Chrissy Teigen dice adiós a Twitter borrándose su cuenta

La modelo Chrissy Teigen, en 2020.
La modelo Chrissy Teigen, en 2020.
Jordan Strauss / GTRES

Su relación de amor-odio con Twitter ha sido ganada por la segunda parte y ya no ha podido más: Chrissy Teigen se ha borrado su cuenta de la red social, en la que era una de las personas más populares (y a la vista estaba, ya que era una de las 12 personas que sigue el presidente de Estados Unidos, Joe Biden).

Este pasado miércoles por la noche, la que es considerada una de las reinas del clapback (cuando los famosos responden con ironía a insultos y comentarios despectivos), escribió una serie de tuits a modo de despedida dando a entender que no soportaba más el agujero negro de negatividad en el que se ha convertido la red social del pajarito.

Estar continuamente en el centro de toda polémica, recibiendo día sí y día también aluviones de menciones que trataban de denostar su imagen y de haters que criticaban desde una receta básica de cocina hasta cuando intentaba abrirse sobre el aborto reciente que sufrió ha sido demasiado para la esposa de John Legend, que no ha podido más y, a pesar de ser toda una adalid de la imperturbabilidad por este tipo de respuestas, ha dicho adiós a Twitter, donde tenía más de 13 millones de seguidores.

"Oídme. "Durante más de 10 años ustedes han sido mi mundo. Con toda sinceridad: le debo mucho a este universo que hemos creado aquí. De verdad que considero a muchos de ustedes mis verdaderos amigos", comenzaba explicando la modelo.

"Pero es momento de despedirme. Esto ya no me sirve de forma positiva sino negativamente, y creo que es el momento adecuado para decir algo", continuaba, añadiendo a continuación los motivos de su adiós: "Mi objetivo en la vida es hacer feliz a la gente. El dolor que siento cuando no lo consigo es demasiado para mí. Siempre me han definido como una mujer fuerte con mis clapbacks, pero, sencillamente, no soy esa mujer".

Teigen argumenta que su "deseo de gustar y el miedo a cabrear a la gente" habían acabado convirtiéndola "en alguien que no firmé para ser" y en un "ser humano diferente" al que comenzó en Twitter. "Sed buenos. ¡Por favor, tenéis que saber que todo lo que me preocupó fueron ustedes!", agregaba.

"Os animo a que no olvidéis nunca que vuestras palabras son importantes, sin importar lo que veáis, a quién representéis o vuestra intención. Pero durante años he recibido tantos golpes de pequeñas cuentas de dos seguidores que me siento, de veras, profundamente herida", razonaba.

Admitía además haber cometido errores "delante de cientos de miles" de seguidores y haberse "hecho responsable" de ellos. "He aprendido un montón aquí", decía Teigen, así como que a pesar de haber sido algo malhablada ("he escrito 'joder', 'mierda'..."), algo contra lo que no ha podido ha sido la negatividad.

"Estoy sensible, ¿vale? Y no quiero que esto sea así. Pero os quiero mucho y aprecio nuestro tiempo juntos. Pero también os odio", ha terminado la modelo, cuya salida ha provocado una oleada de tuits, tanto de repulsa por hacer "que una mujer racializada que ha perdido un hijo y simplemente quería compartir sus tonterías y recetas", con algunos pidiendo que otras estrellas de Hollywood se solidarizasen con ella y borrasen sus cuentas, como felicitándose por haber conseguido que Teigen abandone la red social.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento