Del pangolín al laboratorio de Wuhan: las teorías del origen de la covid y las nuevas líneas de investigación de la CIA

Un miembro del equipo de seguridad intenta evitar que se tomen fotografás del Instituto de Virología de Wuhan, en China.
Un miembro del equipo de seguridad intenta evitar que se tomen fotografás del Instituto de Virología de Wuhan, en China.
EFE

Más de un año después de detectarse los primeros casos de una neumonía de origen desconocido en la ciudad china de Wuhan persisten las incógnitas sobre el inicio de la pandemia del coronavirus y una teoría que aún sigue muy presente: que todo comenzó en un laboratorio. 

Precisamente, las últimas novedades van en esa dirección. Según ha publicado el diario The Wall Street Journal, un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos, elaborado en los últimos días de la Administración de Trump, señaló que tres investigadores del centro de virología de Wuhan enfermaron en otoño de 2019 con síntomas compatibles con la covid-19.

El rotativo destaca que el Instituto de Virología de Wuhan no ha compartido datos sin procesar, registros de seguridad y registros de laboratorio sobre su extenso trabajo con coronavirus en murciélagos, que muchos consideran la fuente más probable del virus.

El informe estadounidense no excluye la posibilidad de que su propagación en Wuhan fuera el resultado de una fuga accidental del Instituto de Virología, donde se estaba llevando a cabo una investigación sobre el coronavirus en murciélagos. El Gobierno chino, por su parte, ha negado repetidamente que el virus se haya escapado de uno de sus laboratorios. Pese a ello, el presidente de EE UU, Joe Biden, ha encargado a la CIA (Agencia Central de Inteligencia) que investigue en profundidad si la covid salió de un laboratorio de Wuhan, 

Lo más probable: un animal intermedio

Un equipo de epidemiólogos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se desplazó a Wuhan para buscar el posible origen de la pandemia y calificaron como "altamente improbable" que el virus hubiese podido salir de un laboratorio, aunque sin descartar esa posibilidad.  Estos expertos argumentaron que ningún genoma de los murciélagos con los que trabajaban era idéntico al SARS-CoV-2.

Los expertos indicaron entonces, tras cuatro semanas de trabajo en China, que la hipótesis más probable del origen del nuevo coronavirus era que se había transmitido al ser humano desde animales salvajes, como el murciélago o un pangolín, pero de forma directa sino a través de a una o más especies que actuaron como intermediarias.

En contra de esta teoría está el hecho de que no se han encontrado evidencias de SARS-CoV-2 en muchos de los animales domésticos y salvajes criados en granjas de China.

Transmisión directa y por comida congelada

Existen otras dos teorías intermedias que maneja la OMS para explica el origen de la pandemia. La primera sería la transmisión directa desde un animal al hombre. El documento del organismo de Naciones Unidas señala en algunos países los seres humanos llegan a consumir murciélagos o pangolines, aunque no hay evidencia de transmisión del coronavirus de esta forma, ni tampoco se detectó carne de estas especies en los mercados de Wuhan.

La otra hipótesis es que transmitió a través de la cadena alimentaria por el consumo de comida congelada, ya que China detecté SARS-CoV-2 en carne congelada procedente de otros países y se ha comprobado que ese y otros coronavirus pueden sobrevivir en temperaturas bajas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento