Un hospital lleva un año sin utilizar una máquina donada por Amancio Ortega por falta de permiso del Ayuntamiento

  • El consistorio de Valencia ya se ha puesto en contacto con Sanidad para "agilizar el trámite y que las obras comiencen cuanto antes".
El equipo de radiocirugía craneal y braquiterapia donado por Amancio Ortega.
El equipo de radiocirugía craneal y braquiterapia donado por Amancio Ortega.
GVA

El Hospital Clínico de València lleva un año parado y sin poner en funcionamiento un equipo de radiocirugía intracraneal donado por la Fundación de Amancio Ortega por la falta de licencia del Ayuntamiento de la ciudad, según ha adelantado este martes el diario Las Provincias.

La Conselleria de Sanidad anunció en diciembre de 2019 que este equipo del sistema Leksell Gamma Knife, el primero que se instalaba en un hospital público de España, se incorporaría al año siguiente tras licitarse las obras que se tenían que llevar a cabo en el Hospital Clínico para permitir su instalación.

En agosto de 2020 se publicó en la plataforma de contratación la licitación de las obras de adaptación de espacios para la implantación de este equipo en el Servicio de Radioterapia del Clínico, por un importe de 478.536,02 euros y una duración de cuatro meses. Estas obras debían consistir en la reforma y reconstrucción de espacios existentes en el sótano del edificio, dentro del servicio de Radioterapia, donde se ubicará el nuevo equipo de tratamiento.

Al respecto, el Ayuntamiento de València señala que ya se ha puesto en contacto con la Conselleria de Sanidad para "agilizar el trámite" de la licencia y "que puedan comenzar las obras cuanto antes", según han informado fuentes municipales.

Desde el grupo 'popular' municipal en el consistorio se ha atribuido el retraso de un año para reformar el espacio en el hospital para instalar esta máquina de radiocirugía con bisturi de rayos gamma a que se sigue esperando la licencia municipal por "el actual atasco con más de 8.000 expedientes pendientes de resolver desde hace años. 

Al respecto, la portavoz del PP en el consistorio, María José Catalá, ha lamentado en un comunicado que este "atasco que sufre el departamento de actividades y urbanismo ya no sólo afecta a los inversores que quieren abrir un negocio en la ciudad o construir viviendas, sino también al sistema de salud de todos los valencianos que no pueden contar con los adelantos tecnológicos por el bloqueo en la licencias por parte del Gobierno de Compromís y PSOE".

Por ello, ha urgido al gobierno municipal, formado por Compromís y PSPV, a acelerar los trámites para poder disponer de la licencia el Hospital Clínico y poner en marcha la nueva máquina que servirá "para mejorar la salud de los vecinos de la ciudad". "Una herramienta que lleva parada y almacenada más de un año a la espera de resolver la costos burocracia municipal", ha apostillado.

Sin embargo, según fuentes municipales, actualmente el número de licencias en trámite es de 3.366, un 67 por ciento menos de las que había con el PP en 2015 (10.150 expedientes en esa fecha). En cuanto a los plazos de resolución en licencias de obra nueva, se ha reducido el plazo de asignación de técnico de nueve meses en 2015 a cuatro en 2021.

Comunitat Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento