¿El recibo de la luz es un documento legal o administrativo?

Imagen de un recibo de la factura de la electricidad.
Imagen de un recibo de la factura de la electricidad.
AGENCIA ATLAS

El primer paso para tener claro en qué consiste el recibo de la luz es que seamos capaces de diferenciar entre un documento administrativo y un legal. Para tenerlo claro, desde la web del Gobierno de España definen los documentos administrativos como “el resultado de la actividad administrativa que llevan a cabo los órganos de la Administración en el ejercicio de las funciones y competencias que le encomiendan las normas”.

Este tipo de documentos cumplen dos funciones principales. Por un lado, aseguran que quede constancia de las actividades que realiza la Administración así como sus efectos y, además, al dejarlos por escrito garantizan el derecho de consulta. Y, por otro lado, permiten la comunicación de estos mismos actos al ciudadano.

Según clasifican desde el Gobierno, los documentos administrativos se dividen en cuatro categorías:

  1. Documentos administrativos de decisión, aquellos que contienen “una declaración de voluntad de un órgano de la Administración”.
  2. ​Documentos administrativos de transmisión, aquellos que comunican la existencia de actos o hechos.
  3. ​Documentos administrativos de constancia, aquellos que tienen como finalidad la acreditación de actos, hechos o efectos.
  4. Documentos administrativos de juicio, aquellos cuya finalidad es proporcionar a los órganos administrativos asesoramiento, datos, valoraciones y opiniones necesarios para la toma de decisiones.

En cuanto a los documentos legales, se trata de documentos públicos probatorios que hace constar de manera fehaciente cosas tales como la identidad de las personas, la personalidad jurídica del individuo ante la sociedad, su nacionalidad y filiación.

Existen diversos tipos de documentos legales, aunque entre los más comunes cabría destacar algunos como: el acta de nacimiento, la tarjeta censal que te permite acudir a las urnas para votar, el pasaporte, el título de la carrera o el carnet de conducir.

Más tipos de documentos

Por su parte, una factura es un documento mercantil que refleja toda la información de una operación de compraventa. La información fundamental que aparece en una factura refleja la entrega de un producto o la provisión de un servicio, además de indicar la cantidad a pagar, además de indicar el tipo de Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que se debe aplicar. Por lo que el recibo e la luz podría entrar en este tipo de documentos legales. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento