Descubren en Murcia una civilización de la Edad de Bronce que contaba con varias mujeres entre sus gobernantes

La Almoloya, Murcia, hogar de El Argar, una de las primeras sociedades en utilizar bronce.
La Almoloya, Murcia, hogar de El Argar, una de las primeras sociedades en utilizar bronce.
Cambridge University Press

Un lugar de enterramiento encontrado en España, descrito por los arqueólogos como una de las tumbas de la edad de bronce más lujosas descubiertas hasta la fecha en Europa, ha provocado especulaciones sobre el hecho de que las mujeres pueden haber estado entre los gobernantes de una sociedad altamente estratificada que floreció en la península Ibérica hasta 1550 a. C.

Desde 2013, un equipo de más de una docena de investigadores ha estado investigando el sitio de La Almoloya en la región de Murcia. Hogar de El Argar, una sociedad que estuvo entre las primeras en utilizar bronce, construir complejos centros urbanos y convertirse en una organización estatal, el sitio es parte de un vasto territorio que en su apogeo se extendía a lo largo de 35.000 kilómetros cuadrados.

La investigación publicada el jueves en la revista Antiquity ha documentado uno de los hallazgos más tentadores del sitio: un hombre y una mujer enterrados en una gran jarra de cerámica, quienes murieron juntos a mediados del siglo XVII a. C.

Enterrados con ellos había 29 objetos valiosos, casi todos pertenecientes a la mujer, que se cree que tiene entre 25 y 30 años. “Es como si todo lo que tocó tuviera plata”, señl Cristina Rihuete de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Entre los artículos exquisitamente elaborados se encontraban pulseras, anillos y un tipo raro de corona, más parecida a una diadema. En total, se encontraron 230 gramos de plata en el lugar del entierro, una cantidad que en ese momento habría valido el equivalente a 938 salarios diarios.

El papel destacado que pueden haber desempeñado las mujeres en la sociedad se refleja en otros hallazgos en El Argar. Se encontraron diademas similares en otros cuatro sitios de entierro de mujeres, mientras que sus tumbas se utilizaron más tarde para los entierros de guerreros de élite, lo que sugiere que estos sitios se consideraban lugares de alto estatus.

Lo que hizo que este hallazgo más reciente fuera único, fue su ubicación debajo de lo que podría ser el primer palacio de la Edad de Bronce desenterrado en la región. Como el edificio se habría utilizado con fines políticos, es posible que el poder de la mujer provenga de la política.

Los hombres eran probablemente los guerreros de la sociedad, como sugieren las espadas encontradas en varios cementerios masculinos, dijo Roberto Risch de la Universidad Autónoma de Barcelona. “Claramente controlan los medios de violencia y probablemente estén detrás de la expansión de El Argar”, según apunta The Guardian

La sociedad, que prosperó desde el 2200 a. C. en adelante, estaba muy organizada con una élite adinerada que probablemente se sustentaba en algún tipo de sistema tributario. “En Europa occidental no había nada parecido”, dijo Risch, señalando al resto de España donde la gente en ese momento vivía en comunidades autosuficientes de 50 a 100 personas.

En el siglo XVI a. C., todos los asentamientos de El Argar estaban abandonados, y se cree que fueron asolados por levantamientos internos. “Poco después de la muerte de la mujer, todo el asentamiento se incendia”, dijo Risch. “Y no hasta la llegada de griegos y fenicios a la península ibérica vimos algo similar, ni en arquitectura ni en dimensión política”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento