El exministro Trillo niega "validez" a los papeles de Bárcenas sobre la caja b

El último de los miembros de la cúpula del Partido Popular en declarar como testigo en el jucio de la caja B, Federico Trillo, ha negado la financiación irregular y ha señalado que Luis Bárcenas nunca admitió esa contabilidad paralela mientras él fue coordinador de la defensa de los imputados del partido en el caso Gürtel. "Jamás el señor Bárcenas admitió ni un solo segundo que hubiera una caja B del PP", ha dicho Trillo, quien se ha referido en una ocasión a cuando el extesorero negó la veracidad de los papeles en las horas posteriores a su publicación. Trillo también ha destacado la afirmación de que no solo él sino tampoco los jueces instructores de la caja B dieron relevancia a las anotaciones que se refieren a su persona como perceptor de sobresueldos de esa caja B. “A mi nadie en el PP me llama Federico, sino Fede o Federico Trillo”, ha dicho este jueves en alusión al nombre con el que Bárcenas anotó las entregas de dinero negro para él. De esta forma se ha defendido de esas presuntas referencias a él en la contabilidad b reflejada por Bárcenas. "No reconozco pagos o cobros que haya recibido", ha insistido. Y es que los papeles de Bárcenas, ha dicho, no le merecen ningún "crédito" porque primero aparecen unos, luego otros, "que si en pesetas, que si en euros". "Entenderá que no me merezcan ningún crédito", ha expuesto. Trillo también ha explicado que el Comité Ejecutivo del PP no se ocupaba "para nada" de las cuestiones "económicas o de pagaduría" y que el presidente y el secretario general "no tienen nada que ver con la estructura gerencial". Trillo ha vivido un rifirrafe cuando un letrado le ha preguntado si conocía otro episodio relatado por Bárcenas, que dijo que tuvo que entregar él dinero al exministro porque su antecesor en el cargo, Álvaro Lapuerta, ya fallecido, no quería, al considerar que no tenía por qué compensarle por haber perdido la condición de presidente del Congreso cuando se convirtió en ministro. "Jesús, qué largo se hace el cuento, eh", ha respondido Trillo, y a continuación ha reaccionado el abogado: "No, perdone. Perdone, no es un cuento, es una pregunta". Rápidamente, el exministro ha replicado: "No, perdone, no es una pregunta, es un cuento, porque es falso (...) Ese cuento ya va, ya va, porque con el señor Lapuerta tuve siempre una excelente relación. (...) Ahí el cuento les ha salido rana".
El último de los miembros de la cúpula del Partido Popular en declarar como testigo en el jucio de la caja B, Federico Trillo, ha negado la financiación irregular y ha señalado que Luis Bárcenas nunca admitió esa contabilidad paralela mientras él fue coordinador de la defensa de los imputados del partido en el caso Gürtel. "Jamás el señor Bárcenas admitió ni un solo segundo que hubiera una caja B del PP", ha dicho Trillo, quien se ha referido en una ocasión a cuando el extesorero negó la veracidad de los papeles en las horas posteriores a su publicación.Trillo también ha destacado la afirmación de que no solo él sino tampoco los jueces instructores de la caja B dieron relevancia a las anotaciones que se refieren a su persona como perceptor de sobresueldos de esa caja B. “A mi nadie en el PP me llama Federico, sino Fede o Federico Trillo”, ha dicho este jueves en alusión al nombre con el que Bárcenas anotó las entregas de dinero negro para él. De esta forma se ha defendido de esas presuntas referencias a él en la contabilidad b reflejada por Bárcenas. "No reconozco pagos o cobros que haya recibido", ha insistido.Y es que los papeles de Bárcenas, ha dicho, no le merecen ningún "crédito" porque primero aparecen unos, luego otros, "que si en pesetas, que si en euros". "Entenderá que no me merezcan ningún crédito", ha expuesto.Trillo también ha explicado que el Comité Ejecutivo del PP no se ocupaba "para nada" de las cuestiones "económicas o de pagaduría" y que el presidente y el secretario general "no tienen nada que ver con la estructura gerencial".Trillo ha vivido un rifirrafe cuando un letrado le ha preguntado si conocía otro episodio relatado por Bárcenas, que dijo que tuvo que entregar él dinero al exministro porque su antecesor en el cargo, Álvaro Lapuerta, ya fallecido, no quería, al considerar que no tenía por qué compensarle por haber perdido la condición de presidente del Congreso cuando se convirtió en ministro."Jesús, qué largo se hace el cuento, eh", ha respondido Trillo, y a continuación ha reaccionado el abogado: "No, perdone. Perdone, no es un cuento, es una pregunta". Rápidamente, el exministro ha replicado: "No, perdone, no es una pregunta, es un cuento, porque es falso (...) Ese cuento ya va, ya va, porque con el señor Lapuerta tuve siempre una excelente relación. (...) Ahí el cuento les ha salido rana".
El último de los miembros de la cúpula del Partido Popular en declarar como testigo en el jucio de la caja B, Federico Trillo, ha negado la financiación irregular y ha señalado que Luis Bárcenas nunca admitió esa contabilidad paralela mientras él fue coordinador de la defensa de los imputados del partido en el caso Gürtel. "Jamás el señor Bárcenas admitió ni un solo segundo que hubiera una caja B del PP", ha dicho Trillo, quien se ha referido en una ocasión a cuando el extesorero negó la veracidad de los papeles en las horas posteriores a su publicación.Trillo también ha destacado la afirmación de que no solo él sino tampoco los jueces instructores de la caja B dieron relevancia a las anotaciones que se refieren a su persona como perceptor de sobresueldos de esa caja B. “A mi nadie en el PP me llama Federico, sino Fede o Federico Trillo”, ha dicho este jueves en alusión al nombre con el que Bárcenas anotó las entregas de dinero negro para él. De esta forma se ha defendido de esas presuntas referencias a él en la contabilidad b reflejada por Bárcenas. "No reconozco pagos o cobros que haya recibido", ha insistido.Y es que los papeles de Bárcenas, ha dicho, no le merecen ningún "crédito" porque primero aparecen unos, luego otros, "que si en pesetas, que si en euros". "Entenderá que no me merezcan ningún crédito", ha expuesto.Trillo también ha explicado que el Comité Ejecutivo del PP no se ocupaba "para nada" de las cuestiones "económicas o de pagaduría" y que el presidente y el secretario general "no tienen nada que ver con la estructura gerencial".Trillo ha vivido un rifirrafe cuando un letrado le ha preguntado si conocía otro episodio relatado por Bárcenas, que dijo que tuvo que entregar él dinero al exministro porque su antecesor en el cargo, Álvaro Lapuerta, ya fallecido, no quería, al considerar que no tenía por qué compensarle por haber perdido la condición de presidente del Congreso cuando se convirtió en ministro."Jesús, qué largo se hace el cuento, eh", ha respondido Trillo, y a continuación ha reaccionado el abogado: "No, perdone. Perdone, no es un cuento, es una pregunta". Rápidamente, el exministro ha replicado: "No, perdone, no es una pregunta, es un cuento, porque es falso (...) Ese cuento ya va, ya va, porque con el señor Lapuerta tuve siempre una excelente relación. (...) Ahí el cuento les ha salido rana".

El exministro de Defensa Federico Trillo ha negado "validez" a los llamados papeles de Bárcenas sobre la caja b del PP y ha dicho no "reconocerse" en los apuntes que reflejan pagos entre 2000 y 2004 a "Federico", al tiempo que ha recalcado: "Nadie me llama Federico, sino Fede o Federico Trillo".

"Tampoco parecieron darle mucha importancia los sucesivos jueces de instrucción (...). Nunca me llamaron a declarar ni estoy citado en las diligencias en ningún momento", ha destacado el exministro en su declaración como testigo en el juicio por el supuesto pago en b de la reforma de la sede del PP, en el que el extesorero Luis Bárcenas es el principal acusado.

De esta forma se ha defendido de esas presuntas referencias a él en la contabilidad b reflejada por Bárcenas. "No reconozco pagos o cobros que haya recibido", ha insistido. Y es que los papeles de Bárcenas, ha dicho, no le merecen ningún "crédito" porque primero aparecen unos, luego otros, "que si en pesetas, que si en euros". "Entenderá que no me merezcan ningún crédito", ha expuesto.

Ha recordado que cuando vio los papeles publicados en 2013 su nombre no aparecía, y que además en ese momento Bárcenas desmintió esa contabilidad e incluso se sometió a una prueba caligráfica, para después cambiar la versión.

"Nadie me llama Federico, sino Fede o Federico Trillo"

En este punto ha desvelado que se encargaba de coordinar la defensa de imputados en casos de corrupción como Bárcenas o el que afectaba al expresidente valenciano Francisco Camps por los trajes de Gürtel, quien, ha subrayado, "resultó absuelto".

El extesorero tenía de abogado al penalista Miguel Bajo por recomendación suya, y ha asegurado que entonces "no admitió en un solo segundo que hubiese una caja b" o "retribuciones atípicas, y, menos aún, que hubiese salido dinero al extranjero. Eso es lo que yo hablé con el señor Bárcenas". Trillo también ha explicado que el Comité Ejecutivo del PP no se ocupaba "para nada" de las cuestiones "económicas o de pagaduría" y que el presidente y el secretario general "no tienen nada que ver con la estructura gerencial".

El accidente del Yak-42 en el interrogatorio

Y se ha mostrado molesto cuando un abogado de la acusación, Virgilio de la Torre, ha leído una declaración de Bárcenas en la que señalaba que varios miles de euros de esa supuesta caja b se destinaron a pagar a los abogados de los mandos juzgados por el accidente del Yak-42, que se estrelló en 2003 en Trebisonda (Turquía) y costó la vida a 62 militares. 

El exministro ha advertido que no se le volviera "a emplazar" por esos hechos después de que la Justicia se haya pronunciado en diversas resoluciones, algunas adoptadas por el ministro del Interior, Fernando Marlaska, cuando ejercía de juez, y que "no es sospechoso de nada". "No voy a entrar" a hablar sobre el Yakolev "bastante daño ha causado y me ha causado", ha zanjado.

Rifirrafe sobre Álvaro Lapuerta

Trillo ha vivido otro rifirrafe cuando este letrado le ha preguntado si conocía otro episodio relatado por Bárcenas, que dijo que tuvo que entregar él dinero al exministro porque su antecesor en el cargo, Álvaro Lapuerta, ya fallecido, no quería, al considerar que no tenía por qué compensarle por haber perdido la condición de presidente del Congreso cuando se convirtió en ministro. 

"Jesús, qué largo se hace el cuento, eh", ha respondido Trillo, y a continuación ha reaccionado el abogado: "No, perdone. Perdone, no es un cuento, es una pregunta". Rápidamente, el exministro ha replicado: "No, perdone, no es una pregunta, es un cuento, porque es falso (...) Ese cuento ya va, ya va, porque con el señor Lapuerta tuve siempre una excelente relación. (...) Ahí el cuento les ha salido rana".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento