser las posturas maximalistas las que nos permitan recobrar la convivencia y la fortaleza perdida". "Nos jugamos el futuro (...). No podemos fallar", concluyó.

En esa misma línea, el presidente puso el foco en la urgencia que, a su juicio, marca el actual escenario político. "Hemos vivido demasiado tiempo encerrados en dilemas estériles, en posiciones estrechas, en callejones sin salida. No podemos seguir así. Ha llegado el momento de dar pasos que nos permitan avanzar con decisión, son serenidad y con un enorme sentido de la justicia", apremió.

Aunque Sánchez evitó referirse expresamente a los indultos, subrayó su apuesta por "la tranquilidad, la paz y la convivencia" para lograr el "reencuentro". "Desde luego que le Gobierno de España así lo hará", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento