Rusia empieza a probar la vacuna Sputnik V en enfermos de cáncer

Dosis de la vacuna rusa Sputnik V.
Dosis de la vacuna rusa Sputnik V.
EFE / EPA / GEORGI LICOVSKI

Rusia ha comenzado ya las pruebas clínicas de la vacuna contra la Covid-19, Sputnik V, en enfermos de cáncer, ha anunciado Alexandr Gintsburg, director del Centro Gamaleya.

"De manera separada, ya han comenzado las investigaciones en enfermos oncológicos", ha dicho Gintsburg a la televisión pública rusa.

El científico ha subrayado que "en estos momentos no existe ninguna enfermedad oncológica que pudiera estar contraindicada contra esa vacuna".

"La única excepción son aquellos casos cuando el enfermo se encuentra bajo quimioterapia y toma fármacos que impiden la multiplicación de las células", ha matizado.

En dichos casos, ha precisado, "la vacuna no le hace nada malo, pero al mismo tiempo no se alcanza el efecto (deseado) de la vacunación".

Gintsburg también ha desaconsejado el empleo de Sputnik V en el caso de las personas que sufran complicaciones alérgicas graves.

El Centro Gamaleya colabora en el estudio de los efectos de la vacuna en los enfermos de cáncer con el principal oncólogo del Ministerio de Sanidad, Andréi Kaprin.

El científico ha destacado que Sputnik V ha demostrado "la misma efectividad" en todos los segmentos de edad, incluido los mayores de 60 años.

"Entre los 4-6 preparados (contra el coronavirus) que hay en el mundo (...), por lo que vemos, Sputnik V ocupa, por sus cualidades, el primer lugar", ha resaltado.

Además, ha considerado que aquellas personas que ya contrajeron el virus, pero tienen pocos anticuerpos, deberían vacunarse igual que los que nunca han resultado infectados.

"La duración de los efectos (inmunológicos) de esta vacuna serán muy prolongados. Esperamos que sean dos años o más", ha agregado.

Sputnik V, a la que Rusia ya sumado otras dos vacunas -EpiVacCorona y CoviVac-, ya ha sido registrada en 50 países con una población de más de 1.300 millones de personas.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) inició la pasada semana el proceso de evaluación de Sputnik V, un paso que debería conducir a una licencia para su uso en territorio de la Unión Europea (UE).

El Fondo de Inversiones Directas Ruso ha firmado contratos con una decena de farmacéuticas de Brasil, China, Irán, Serbia o Corea del Sur para la producción en el exterior de unas 1.400 millones de dosis y, según la prensa, hay conversaciones en marcha con el mismo fin con países europeos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento