Seguros para abaratar la hipoteca: ¿realmente merecen la pena?

No es recomendable ni poner unos plazos demasiado largos, ya que los intereses harán que pagues mucho más, ni demasiado cortos, que quizás ahoguen tu capacidad económica.
Muchas entidades obligan a contratar una póliza para otorgar el préstamo.
Pixabay/Skitterphoto

A la hora de contratar un préstamo hipotecario para la adquisición de una vivienda, una de las obligatoriedades en muchos casos es la contratación de un seguro de hogar, de vida o de protección de pagos, entre otros. Se trata de una de las condiciones de algunas entidades bancarias para poder ofrecer una hipoteca con mejores intereses. 

Estos seguros también suponen un coste y es habitual preguntarse si realmente merecen la pena. Según los expertos del comparador financiero HelpMyCash, en determinados casos sí pueden resultar de interés, pero primero hay que "analizar las condiciones de las pólizas ofrecidas por la entidad, calcular si contratarlas abarataría la hipoteca y comparar esa oferta con la de otras financieras".

¿Cuáles son las condiciones propuestas por el banco?

El primer paso es valorar estos seguros y leer de forma detallada todas las condiciones propuestas por la entidad. ¿Qué conviene saber? Por un lado, cuánto se abarataría el interés de la hipoteca si se contratan. "Esto es especialmente relevante, pues si se suscriben y posteriormente se cancelan, el tipo aplicado subirá en los puntos que se establezcan en la escritura hipotecaria", advierten en HelpMyCash.

Por otra parte, hay que valorar las coberturas de estas pólizas para ver si realmente interesan. Además, es importante comprobar cuál es su precio y cómo se pagarían, esto es, mediante una cuota anual, un pago único o mensual. "Si son de prima anual, hay que tener presente que la aseguradora podría aumentar el precio de la póliza cada año, aunque el cliente tendría derecho a no renovarlo", detallan.

¿Cuánto cuesta? ¿Rebajará el precio final del préstamo?

Tras la suscripción del seguro, ¿es más económico el préstamo hipotecario? Este es otro de los aspectos a tener en cuenta y, para ello, habrá que calcular por separado cuánto costaría si se contratan o no los seguros. "Conviene saber que si no se contrata el seguro de hogar propuesto por el banco, el cliente está obligado a suscribir un seguro de daños con cobertura antiincendios con la aseguradora que quiera", subrayan. 

Para comprobar esta cuestión, el comparador financiero ofrece el siguiente ejemplo: una entidad ofrece una hipoteca con un interés del 1,5%, bonificado en 0,25 puntos por contratar un seguro de hogar que cuesta 200 euros anuales. Si se solicita un préstamo de 150.000 euros a devolver en un plazo de 25 años  habría que pagar casi 185.000 euros, sumando el capital prestado, los intereses y el seguro.

Si no se firma esta póliza, el interés sería del 1,75%. Suponiendo que se contrata el seguro de daños con otra aseguradora a un precio de 150 euros anuales, el precio final casi alcanzaría los 190.000 euros. En este caso, es conveniente contratar el seguro ofrecido por la entidad bancaria.

¿Has comparado con el resto de entidades?

El último paso es comparar esta oferta con los préstamos hipotecarios de otras entidades bancarias, tanto si tienen seguros asociados como si no los incluyen. Desde el comparador financiero aconsejan "tener en cuenta las hipotecas de bancos con los que no es necesario contratar seguros para conseguir un interés competitivo". 

En este sentido, sus tipos de interés pueden ser más elevados que los de otros bancos que obligan a contratar una póliza, pero la hipoteca puede acabar siendo más económica a largo plazo. Después de hacer la comparativa, se podrá valorar que oferta es la más conveniente de acuerdo a las circunstancias y se "podrá negociar con distintas entidades para tratar de obtener un mejor precio", concluyen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento