La Ordenanza de Convivencia prevé multas de hasta 750 € por grafitis y limpieza inmediata por el infractor

El borrador de la nueva Ordenanza de Convivencia que ha desarrollado el área de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de València reserva un capítulo específico a la protección del patrimonio urbano, tanto público como privado, frente a las pintadas y otras expresiones gráficas. El documento tipifica como infracción leve cualquier grafiti que provoque una degradación visual del espacio público, establece sanciones que pueden alcanzar los 750 euros y recoge que los agentes de la Policía Local podrán requerir a los infractores a restaurar y limpiar de manera inmediata los bienes dañados.

Página 1 de 10