Los expertos cierran filas a favor de la vacuna de AstraZeneca: "Para nada se ha demostrado que provoque trombos"

Una profesional sanitaria sostiene un vial de la vacuna AstraZeneca contra la COVID-19 .
Una profesional sanitaria sostiene un vial de la vacuna AstraZeneca contra la COVID-19 .
Jorge Armestar - Europa Press

El terremoto comenzó en Austria, cuando las autoridades sanitarias del país paralizaron la aplicación de un lote de dosis con la fórmula de AstraZeneca tras registrarse dos casos de embolias -uno de ellos mortal- en personas que habían recibido la vacuna. 

Después se propagó a Dinamarca y a Noruega, hasta que, en las últimas horas, Alemania, Francia y finalmente España se han decidido también por frenar la aplicación de la vacuna de AstraZeneca, al menos de momento. Todo ello, pese a que la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) ha vuelto a insistir este lunes en que los beneficios de la vacuna compensan el posible riesgo.

Pese a todo el revuelo causado en torno a una vacuna que no tiene especialmente buena prensa pese a haber demostrado sobradamente su eficacia y seguridad, el consenso científico es casi unánime: los beneficios siguen superando con creces a los riesgos. Tanto la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), como la Aemps en España y dos sociedades científicas consultadas por este periódico coinciden en que no se ha demostrado que la vacuna sea la causa de estos episodios y señalan que no tiene por qué existir siquiera una asociación entre ambos sucesos.

Menos trombos que en la población general

Aunque la EMA está evaluando en profundidad lo ocurrido, su Comité de Farmacovigilancia de Valoración de Riesgo (PRAC por su siglas en inglés) ha emitido una valoración rápida en la que destacan que la vacuna puede seguir siendo administrada mientras se investigan las tromboembolias. De hecho, el PRAC tampoco ha hallado ningún indicio de que el lote retirado tenga algo que ver con los episodios detectados en Austria. 

La EMA destaca que de las casi 5 millones de personas que se han vacunado con la fórmula de AstraZeneca se han detectado unos 30 casos de tromboembolias, una cifra que "no es mayor" que la que aparece en la población en general. Para tener una idea de lo que representan estos 30 casos por cada 5 millones de personas en comparación con lo que es habitual se puede recurrir al caso de España.

En España se producen cada año entre 700 y 1.130 ingresos hospitalarios a causa de tromboembolias por cada millón de habitantes, lo que en un lapso de dos meses -aproximadamente el tiempo que se lleva pinchando la vacuna de AstraZeneca- dejaría una incidencia de 116 casos por millón en el escenario más conservador. Bien, pues la tasa de esta patología entre los vacunados de AstraZeneca es hasta ahora de 6 casos por millón.

La prueba de que "el sistema funciona"

“Todos los organismos están vigilantes ante posibles fallos de seguridad. Y a la menor sospecha paran y reevalúan rápidamente. Para nada se ha demostrado una causa efecto entre la vacuna y los trombos", cuenta Marcos López, presidente de la Sociedad Española de Inmunología. El doctor López llama a la prudencia y recuerda que "no hay asociación clara y no tiene por qué haberla". "A día de hoy la vacuna de AstraZeneca ha mostrado datos de seguridad de sobra", añade.

"Una cosa es encontrar asociación temporal y otra cosa es que eso sea la causa", explica, por su parte, David Vivas Balcones, coordinador del Grupo de Trabajo de Trombosis Cardiovascular en la Sociedad Española de Cardiología.

"No hay muchos casos en la historia de la medicina donde hay algún tratamiento que nada mas salir se prescriba a tantos millones de personas. Es relativamente normal que aparezcan eventos asociados en el tiempo a este tipo de tratamientos y que se tengan que estudiar", añade el doctor Vivas, que considera que el hecho de que hayan saltado las alarmas es una muestra de que el propio sistema funciona. 

El cardiólogo pide prudencia y manda un mensaje de tranquilidad: "No hay ninguna asociación causal con la que podamos decir: usted no se vacune. Al contrario, recomendamos seguir vacunándose porque el riesgo de no vacunarse es mucho mayor que el riesgo de vacunarse", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento