La odisea de Chrissy Teigen y lo mal que le ha salido su 'piercing' en la nariz

Chrissy Teigen, en febrero de 2020.
Chrissy Teigen, en febrero de 2020.
OConnor-Arroyo / AFF-USA.com / GTRES

Desde los propios usuarios a algunos medios en sus titulares: lo de Chrissy Teigen y su piercing en la nariz puede ser catalogado como un epic fail ["Fallo épico"] de esos que quitan las ganas a una enorme cantidad de sus seguidores de seguir su ejemplo.

Y no porque los pendientes en los cartílagos alares sean algo negativo per se, sino porque le ha dado tantos quebraderos de cabeza a la supermodelo en apenas 24 horas que a buen seguro está maldiciendo la hora en la que se le ocurrió comenzar con lo que ha sido un desastre manifiesto.

A sus 35 años, la esposa de John Legend pensó que debía aprovechar sus vacaciones navideñas, las cuales están pasando en familia en la isla caribeña de San Bartolomé, para perforarse la nariz. Pero la mala suerte quiso no solo que se le cayese en el mismo día sino que el agujero se le cerrase inmediatamente.

Ella misma lo explicó en su Twitter, donde tiene más de 13 millones y medio de followers. "Bueno, pues me hice esto hoy y se me cayó al instante y además se me curó un segundo después de que se cayera porque me lo hicieron mal. Me parto de risa", comenzó la explicación.

La también empresaria continuó su explicación tomándose a broma lo ocurrido, pero con una pizca de resquemor. "¿Cómo puedes hacerlo mal? Es solo un agujero que atraviesa la nariz. Es como la broma de Jerry Seinfeld sobre el bobsleigh [una modalidad de descenso en trineo]. Es imposible hacerlo mal", añadió Teigen, aunque luego corrigió que el deporte al que se refería en el chiste del cómico era el luge, una modalidad distinta.

Sin embargo, esto es Twitter, y aunque no lo quisiera así en un primer momento, su intento de piercing se convirtió rápidamente en objeto de burlas y también alguna crítica (sobre todo referida al viaje, algo que ella solventó asegurando que se ha hecho el test antes de entrar al país del Caribe).

Por ello, y aunque ya ha dicho que volverá a hacérselo tan pronto vuelva a casa, quiso responder a todos su haters con un mensaje bien sencillo: "Se me ha caído y ya está curado, así que no tenéis que seguir siendo gilipollas, gracias, lo haré mejor la próxima vez por ustedes. ¡Lo prometo! Vosotros, dulces angelitos, nunca dejáis de sorprenderme".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento