Disturbios en Bristol con doce policías heridos tras una batalla campal durante la protesta contra la nueva ley policial

  • La protesta transcurrió pacíficamente hasta que arrancaron los disturbios.
  • ​Prendieron fuego a vehículos policiales y hubo enfrentamientos.
Manifestantes prenden fuego a una furgoneta policial destrozada frente a la estación de policía de Bridewell.
Manifestantes prenden fuego a una furgoneta policial destrozada frente a la estación de policía de Bridewell.
EP
Manifestantes prenden fuego a una furgoneta policial destrozada frente a la estación de policía de Bridewell.
Europa Press

Al menos 12 policías han sido hospitalizados tras ser atacados durante una protesta en la ciudad inglesa de Bristol por una minoría de manifestantes que también dañó vehículos y una comisaría, ha informado este domingo la Policía de Avon y Somerset, que ha arrestado hasta el momento a cinco personas.

El superintendente jefe, Will White, dijo que "lo que empezó como una protesta pacífica fue transformado por una pequeña minoría en un disturbio violento", condenado por políticos de todos los partidos, entre ellos el alcalde laborista de Bristol, Marvin Rees.

La protesta fue organizada para condenar el proyecto de ley de Policía, Crimen, Sentencias y Tribunales que actualmente tramita el Parlamento británico, el cual, entre otras cosas, pretende dar más poderes a la policía para gestionar las manifestaciones.

Tras marchar pacíficamente por el centro de la ciudad del suroeste de Inglaterra, una minoría tiró petardos, rompió ventanas de edificios y coches, pintó grafitis y atacó a varios agentes, dos de los cuales ha sufrido fracturas de huesos.

El alcalde declaró que el daño causado "es inaceptable" y "no tiene nada que ver con el verdadero trabajo que hacemos para confrontar la desigualdad económica, política y social".

Añadió que entiende "la frustración" de la gente por la legislación que, apuntó, "está mal concebida y podría imponer controles desproporcionados en la libertad de expresión y el derecho a la protesta pacífica".

Pero recalcó que la violencia "no servirá" para evitar que la ley sea aprobada, pues el Gobierno conservador tiene mayoría en la Cámara de los Comunes.

Por su parte, la ministra del Interior, Priti Patel, advirtió de que la alteración del orden y la violencia por parte de una minoría "no serán tolerados".

Anteriormente, el sábado, al menos 36 personas fueron detenidas durante una protesta contra el confinamiento en Londres, en la que varios agentes resultaron también heridos.

El subcomisario adjunto de la Met, Laurence Taylor, precisó que la mayoría de los arrestos fueron por violar las normativas contra la covid, en una manifestación en la que muchos asistentes no llevaban mascarilla.

Protestas tras la muerte de Sarah Everad

La manifestación se produjo después de que el fin de semana pasado la Policía reprimiera con dureza un acto protagonizado sobre todo por mujeres en homenaje a Sarah Everad, la joven de 33 años raptada y asesinada por un agente cuando volvía a casa sola en Londres el 3 de marzo.

A raíz de esa criticada actuación policial, más de sesenta parlamentarios enviaron este domingo una carta a Patel donde piden que "exima expresamente la celebración de protestas de las restricciones" introducidas por la pandemia, a fin de preservar ese derecho siempre con respeto a la normativa contra el virus.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento