Controles de acceso en las playas de Barcelona: todo lo que debes saber

  • Para garantizar la distancia de seguridad, Barcelona ha fijado un aforo de 25.575 personas en total para todas sus playas.
  • El protocolo permite cerrar el acceso a las playas en el caso de que la ocupación sea muy alta.
Barcelona volverá a restringir el aforo en playas y limitará el uso deportivo
Barcelona volverá a restringir el aforo en playas y limitará el uso deportivo
El Ayuntamiento de Barcelona volverá este verano a restringir el aforo de sus playas.
EFE

El verano se acerca y Barcelona ya tiene activado desde este jueves el protocolo de aforo de playas para procurar que se cumpla con la distancia de seguridad y evitar contagios de Covid-19. A continuación, te contamos en qué consiste el dispositivo:

¿Quién controlará los accesos?

El Ayuntamiento de Barcelona ha contratado 24 controladores de acceso que estarán situados en la entrada de cada playa, que estará delimitada por una valla. También contarán con un equipo de ocho informadores y dos coordinadores que se repartirán en dos turnos de lunes a domingo de 10 a 19 horas.

En temporada alta, a partir del 29 de mayo, la plantilla de informadores se ampliará y pasará a ser de ocho personas a 22, y se mantendrán los 24 controladores de accesos y los dos coordinadores repartidos en dos turnos, de lunes a domingo de 10 a 20 horas.

¿Cómo puedo saber el nivel de ocupación de cada playa?

Los usuarios pueden consultar a través de la web del ayuntamiento el nivel de ocupación de cada playa, con un sistema de semáforos que funciona igual que el año pasado.

El indicador verde significa que la ocupación de la playa es baja, por debajo del 40% de su aforo. El color amarillo indica ocupación normal, entre un 40 y un 60%, e incluye la recomendación de ir a otras playas con menor afluencia. Por último, el indicador rojo quiere decir que la ocupación de la playa es muy alta, y supera el 80% del aforo. El porcentaje de ocupación se medirá con videosensores que el consistorio ya instaló el verano pasado.

¿Pueden llegar a cerrar alguna playa?

Sí. Este protocolo contempla la posibilidad de cerrar el acceso a las playas si la ocupación es muy alta y no se puede garantizar la distancia de seguridad. Si es necesario, el ayuntamiento pedirá el apoyo de la Guardia Urbana, tal y como ya ocurrió en el verano de 2020, cuando los agentes tuvieron que cerrar hasta en 38 ocasiones el acceso a distintas playas ante una afluencia masiva de bañistas.

¿Cuál es el aforo?

Teniendo en cuenta que la distancia recomendada es de un metro y medio entre grupos -que en Cataluña están limitados a un máximo de seis personas-, las playas de la ciudad pueden acoger como máximo a un total 25.575 personas, según cálculos del consistorio.

¿Podré practicar deporte en la playa?

Debido a la pandemia, solo estará permitido practicar deporte en las zonas habilitadas, sin límite horario. En cuanto al voleibol, el ayuntamiento ha establecido que las pistas solo se pueden montar en las zonas señalizadas en las playas de San Miquel, Somorrostro, Nova Icària y Bogatell.

Tampoco se pueden utilizar las áreas deportivas de calistenia ubicadas en la playa de Sant Sebastià, el espigón del Gas de la playa de la Barceloneta y en el paseo de la playa de la Nova Mar Bella.

¿Habrá servicio de baño asistido?

Sí. El consistorio está preparando los módulos y equipamientos de baño asistido para personas con discapacidad. Este servicio estará disponible en las playas de San Miquel, Nova Icària y la Zona de Baños del Fòrum, y también se pondrán en marcha cuando comience la temporada alta.

¿Qué hay de la playa de perros?

También durante este mes de mayo, el ayuntamiento montará la valla perimetral del área de perros en la playa de Llevant, que se pondrá en marcha cuando comience la temporada alta.

¿Cómo vamos de arena?

Con la voluntad de prepararse para la llegada masiva de bañistas, prevista a partir del 29 de mayo, el consistorio realizará entre el 10 y el 17 de mayo actuaciones de estabilización y perfilado en las playas. Así, se trasvasará la arena de zonas donde se acumula hacia otras con menos cantidad, para contrarrestar la regresión de la línea de la costa que sufren las playas de las ciudades y de la que el Ayuntamiento de Barcelona ya viene alertando desde hace tiempo.

De hecho, a finales del año pasado el consistorio explicó que las playas de la capital catalana pierden 40.000 metros cúbicos de arena al año, y que el Gobierno no aporta más desde 2010.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento