Albert Rivera llama a no batallar entre quienes tienen "pequeñas distancias"

  • En una charla con el economista Daniel Lacalle, ha asegurado también que al Gobierno "se le acaban los conejos de la chistera".
Albert Rivera, expresidente de Ciudadanos, durante su conversación con el economista Daniel Lacalle.
Albert Rivera, expresidente de Ciudadanos, durante su conversación con el economista Daniel Lacalle.
YOUTUBE DANIEL LACALLE

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha llamado a dar la batalla de las ideas, que a su juicio no es entre izquierda y derecha sino entre liberalismo y populismo o intervencionismo, y ha sostenido: "El gran reto que tenemos es dejar de batallar entre los que tenemos pequeñas distancias".

El que fuese líder de Ciudadanos ha mantenido una charla con el economista Daniel Lacalle, que forma parte del Comité Ejecutivo del PP y que ha difundido este domingo el vídeo en su canal de YouTube.

"Hemos perdido demasiado tiempo entre los demócratas liberales en ponernos etiquetas (...) La batalla no está entre un socialdemócrata que defienda la democracia liberal y un liberal o un conservador; está en los que atentan contra la libertad o quieren la intervención en nuestras vidas", afirma Rivera en esta charla.

Rivera, que apunta que "ahora" está fuera de la política, ha lamentado que, con excepciones como Lacalle, "el resto" no dé respuesta o "se ponga de canto" cuando tiene delante "un populista de libro".

"Ojalá muchos liberales poco a poco nos vayamos viendo, encontrando, uniendo para hacer fuerza y para defender con claridad nuestra posición sin pedir perdón, solo pidiendo paso", sostiene además durante la conversación.

Rivera argumenta que "el intervencionismo da igual de qué ideología sea" y carga contra el "dirigismo" de que digan "lo que tienes que comer, qué pensar o dónde vivir", al tiempo que sostiene que al Gobierno "se le acaban los conejos de la chistera".

El encuentro entre Rivera y Lacalle se produce en un contexto de fugas de cargos de Ciudadanos hacia el PP y sin que los populares cierren la puerta a una incorporación del expresidente de la formación naranja a sus filas.

Además, hace unos días los líderes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado e Inés Arrimadas, respectivamente, almorzaron juntos, los dos solos, retomando así una relación que quedó tocada después del fracaso de la moción en Murcia, promovida por los socialistas y Cs, a la que se sumó el hundimiento de los naranjas en las elecciones a la Asamblea de Madrid el pasado 4 de mayo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento